Ostapenko recupera su versión estelar para deshacerse de Pliskova

Pim pam pum. Es la mejor manera de describir el juego de Jelena Ostapenko cuando está inspirada. Hacía años que no se veía a la campeona en París en 2017 mostrar este tenis indomable y le ha tocado sufrirlo a Karolina Pliskova, algo mermada físicamente e incapaz de descubrir una táctica que incomodara a la letona. Y es que cuando una tenista conecta 27 golpes ganadores y tan solo 19 errores no forzados, jugándose cada pelota como si no hubiera un mañana, el desenlace no puede ser otro que un contundente triunfo. 6-4 6-2 fue el resultado final en favor de una Ostapenko cuya siguiente rival en Roland Garros 2020 saldrá del duelo entre Stephens y Badosa.

Comentarios recientes