Muster: "Thiem no volverá a la élite hasta 2023"

La leyenda austriaca, mentor de Dominic por un breve periodo de tiempo, reflexionó sobre la importancia de la lesión sufrida por Thiem. "Podría salir del top-100".

Dominic Thiem. Fuente: Getty
Dominic Thiem. Fuente: Getty

Austria tenía en Dominic Thiem a un jugador de época para muchísimo rato. De hecho, parecía que justo tras la vuelta del tenis, en Flushing Meadows, el tenista de Wiener Neustadt había dado el paso que le faltaba, ese que separaba a todos los tenistas de su generación. La conquista del US Open 2021, sin embargo, solo fue el inicio de una desafortunada serie de eventos que han alejado a Thiem de la élite competitiva del deporte de la raqueta. Si antes en Austria había mucha presión puesta sobre sus hombros, ahora las expectativas se han relajado de forma tremenda. Si no, que se lo digan a Thomas Muster, el pionero tenístico de la nación centroeuropea y una de las muchas personas que han colaborado en el desarrollo de Dominic.

Si alguien sabe de lesiones, ese es Thomas. Algunas totalmente desafortunadas y que escaparon a su control, en especial la más célebre de todas, aquel accidente de coche mientras disputaba el torneo de Miami 1989. Pues bien: las previsiones de Muster para con Thiem no son nada optimistas. Puede, incluso, que sean las más pesimistas que se hayan podido leer hasta ahora. Encierran, eso sí, una importante lectura: debemos tener paciencia y calma con el regreso de Dominic, puesto que su lesión es seria y, por tanto, el proceso de rehabilitación también. En unas palabras para el diario local Kurir, Muster deja claro que volver a las posiciones de cabeza de la clasificación no debe ser un objetivo plausible... hasta dentro de dos años, 2023.

"Creo que Thiem volverá a la élite en 2023. El año que viene va a ser muy complicado para él. Solo tienes que echarle un vistazo al ranking: a medida que más puntos se descongelen, se quedará en torno al número #60 del mundo. Si no pudiese defender los octavos de final del Open de Australia y el comienzo de temporada se le hace difícil, podría caer hasta el top-100. A partir de ahí, es probable que ni tan siquiera pueda entrar en el cuadro final de todos los torneos. Ahora debe volver a acostumbrarse a todo, es un resultado de esta lesión: tanto los entrenamientos diarios como los entrenamientos prepartido, todo eso tiene que volver primero", explicó el campeón de Roland Garros, que además dio un par de consejos a Dominic desde su propia experiencia (mencionada previamente): "Esta recuperación no se puede realizar de la noche a la mañana. Después de mi lesión yo necesité mucho tiempo para volver, jugué con muchísimo dolor en lo que quedaba de año, y tardé bastante más en volver arriba".

La falta de motivación, un posible problema

Recordemos que el austríaco anunció hace un mes que no se operará para solucionar el problema, una solución conservadora a la que ha llegado tras varias semanas de descanso y asueto. Le hemos visto entrenando, si bien tímidamente, y ya se ha quitado la férula que tenía en su mano derecha, signos muy positivos de cara a su vuelta. Sin embargo, no solo el aspecto físico es importante: Dominic también reveló que sufrió bastante a nivel de motivación, todo tras ganar su primer Grand Slam. Muster dio su opinión sobre este aspecto: "Él lo sacrificó todo en pos del gran objetivo, un gran objetivo que finalmente ocurrió en el US Open, no en Roland Garros, donde uno podría esperar. Eso probablemente fue un poco sorprendente. De repente él había cumplido un objetivo que tuvo durante toda su carrera; por si fuera poco, la expectación de los aficionados creció enormemente. Todo eso crea presión".

Comentarios recientes