Bob Hewitt tendrá que pagar 1.2M$ por abuso sexual

El sudafricano deberá pagar más de un millón de dólares a Heather Crowe Conner por abusar de ella en la década de los 70 mientras era su entrenador.

Bob Hewitt, ex jugador de tenis en la década de los años 70, ya conoce la multa que debe pagar a Heather Crowe Conner tras conocerse los lamentables actos de abuso sexual siendo ésta menor de edad y siendo el sudafricano su entrenador hace ya más de cuarenta años. El campeón de 54 títulos ATP en categoría de dobles no tendrá suficiente con ser acusado de pederasta y ver su imagen manchada para siempre, ahora deberá pagarle a su ex alumna la cifra de 1.2 millones de dólares según informó el juez del distrito, Denise J. Casper. El oriundo de Australia, afincado en estos momentos en su residencia en Sudáfrica, apela a una sentencia de seis años de prisión por la violación de dos niñas sudafricanas y agredir a una tercera que también estuvo a sus órdenes como jugadora.

"No lo hago por el dinero, sino por el daño y la pérdida que inflingió en mí", afirma la víctima. "Estoy agradecida al juez por reconocer este mal y hacerle responsable al culpable. Desgraciadamente no hay una cantidad de dinero que él me pudiera dar para reparar, sustituir o eliminar todo lo que él me hizo pasar durante todos esos años", relata Conner al recordar aquellos ataques que comenzaron en 1975 cuando ella apenas tenia 14 años y se prolongaron hasta 1979. El montante total de dinero está destinado a angustia emocional (1M$) y para su pasado y futuro cuidado mental (200.000$).

Pese a la gravedad y atrocidad de los actos, no todo ha sido tan fácil para Conner hasta llegar a este punto. Al principio, allá por 2010, los fiscales se negaron a buscar una acusación definitiva contra Hewitt por la falta de pruebas e insistiendo que la víctima estaba frustrada por la cantidad de años que habían transcurridos desde los hechos. La ubicación de Hewitt fuera de los Estados Unidos tampoco ayudaba, aunque al final, todos y cada uno de estos obstáculos se han ido superando con tal de hacer justicia en un caso de extrema importancia.

Conner estuvo tratándose con ayuda psiquiátrica durante mucho tiempo, incluyendo algunas hosoitalizaciones desde que el caso empezó a rodar, además de mantener a día de hoy una "discapacidad psiquiátrica significativa" que requiere un tratamiento contínuo. Tras aquellos abusos, ella comenzó una carrera como profesional donde también estaban las ya retiradas Martina Navratilova, Steffi Graf o Chris Evert, aunque no llegó a triunfar tanto como ellas. Ni mucho menos. Ahora se dedica a dar clases en una pequeña escuela.

"Me gustaría hacer todo lo que pueda con todo lo que tenga que ver con Hewitt, aunque jamás pueda llegar a olvidar y modificar mis recuerdos", revela Conner, una de las seis mujeres que a partir de 2011 comenzaron a acusarle de haber recibido abusos sexuales por su parte. Todo esto fue negado por un Hewitt que, sin mover un dedo desde su casa en Sudáfrica, hubiera sido condenado a más de seis años de cárcel si no hubiera sido por su avanzada edad.

Carmen Durso, abogado de Conner, no confía demasiado en que Bob vaya a pagar tal multa. "Ni siquiera sé si escuhará a los tribunales. No ha mostrado ninguna consideración o respeto a la ley de su propio país, dudo que lo vaya a hacer con la de los Estados Unidos", sentenció la defensora de la víctima, subrayando siempre que lo importante para Conner no es el dinero que le pueda sacar a Hewitt, sino todo lo que pueda aportar y ayudar para que se haga justicia contra él.

Comentarios recientes