Vuelve el apellido Korda

Sebastian Korda busca seguir los pasos de su padre, quien, sin embargo, espera que se labre su propio camino, liberado de presión

Podría ser otro talento más de la Academia IMG de Nick Bolletieri, en Bradenton, Florida. Uno de tantos y tantos talentos que se han formado en la prestigiosa academia. Pero su apellido marca la diferencia. Sebastian Korda, a sus 16 años, busca su camino en el tenis marcado por sus genes. El hijo de Petr Korda, exnúmero 2 del mundo, debutó hace escasas fechas en el circuito Challenger. La web ATP habló con su padre sobre su incipiente carrera.

El resultado fue lo de menos. Korda perdió 6-1 6-2 ante Blaz Rola en la primera ronda del Challenger de Sarasota, una experiencia que le servirá en el futuro, cuando pueda competir con mayores garantías. Sus comienzos, que comparte Petr en conversación con la ATP, siempre fueron en Florida.

“Es muy importante porque nació aquí en Bradenton, y ha crecido aquí en Bradenton. Él no empezó a jugar en serio hasta los 10 u 11 años de edad debido a su pasión por el hockey, pero vivimos cerca de la academia, así que comenzó a venir una vez a la semana, lo pasábamos muy bien en la pista de tenis. Este ha sido uno de los primeros lugares en los que jugó, el primer lugar donde golpeó una pelota de tenis“.





Las expectativas son siempre el gran problema a solventar, por lo que significa heredar el apellido de un campeón de Grand Slam. Para Petr Korda, su hijo tiene que ser ajeno a eso. “Él tiene que tener su propio camino y yo le puedo ayudar a encontrar sus propias respuestas. Mucha gente quiere que él siga mis pasos, pero eso está mal. Su nombre es Sebastian Korda, sólo compartimos el apellido, su camino tiene que ser diferente.”

Hace ahora un año, Sebastian Korda valoraba así sus perspectivas de futuro, sus sueños a alcanzar, después de ver muchas veces repetida la final de Australia 98 que su padre ganó. "Me encantó, pero se hacía raro verlo. Mi sueño es ganar al menos dos Grand Slams, uno más que mi padre. Sólo quiero vencer a mi papá y ser nº1 del mundo".

Su madre, Regina, reconoce que su hijo llegó algo tarde al tenis, algo que no es obstáculo si le mueve la pasión. "Empezó bastante tarde pero vimos ese brillo en sus ojos y eso es suficiente. Nosotros le podemos mostrar cómo es la vida en el circuito y lo que se necesita para jugar al tenis profesional''. A sus 16 años, y actualmente en el puesto 46 del ranking ITF, Sebastian Korda tiene decidido hacer carrera en el mundo del tenis

Comentarios recientes