Volver y tocar el cielo

Juan Martín del Potro regresó al tenis con triunfo y buenas sensaciones sobre Denis Kudla (6-1, 6-4) tras once meses sin disputar un solo partido oficial. 

Volvió, la reventó, disfrutó y encima ganó. Juan Martín del Potro tuvo el retorno soñado a la máxima competición: venció 6-1, 6-4 a Denis Kudla (65º) por la vía rápida y en apenas 60 minutos de juego en la primera ronda del ATP 250 de Delray Beach. El argentino se reencontró con el triunfo después de 327 días alejado de las pistas debido a tres operaciones en la muñeca izquierda y lo hizo dejando su firma de identidad, con un buen juego y con la sensación de volver a sentirse tenista.

El tandilense comenzó como un tiro el partido. Fue, de entrada, el que marcó el ritmo del encuentro. Fiel a su estilo, estuvo letal con su derecha, golpe que decantó la balanza para su lado. Entero físicamente, se movía y buscaba en la mayoría de casos su mejor tiro. Se invertía, cubría bien los espacios con el objetivo de tocar la menor cantidad de reveses posible con el fin de encontrar el drive que le ayudara a empezar mandando y marcando las diferencias. Y lo logró. Cada pelota que tocaba de derecha, la quemaba. Del Potro soltaba un látigo marca de la casa que demostraba que no había perdido una pizca de timing con su drive.


También se encontró completamente cómodo con su saque, otra de sus grandes armas. El servicio le ayudó a ganar puntos gratis y a tener el control de sus juegos de saque de forma más tranquila. Ganó el 92% de puntos que disputó con el primer servicio dentro y entre este golpe y la derecha estuvo la clave del partido. Con estos dos grandes tiros, al argentino le bastó para sacarse de encima a un tenista ubicado entre los 65º mejores del mundo.

¿Y el revés?

Era la gran incógnita de la noche. Juan Martín pegó el revés a dos manos con tranquilidad. No forzó la maquinaria, ni pegó con potencia. Se limitó a meter la pelota sin demasiado riesgo, sin ese plus que todavía no tiene o que no quiso exhibir. Mimó su muñeca izquierda, le pegó con cariño a la pelota y fue muy cauto en todo momento. De hecho, en reiteradas ocasiones recurrió al golpe cortado para no cargar la zona.

Con un saque directo llegó la emoción de haber ganado casi un año después, y entre tres operaciones, un partido oficial de tenis. El próximo jueves y en horario nocturno, Del Potro tendrá su encuentro de segunda ronda ante el zurdo australiano John Patrick Smith, 135° de la clasificación mundial, que viene de eliminar a croata Ivo Karlovic.

Resumen del encuentro

Comentarios recientes