Kiki Bertens anuncia su retirada

La tenista holandesa anuncia su retirada con tan solo 29 años debido a los problemas físicos y mentales que arrastra. Los Juegos Olímpicos podrían ser su último torneo.

Kiki Bertens anució su retirada. Fuente: Getty
Kiki Bertens anució su retirada. Fuente: Getty

De manera sorprendente y quizá algo precipitada, Kiki Bertens ha anunciado su retirada del tenis profesional en una entrevista ofrecida al medio NOS. La jugadora holandesa, que cumplirá 30 años el próximo mes de diciembre, está pasando por el momento más duro de su carrera debido a una operación en su tendón de Aquiles que no se ha rehabilitado de la manera más esperada. Después de varios intentos y una larga lista de derrotas en 2021, la que fuera Nº4 del mudo anunció cuáles serán sus tres próximos y, posiblemente, últimos torneos: Eastbourne, Wimbledon y los Juegos Olímpicos de Tokio. Según como responda su físico, decidirá si parar para siempre o seguir hasta final de temporada.

“Siento que he hecho todo lo posible para volver más fuerte que nunca. Desafortunadamente, no he tenido los éxitos que esperaba en el terreno deportivo, tampoco en el terreno físico. Lo di todo, pero ahora mismo tengo el tanque completamente vacío”, expresa Bertens en la entrevista, destacando el triste balance que muestra esta temporada, con solo dos victorias en seis torneos disputados. Tras caer en el debut de Doha (Ostapenko), Dubai (Martincova) y Miami (Samsonova), Bertens volvió a ganar dos partidos seguidos gracias a su triunfo en la FedCup ante la china Wang (6-2, 6-0) y el de primera ronda en el Mutua Madrid Open ante Victoria Jiménez (6-4, 6-0). En España caería en la ronda siguiente ante Kudermetova, para luego despedirse a las primeras de cambio en Roland Garros (Hercog).

Situada ahora mismo en el Nº20 del ranking, Bertens arrastra una mala recuperación de su entrada a quirófano en octubre de 2020, donde se trató de una lesión grave en el tendón de Aquiles. “La recuperación tras la intervención ha sido decepcionante. Es cierto que hay días en los que me siento muy bien, pero también hay otros en los que el dolor es exagerado. En mi carrera siempre he dado el máximo sobre la pista, pero ahora empiezo a entender que esto ya no es posible. Para seguir el ritmo del circuito tienes que estar en la cima físicamente y mentalmente, y yo ya no puedo hacerlo”, valora con tristeza.

Campeona de diez títulos WTA, entre ellos Cincinnati (2018) y Madrid (2019), la tenista de Países Bajos tuvo un gran punto de inflexión el calendario pasado con la llegada de la pandemia, momento donde pudo entrar a valorar qué camino quería seguir a medio plazo. “El año pasado, debido al coronavirus, pude experimentar cómo era la vida sin el tenis. Ahí me di cuenta de lo mucho que he disfrutado de esto, especialmente porque ya no tenía que sacar el máximo provecho de mí misma. Todavía podía jugar durante algún tiempo, pero la pandemia no fue algo beneficioso para mi carrera. Ahí es donde me di cuenta de cómo quería hacerlo”.

Una trayectoria brillante

En el recuerdo quedarán sus semifinales en Roland Garros 2016 o sus cuartos de final en Wimbledon 2018. Aunque por encima de los títulos, logros y victorias, Kiki tiene claro cuál es el aspecto que más le hace sonreír cuando echa la vista atrás a sus quince años de carrera. “Estoy muy orgullosa de todo lo que he conseguido, de todas las experiencias que he vivido. Empecé en esto cuando era tan solo un niña, recuerdo que me daba vergüenza jugar delante de cinco personas. Ahora juego en los estadios más grandes del mundo, rodeada de muchísima gente, puedo decir que pude superar mis miedos”, concluye.

Comentarios recientes