Kyrgios continúa de dulce

Aunque acusó algunos problemas físicos, Nick terminó bordando el tenis y superando a Davidovich para meterse en la segunda ronda del M1000 de Cincinnati.

Kyrgios continúa de dulce. Foto: Getty
Kyrgios continúa de dulce. Foto: Getty

Nick Kyrgios superó la barrera de Alejandro Davidovich en la primera ronda del ATP Masters 1000 de Cincinnati al ganar al español por 7-5 6-4 en un partido donde comenzó con alguna molestia física en su pie izquierdo, pero que terminó bordando el tenis y ejecutando a la perfección un tenis de ataque para volver a demostrar que está en un grandísimo momento de forma y que, si el físico le aguanta, va a ser un rival a temer tanto en Cincinnati como en el US Open.

Empezó el partido con ambos jugadores dominando sus servicios, hasta que el quinto juego, el australiano empezó a resentirse de algunos problemas físicos. Se quejó de molestias en su pie izquierdo, lo que le llevó a hacer algún que otro golpe poco habitual, complicándole sus juegos al saque, pero esto es lo que tiene Kyrgios, que pese a no estar al 100% es capaz de seguir aguantando en un set, solo sostenido por su servicio y por la facilidad de encontrar winners desde cualquier lado de la pista.

Así, parecía que nos encaminábamos de forma irremediable al tiebreak, hasta que Nick se puso las pilas en el undécimo juego y se marcó tres restos a la línea que le dieron un break en el momento justo. Así es Kyrgios, te hace parecer que no puede jugar, y termina la manga jugando un tenis muy ofensivo y casi sin errores, porque el australiano apenas cometió 9 errores no forzados por los 7 de un Davidovich que se mostró muy contrariado por perder la manga en un juego donde quizá pudo haber hecho algo más con su servicio.

Acusó el golpe el malagueño, que empezó la segunda manga con otra rotura nada más empezar. A estas alturas de partido, Nick empezó a jugar el mejor tenis del partido y a conectar golpes imposibles, solo al alcance de unos pocos elegidos. De esta forma, empezó a poner distancia en el marcador frente a un Davidovich que volvió a tener bola de break en contra, salvada a duras penas, para evitar un 0-3 en contra con doble break que le habría dejado en muy mala posición en el partido.

Salvar esa pelota de break le iba a permitir regresar al set, gracias a una pequeña liada mental de Kyrgios con su box, recriminándoles que no le estaban apoyando en un momento difícil con su servicio y eso hizo que el español aprovechara la situación e igualar a dos el set. Aquello reactivó a Nick, que se marcó un juego al resto absolutamente brutal, devolviéndolo todo y conectando winners desde sitios imposibles, logrando un break que ya sería definitivo.

Aunque Alex lo intentó, fue una distancia demasiado grande para recorrer, con un Nick muy enchufado con su saque. El australiano, de esta forma, se mete en la segunda ronda, donde tampoco tendrá un rival sencillo, ya que tendrá que verse las caras con Taylor Fritz. Es lo que tienen los M1000 veraniegos de pista dura, que al ser cuadros de 64 tenistas, tienes a rivales muy complicados ya desde las dos primeras rondas. De momento, pese a lo ocurrido en Montreal y al inicio de este partido, donde se le vio a Kyrgios un poco justo físicamente, sigue de dulce para ser uno de los hombres a seguir en este torneo.

Comentarios recientes