Rafael Nadal: “Ahora fallo más que antes, intentaré mejorar”

El español sumó una nueva victoria en Buenos Aires pese a las altas temperaturas y al exceso de errores no forzados. “Las condiciones son extremas”.

Paolo Lorenzi le hizo sudar a Rafael Nadal durante casi dos horas en el encuentro de cuartos de final del torneo de Buenos Aires. Bueno, Paolo Lorenzi y un sol de justicia que volvió a darle muchos problemas al balear como él mismo respondió en rueda de prensa tras su victoria. "Las condiciones son extremas y para los jugadores es duro. El cambio de temperatura me está afectando la barriga", comentó el número cinco del mundo después de sellar su billete a semifinales.

"Sería bueno que ante tanto calor, el jugador pueda pedir suspender el partido. La situación es difícil. Una regla para postergar el partido por calor sería buena solución”, aclaraba Nadal tras sufrir los casi 40º de temperatura en la cancha Guillermo Vilas a plena tarde. Exigiendo una normativa similar a lo que ocurre en el Open de Australia cuando el termómetro se dispara.

Echando la vista atrás, Rafa no encontró similitudes con su última participación en Buenos Aires. “No es fácil comparar el final de año pasado con éste. Son superficies diferentes. El año pasado jugué a un gran nivel y mantengo las sensaciones de bola positivas pero las condiciones de este año hacen que el juego sea más irregular”, asintió el manacorense.

"Es un placer y un honor jugar ante el público argentino. Son broches de una carrera que requiere mucho esfuerzo, escuchar ciertas palabras o sentir estos pequeños reconocimientos siempre es bonito. Es cierto que ahora fallo ahora más que antes, la vida es así, intentaré mejorar. Es deporte. Trataré de fallar menos que mañana. Las condiciones aquí son un poco extremas, debo ser más constante en mis buenos momentos y sentirme mejor físicamente, sobre todo acá”, respondía el ganador de 14 grandes ante una sala de prensa abarrotada de periodistas.

Tras dejar atrás a Mónaco y Lorenzi, el español ya piensa en su próximo objetivo, una prueba de fuego para examinar su estado de forma sobre la arcilla argentina. "Thiem tiene los tiros para jugar en pista de tierra. Es un jugador con recursos y joven. Veremos qué pasa. Para ganar mañana debo estar en un altísimo nivel”, subrayó el vigente campeón del torneo.

"Me siento preparado para realizar una buena temporada, pero necesito lograr mejorías físicas. No sé si volveré a ser número uno, pero no es algo que me lo viva planteando. Ahora estoy quinto y está bien", sentenció Rafa.

Comentarios recientes