Victoria Jiménez, la ilusión de Andorra: “No quiero ponerme ninguna presión”

La joven tenista se convertía en la primera jugadora de Andorra en alcanzar unos cuartos de final WTA en Seúl tras ganar en dos mangas a Rebecca Marino.

Victoria Jimenez. Foto: Getty
Victoria Jimenez. Foto: Getty

Victoria Jiménez sigue creciendo de manera consistente en el circuito. La andorrana lograba con 17 años su primera victoria nivel WTA en el torneo de Seúl frente a Chloe Paquet. Haciendo historia para Andorra, Victoria es la primera de su país en aparecer en un cuadro principal en el Mutua Madrid Open 2021 por una ‘wild card’. Ganó el Open de Australia Junior con 14 años, ahora es virtualmente la número 153 del mundo, primera andorrana en alcanzar unos cuartos de final en un torneo WTA, prueba sólida de una evolución sin frenos en el circuito. Victoria Jimenez hablaba con la página oficial de la WTA sobre todo este proceso que está viviendo.

Consciente de lo logrado

“Es increíble lo que conseguí en el Open de Australia. Sólo tenía 14 años, era una niña y era mi primer Grand Slam. Es increíble lo poderosa que era mi mente y lo fuerte que era para luchar y esforzarme al máximo para ganar el título. Sinceramente, me inspiré en mí misma. No importa si eres joven o tu clasificación, siempre tienes una oportunidad si luchar por cada punto. Mis objetivos son esos. Tengo toda una carrera por delante y quiero disfrutar del proceso. El destino me llevará por el camino”.

Sobre las hermanas Fruhvirtova y la presión

“Linda y Brenda son luchadoras y siempre han tenido el respeto de las demás jugadoras por eso. Son muy buenas y realmente se merecen estar donde están, pero yo sólo quiero pensar en mí. Linda ha conseguido un gran logro, pero yo sigo mi camino y no quiero ponerme ninguna presión. Sé que yo también puedo hacerlo, pero no quiero pensar en ello.

A veces deseaba tanto entrar en el Top 100 y ser una jugadora top, que al llegar a un torneo siento demasiada presión, entonces no sale como yo quiero. He aprendido que cada uno tiene diferentes caminos en la vida y que no tengo que compararme con los demás.

Ser perfecta y jugadora de tenis es imposible. Es un deporte duro, donde utilizas tu cuerpo entero y es difícil tener los golpes perfectos todos los días. Cada día es diferente. Lo único en lo que los tenistas debemos centrarnos es en aquello que podemos controlar”, explicaba Victoria.

Comentarios recientes