Djokovic se da una alegría en Belgrado antes del asalto a París

El número 1 del mundo sumó un nuevo título a su palmarés tras vencer en dos sets a Molcan, aunque mostró bastantes dudas con su juego.

Diego Jiménez Rubio | 29 May 2021 | 15.41
facebook twitter whatsapp Comentarios
Novak Djokovic se proclama campeón en Belgrado. Foto: gettyimages
Novak Djokovic se proclama campeón en Belgrado. Foto: gettyimages

Era una semana con mucho que perder y poco que ganar, y aunque Novak Djokovic ha facturado el título en el ATP 250 Belgrado 2 2021, no estará nada contento con el nivel de juego que ha desplegado. Huelga señalar que el serbio ha competido aquí con un ojo puesto en París y que no es fácil afrontar encuentros ante rivales muy inferiores contra los que existe un claro convencimiento de que se les va a ganar. Solo eso puede explicar cierto nivel de frustración y falta de continuidad en su tenis por parte del número 1 del mundo, que ha conseguido ser profeta en su tierra y tener un delicioso aperitivo antes de lo que pretende que sea un banquete de gala en Roland Garros 2021. Ganó en la final a Alex Molcan por un resultado de 6-4 6-3.

No es nada habitual que uno de los mejores del mundo compita en la semana previa a un Grand Slam, pero el compromiso de Novak con sus compatriotas es enorme y de ahí su compromiso con el torneo de Belgrado. Al igual que a lo largo de toda la semana, el balcánico ha tenido problemas en la final para jugar a un buen nivel con continuidad, alternando sensaciones de superioridad insultante con bloqueos mentales que le hacían encadenar errores de manera permanente. Lo aprovechó un voluntarioso Molcan para mantenerse cerca en el marcador y ofrecer un buen nivel de juego, pero quedaba claro que no era suficiente cada vez que Novak apretaba un poco.

Novak Djokovic consigue el 83º título ATP de su carrera deportiva

Dubitativo con los golpeos paralelos y abusando de la dejada, Djokovic ha jugado con prisa y precipitación toda la semana, pensando en ganar el torneo como quien va a hacer un trámite administrativo. Posiblemente sea eso lo que realmente ha sido, pero no ha estado exento de enfados evitables y errores que pueden haber mermado un poco su confianza. En cualquier caso, levantar un título siempre es balsámico y eso es lo que consigue esta semana un Novak Djokovic que ya mira a París con la ilusión y voracidad competitiva que acostumbra. Tiene por delante el mayor reto de su carrera profesional y resulta imposible no pensar en unas hipotéticas semifinales de Roland Garros 2021 contra Nadal.