Wilander: "Djokovic es sobrehumano, quiere ser el mejor cada temporada"

Mats admitió que esperaba una posible debacle de Novak tras perder la final del US Open, pero ensalzó su capacidad de recuperación y su determinación.

Mats Wilander, junto a Novak Djokovic. Fuente: Eurosport
Mats Wilander, junto a Novak Djokovic. Fuente: Eurosport

Cuando Novak Djokovic cayó derrotado en la final del US Open 2021 ante Daniil Medvedev, parecía que el mundo caía sobre los hombros del serbio. No es que ese partido significase que su temporada fuese mala, ni mucho menos una derrota era motivo para criticar al serbio, pero la importancia histórica de la cita en Flushing Meadows podía tener una avalancha de repercusiones en el futuro próximo del tenis mundial. ¿Volvería Novak a ser el mismo? ¿Tendría esa derrota un efecto devastador en su confianza, en especial al encontrarse a su verdugo? Todo aquel que se hiciese esta pregunta ha visto cómo esas dudas han quedado disipadas, al menos de momento. La reacción de Nole en París-Bercy, de número uno, nos indica que aún queda serbio para rato.

Pero si tú, que lees estas líneas, dudaste de la vuelta del serbio, puedes estar tranquilo: un tipo como Mats Wilander, una leyenda del pasado y del presente, también lo hizo. Así lo admitió en unas palabras recogidas por Eurosport: llegó a pensar que la confianza de Nole quedaría destrozada y que, incluso, no sería el mismo jugador después de aquello. "En mi mente, cabía la posibilidad de que Novak no fuese el mismo jugador tras la derrota del US Open, que no fuese el mismo para el resto de su carrera. ¿Por qué? Tiene 34 años, se encamina a cumplir 35 y perder finales como esas pueden destrozar tu confianza por completo".

Sin embargo, la actuación del balcánico en Paris-Bercy ha solventado cualquier elucubración por parte del extenista sueco, que encuentra en esa recuperación otro motivo para acercarle al status de mejor tenista de todos los tiempos. "Una derrota así hubiese roto mi confianza. Hubiese roto la de McEnroe, la de Börg, la de muchísimos jugadores... pero no la de Novak Djokovic. Realmente es sobrehumano. Bajo techo, es el mejor de todos los tiempos. Y ahora está de vuelta. Ya vuelve a jugar a un gran nivel", afirma sin ningún género de dudas Wilander. Afirmaciones contundentes que Nole querrá refrendar durante la próxima semana, en la cual un posible 6º título de maestro se vislumbra en el horizonte.

Ser el mejor de manera regular, el objetivo

¿Qué puede motivar a estas alturas a un tipo como Novak Djokovic? Uno podría pensar que el serbio lo ha ganado todo... pero Wilander es consciente de la voracidad de Novak y apunta realmente alto, además de ensalzar la ambición del número uno del mundo. "Tengo muy claro que tiene el objetivo fijado de ser el mejor del mundo, pero no solo eso: quiere ser el mejor del mundo a finales de año, quiere ser el mejor del mundo a finales del año que viene, y mientras siga jugando va a querer ser el mejor del mundo. Si juega al tenis, él siempre querrá ser el mejor. Le está mandando un mensaje al resto de tíos: "tranquilos, yo sigo aquí. Todavía soy el rey y voy a ser el mejor de todos los tiempos, todavía no he terminado". Sí, creo que ahora hay una confianza y una intimidación renovada hacia el resto de jugadores". Turín será la primera parada para comprobar cuán acertadas son esas palabras de Mats.

Comentarios recientes