Berrettini sofoca la rebelión de un inmenso Alcaraz

El español estuvo a punto de consumar una remontada épica, pero perdió en el supertiebreak del quinto set frente a un Berrettini muy consistente al final.

Carlos Alcaraz pierde con Matteo Berrettini. Foto: gettyimages
Carlos Alcaraz pierde con Matteo Berrettini. Foto: gettyimages

Hay partidos que pueden erigirse en punto de inflexión en las trayectorias de los protagonistas y que perdurarán en el recuerdo de los aficionados. El duelo que enfrentó a Carlos Alcaraz y Matteo Berrettini en tercera ronda del Open de Australia 2022 es uno de ellos, una prueba irrefutable más de la grandeza de este joven murciano que parece predestinado a revolucionar el circuito y una demostración evidente de la valía del tenista italiano. Enfrentamiento vibrante, repleto de matices, alternativas y emoción, que terminó en una memorable quinta manga que cayó del lado del Berrettini por un resultado final de 6-2 7-6 (3) 4-6 2-6 7-6 (5).

Pintaban muy bien las cosas para el español en los compases iniciales el primer set, donde Matteo sufrió lo indecible para deshacerse de la presión de su rival. Empezó atinado en sus tiros el bueno de Carlos, que llegó a disponer de cinco bolas de roturas en los dos primeros juegos, de los que salió ileso el italiano merced a su buen servicio. Fue una losa a nivel moral para el joven murciano, que cometió errores inesperados en el quinto juego, lo cual derivó en un break en contra. Perdió el foco del encuentro, tendió a precipitarse de manera evidente y acumuló errores no forzados por culpa de su intención por matar moscas a cañonazos, buscando ganar los puntos en apenas dos golpes.

Berrettini encadenó la friolera de siete juegos consecutivos ganados, que no solo le otorgaron la manga inicial, sino que también propiciaron que se pusiera break arriba en el segundo parcial. Carlos consiguió bajar algo las revoluciones, metió más primeros y fue reenganchándose al encuentro con sus turnos al saque, pero no daba la sensación de estar cómodo. Desbordado por la velocidad del drive del italiano y hastiado por su clarividencia al servicio, Alcaraz halló un resquicio en un juego magistral por su parte y en el que el porcentaje de primeros saques de su rival bajó. Equilibró el marcador y se acabó llegando a un tiebreak fatídico para él. No aprovechó un segundo servicio de Matteo al inicio y se perdió en un mar de errores tácticos que le condenaron a verse al borde del abismo.

Alcaraz fue presa de la precipitación en los dos primeros sets

Calma tensa en la que se desarrolló la tercera manga hasta que se desataron las hostilidades en el tramo final. Ambos jugadores mantuvieron su servicio sin muchos problemas, aunque se apreciaba un cambio táctico en el español, que progresivamente fue repitiendo más veces sus tiros hacia el revés del italiano y encontrar la manera de dominar. Eludió un peligroso 0-30 en su turno de saque durante el octavo juego, para dar luego un zarpazo letal en el noveno, con una serie de puntos sublimes que le llevaron a hacer la rotura y consolidarlo luego con tremenda consistencia.

El escenario cambió de forma radical y lo que se vio en el cuarto set fue una demostración de poderío absoluta por parte del español. Encontró la manera de maximizar sus virtudes y se metió en la cabeza de Berrettini con su habilidad insultante para arrebatarle la iniciativa y taladrar su resistencia a base de derechazos con tanta potencia como margen de error e inteligencia táctiva. Apabulló de manera evidente a un Matteo absolutamente desconcertado ante esta reacción visceral de su joven contrincante y que no tuvo ninguna respuesta para evitar que el partido derivara a la épica total, a un set definitivo que determinaría todo.

Se entró en una nueva dimensión con una quinta manga gloriosa en la que hubo alternativas para ambos. Una torcedura de tobillo del italiano hacía saltar las alarmas, pero quedó en un susto. El primero en desatar las hostilidades fue Carlos, que dispuso de una bola de rotura en los inicios que no pudo aprovechar, con un drive a la red. Al juego siguiente, Berrettini sacó su mejor rendimiento para ponerse con una oportunidad de oro que resolvió de manera espectacular el español en la red. Alternativas constantes de uno y otro lado, escaramuzas al resto que no se consumaban y una tensión increíble se respiraba en el ambiente, en un partido de alto voltaje y enorme calidad.

Berrettini estuvo brillante con su drive en los momentos cumbre

En el undécimo juego se vivieron momentos vibrantes, entre los que se incluyó un punto de partido a favor del italiano que resolvió Carlos con un segundo saque muy profundo y dos golpes ganadores después que resumen a la perfección su grandeza mental. Se llegó al supertiebreak establecido por el torneo para resolver el set definitivo. El murciano cometió algún error poco recomendable en un momento así y terminó cediendo un punto al saque en un contragolpe del italiano con su drive. Se le escapó entre las manos el partido a Carlos Alcaraz, al que no hay nada que reprochar en este Open de Australia 2022. Triunfo notable para Matteo Berrettini, que sueña con grandes cosas en el torneo.

Comentarios recientes