El Open de Australia sufrió pérdidas por valor de 100 millones de dólares en 2021

La prensa australiana habla de unas pérdidas de 100 millones de dólares para la organización del Open de Australia, debido al impacto que tuvo el Covid en su última edición, teniéndose que retrasar un mes y jugándose prácticamente sin público en la mayoría de sus jornadas. Además, tuvieron que pedir un crédito de 40 millones de dólares al gobierno de Victoria para poder organizar el torneo y afrontar las extremas medidas de seguridad que tuvieron que aplicar debido al Covid. A pesar de esto, Craig Tiley, director del torneo, se muestra “optimista” de cara a la edición de 2022, donde espera volver a las cifras anteriores a 2021, ya con una venta de entradas que entre dentro de lo normal y el retorno de distintos sponsors que no pudieron formar parte del torneo en la última edición.

Comentarios recientes