Karatsev: "Me prepararé mental y físicamente, ya veremos qué pasa mañana"

El jugador ruso continúa en estado de gracia y derrotó a su compatriota Rublev para llegar a la final de Dubai. Eso sí... sin un sponsor de ropa.

Aslan Karatsev celebra el pase a la final. Fuente: Getty
Aslan Karatsev celebra el pase a la final. Fuente: Getty

Aslan Karatsev empieza a ser tildado como el 'león ruso'. El león del circuito. Es uno de sus emoticonos preferidos, y su tenis desprende fiereza, incluso ese instinto primitivo de animales así. Le corre la bola con una facilidad pasmosa, domina el fondo de la pista como nadie y torpedea a golpes ganadores a su rival. A veces parece que toda esta ejecución se da a cámara lenta, casi con dejadez. La realidad es que el ruso se ha colado en la planta noble del circuito sin avisar a nadie, y mañana tendrá su primera oportunidad para alzar un título ATP.

Hoy dejó en la cuneta al que era el dueño indiscutible de los torneos ATP 500. Ni Andrey Rublev pudo superar a su compatriota, algo lógico cuando cedes hasta 16 oportunidades de break. Sí, sí, como lo oyen: 16 bolas de rotura pudo crear Karatsev al resto, fruto de una cascada de golpes planos que buscan amordazar al rival desde el primer golpe del intercambio. El 77% de puntos ganados con su primer servicio, otra clave estadística que explica la fortaleza en su tenis. Todo parece encajar a la perfección, y Aslan lo sabe.

"Fue un partido muy ajustado ante un oponente muy duro. En el segundo set me atenacé un poco. Andrey aprovechó la oportunidad, me rompió el saque y consiguió hacerse con el set. En el tercero le rompí de vuelta. Estaba dos breaks arriba, pero llegados al 5-4 ese juego tuvo muchísima tensión. Andrey tuvo una actuación increíble, no había perdido ni un partido en ATP 500 en más de un año. Todo se decidió en uno o dos puntos, me siento verdaderamente feliz", afirmaba a la ATP un Karatsev muy satisfecho por su tenis. Y todo esto, según confesaba el propio Aslan, sin ningún patrocinio en cuestión de ropa (utiliza camisetas Adidas de pasadas temporadas).

Parece aún una historia de cuento de hadas ante la cual nos debemos pellizcar; si no, no nos la creemos. El ruso, sin embargo, es plenamente consciente de que aún quedan retos que cumplir. Empezando por la final de mañana."Ahora me toca prepararme tanto mental como físicamente. Ya veremos qué pasa mañana; sé que Lloyd (Harris) es un muy buen tenista, con bastante experiencia", afirma de otra de las grandes revelaciones del circuito, un Harris que ya ha dejado en la estacada a jugadores de la talla de Shapovalov, Nishikori o Dominic Thiem.

En su mejor ranking histórico

Sea como fuere y ocurra lo que ocurra mañana, Karatsev se ha asegurado ser el número #33 del mundo, su mejor ranking histórico y el pasaporte a ser cabeza de serie en el próximo Grand Slam. El título lo dejaría dentro del top-30, un hito tremendo para un tenista que antes de la reanudación del circuito se encontraba más allá del top-240. Una de esas historias que hacen a este deporte verdaderamente bonito, una de esas historias que toca seguir de cerca. Mañana, más.

Comentarios recientes