John Isner lo deja: se retirará en el próximo US Open

El norteamericano anunció su retirada a través de las redes sociales en un precioso comunicado. Su último torneo será en Nueva York, rodeado de toda su familia.

Carlos Navarro | 24 Aug 2023 | 03.49
facebook twitter whatsapp Comentarios
John Isner. Fuente: Getty
John Isner. Fuente: Getty

La nostalgia nos invade cada vez que uno de los jugadores con los que hemos crecido decide colgar la raqueta. Si el caso a tratar destaca por su consistencia, regularidad y longevidad dentro del circuito, nos apena aún más. Se nos marcha, a los 38 años, un sacador histórico con algunos registros imposibles: John Isner.

Sí, leen bien. John Isner ha decidido poner punto y final a su trayectoria como jugador profesional. El norteamericano se retirará en el próximo US Open 2023, el que será su último torneo como tenista en activo y marcará una nueva etapa de su vida. Poseedor de 16 títulos ATP y 488 victorias a nivel oficial, John se encontraba inmerso en una grave crisis de resultados en un 2023 cuyo único oasis fue el torneo de Dallas, donde alcanzó la final. Desde entonces, caída libre y sin frenos para alguien que había perdido la fiabilidad en su principal activo: el saque. Así pues, Flushing Meadows marcará el adiós de 'Big John'... si bien la decisión no fue nada fácil.

"Siempre hay un momento en la carrera de cada tenista en la que toca colgar la raqueta. Para mí, el momento es ahora. No he tomado esta decisión a la ligera, pero siento que esta es la forma correcta de proceder. Cuando abandoné la Universidad de Georgia en 2007 no me podía ni tan siquiera imaginar que acabaría jugando durante 17 años en el circuito ATP. Está claro que hay incontables partidos a los que me gustaría volver, pero estoy muy orgulloso por todo lo que he conseguido. Este viaje ha sido mucho más que algo increíble. Me considero una persona con suerte por haber desarrollado una enorme cantidad de amistades que me han traído aquí hoy", comentaba Isner en un sentido comunicado.

Tras agradecer con especial cariño y énfasis a sus padres (quienes le llevaban en caravana por todo el sur de los Estados Unidos para competir) y su mujer, Madison (con quien ha tenido cuatro hijos), el de Carolina del Norte abrió su corazón y explicó el por qué ahora es el momento para dejar la raqueta y, por supuesto, por qué en el US Open. "No voy a escribiros y fingir con que esta transición será fácil. Sé que no lo será. Durante gran parte de los últimos 20 años, todo lo que sabía era el tenis. Levantarme cada mañana con el objetivo de ser un mejor jugador es algo que siempre me ha enorgullecido, y ahora me tocará canalizar mi energía hacia otras cosas. Es un desafío que me emociona. El US Open será mi último torneo, y no puedo imaginar una mejor forma de decir adiós que compitiendo en Nueva York. He participado en el US Open en todos los 17 años de mi carrera deportiva, y tengo muchas ganas de jugar mi último partido frente a los aficionados estadounidenses en Flushing Meadows".

EL TIPO CON MÁS ACES DE LA HISTORIA DEL TENIS

Desde que existen registros estadísticos capaces de medir esta categoría, nadie ha conseguido más saques directos en la historia de este deporte que John Isner. Nada más y nada menos que 14,411 aces, una cifra que podría verse aumentada en el próximo US Open. Campeón de un Masters 1000 (Miami 2018), miembro del top-20 ATP durante 10 finales de temporada consecutivos (2010-2019), semifinalista de Wimbledon en el que, a su vez, fue la mayor espina clavada de su carrera (se le escapó un partido agónico ante Kevin Anderson en su mayor oportunidad para alcanzar la final de un Grand Slam) y, por si fuese poco, un jugador muy competente en la categoría de dobles (conquistó hasta cinco Masters 1000).

Isner siempre fue más que un gran saque. Basó su juego en un arma que, a su vez, fue su cruz: resultaba verdaderamente difícil para él avanzar en las primeras semanas de Grand Slam sin desgastarse de más (su complexión le hizo, quizás, tener demasiadas dificultades al resto), lo que le hacía llegar lejos de su mejor versión a los octavos o cuartos de final. Eso sí, ver a John al otro lado de la red era sinónimo de mentalizarse para una auténtica guerra, un bombardeo a discreción sin mayores armas de defensa que un buen resto. Quizás por eso Djokovic le acabó dominando en sus años de mayor madurez, Murray solo perdió ante él en una ocasión y Nadal solo cedió en un partido cuya oficialidad está discutida (pertenece a la Laver Cup). Más allá de eso, el tipo que se echó la bandera de Estados Unidos a la espalda en una de sus etapas más complicadas pone el punto y final a una ilustre carrera. John se merece un último baile en condiciones, una ovación en masa de una afición a la que nunca decepcionó. Hasta el US Open, John.