Cristian Garín: “Me ha costado mucho llegar hasta aquí”

Comienzo redondo del chileno en Barcelona para alcanzar su sexta victoria consecutiva. Mañana le dará la bienvenida a Shapovalov en segunda ronda.

Christian Garín atiende a los medios en Barcelona. Fuente: Punto de Break
Christian Garín atiende a los medios en Barcelona. Fuente: Punto de Break

El tenis chileno está de moda en Barcelona. Tanto Nicolás Jarry como Cristian Garín aprobaron sus encuentros de este martes para seguir avanzando en el cuadro y confirmar que el tenis en su país está en un momento dulce de explosión. En el caso de Cristian, tuvo que superar al veterano Martin Klizan en un partido trampa de primera ronda (7-5, 6-4) para citarse mañana con Denis Shapovalov en la siguiente fase. El de Santiago se reunió con varios periodistas en la zona mixta del Trofeo Conde de Godó para explicar sus sensaciones acerca del momento dulce que está viviendo.

“Martin es un rival muy duro, ya lo sabía antes de entrar a la cancha, el año pasado le ganó aquí a Djokovic. Empecé bien, aproveché las oportunidades y luego lo fui confirmando. Estoy muy feliz de seguir vivo en el torneo, ahora me toca Denis, otro buen jugador, muy duro, otra oportunidad para seguir creciendo”, subrayó tras estirar su racha hasta las seis victorias.

Las otras cinco las firmó hace un par de semanas cuando conquistó en Houston el primer ATP de su carrera profesional, cortando una racha de diez años sin que ningún hombre de su país consiguiera salir campeón en el circuito. “He cambiado muchas cosas, sobre todo la manera de competir, el estar positivo en pista. Subió mucho el nivel y eso me ha exigido bastante”, añadió el de 22 años. “En Houston fue un gran torneo, de los mejores que he jugado. Me ha costado mucho llegar donde estoy, ahora me motiva muchísimo jugar cada partido. Solo tengo 22 años, han sido años duros, difíciles de pasar, hubo algunas decisiones no muy buenas que tomé y eso retrasó todo el proceso, pero ahora estoy muy contento por cómo se está dando todo, estoy disfrutando”, recuerda Garín.

Pero Houston es pasado y ahora solo importa Barcelona, un lugar del que Cristian guarda un grato recuerdo tras haber vivido aquí durante un año y medio. “El Godó es un torneo importantísimo, todos los que han ganado este torneo han sido iconos del tenis, así que estar aquí me pone muy contento, sobre todo después de haber ganado en Houston. Tener la posibilidad de entrenar con jugadores de la mejor talla mundial es un regalo, es todo positivo. Hay cinco top10 en el cuadro, pero a mí me gusta más jugar contra los buenos”, asegura con firmeza.

Todo cambió en los últimos meses para Garín, quien pasó de luchar por entrar en el top100 a instalarse en un suspiro en el top50. Este salto, obviamente, también conlleva su correspondiente cita con los medios de comunicación de forma diaria, aunque todo es adaptarse. “Voy aprendiendo poco a poco, voy conociendo todos estos protocolos que son nuevos. En los Challengers, por ejemplo, no se da mucho esto. Pero me gusta, me gusta estar en estos torneos grandes y eso conlleva hacer este tipo de actos”, concluyó el sudamericano.

Comentarios recientes