Muster: "Thiem puede ser número uno, pero hay que bajar las expectativas"

La leyenda austríaca aboga por presionar menos a su joven compatriota y no elevarle ahora demasiado. También habla sobre otros muchos temas.

Las comparaciones son odiosas pero inevitables. Y en un país como Austria donde alguien como Thomas Muster generó un seguimiento tan fuerte, la irrupción de Dominic Thiem ha sido lógicamente vista como un renacimiento, una vuelta a los tiempos del gran Muster, dominador de la tierra batida. El ganador de Roland Garros en 1995 cuenta en una entrevista para Tennisnet sus pensamientos sobre el que está llamado a ser sucesor natural. Hace una llamada a la cautela y a la paciencia sobre Thiem, rebajar los ánimos aunque las expectativas sean muy altas. También se ha referido a la gira de tierra y cómo se les presenta a las grandes raquetas del circuito. Así como algunos detalles de su carrera en un interesante retorno al pasado.

La progresión de Dominic Thiem ha sido realmente formidable. A sus 23 años ya ha sido semifinalista de Roland Garros y ha jugado a una Copa de Maestros. Su primera parte de 2017 no ha sido mala pero para las expectativas de muchos se ha quedado corta. Thomas Muster cree en el tremendo potencial de su compatriota pero considera necesario bajar los ánimos y dejarle trabajar tranquilo, sin cargarle de presión que pueda arruinar su evolución. "Por supuesto que Dominic Thiem puede ser número uno. Pero el camino es duro. Es un top 10 con sus idas y venidas. Cada semana de este año, Dominic debe defender bastante, algo diferente al resto de temporadas. No hay que decir: 'Dominic debería hacer esto o aquello'", cuenta Muster. "El éxito llegará, pero no debemos elevar a Dominic y luego dejarle caer. Hay que darle tiempo, darle un respiro, bajar las expectativas", aboga el gran referente histórico del tenis austríaco.

[getty:645627172]

Una de las grandes leyendas de la tierra batida como él ha comentado acerca precisamente de otro jugador con el que siempre ha sido muy comparado, Rafa Nadal. "Va a depender mucho de cómo juegue sus primeros partidos en tierra. Afectará mucho a su propia autoestima", cree Muster.

El austríaco augura una vuelta dura a las pistas para la rusa Maria Sharapova en Stuttgart, apartándola de las opciones para llevarse el título allí. "No creo que Sharapova puede ganar el torneo. Todas las grandes jugadoras estarán jugando en Stuttgart. Durante el transcurso del año creo que volverá a su nivel de antes", dice Muster.

Por último, el de Leibnitz ha comentado acerca de sus años en el circuito. Concretamente, sobre su parón en 1997. "Estaba en la posición 20 cuando paré. Una vez que has sido número uno, estar en el 20, 30 ó 40 no te satisface. Por supuesto que podía haber jugado algunos años más, hubiera hecho algo más de dinero. Pero no quise. No quería más. Por eso me reuní con mis patrocinadores y les dije: 'Bueno, esto es lo que hay ahora'", recuerda Muster.

[getty:1920017]

También ha querido referirse a esa adaptación que buscó a las pistas duras, siendo él uno de los grandes terrícolas. "Buscaba maneras de mejorar en pistas duras. Lo conseguí con una raqueta más larga y otro perfil de cordaje. Alcancé las semis del Australian Open y Dubái y gané en Cayo Vizcaíno. Pero mi juego básico en tierra batida sufrió mucho. Me dí cuenta de que la raqueta era demasiado larga. No podía jugar ya mis bolas con ángulo. Funcionaba en pista dura pero no en tierra. Volví a una raqueta Head. Jugar con una raqueta más larga en dura y otra más corta en tierra no funcionaba tan fácilmente. Fue el principio del fin. Uno se da cuenta de que la raqueta con la que siempre has jugado es sin embargo la mejor que has tenido", rememora Muster.

Comentarios recientes