Del Potro y Argentina toman malas decisiones en la Copa Davis

El número 1 argentino sólo debía ganar un partido: a Tomas Berdych

Juan Martín Del Potro anunció ayer que no jugaría su partido de individual ante Tomas Berdych y, como ocurriera en la final de 2008 cuando Argentina desperdició una de las más claras opciones de alzarse con el título de su historia, el testigo se lo deja a un hombre con mucho menos nivel y experiencia en esta competición, entonces fue a José Acasuso frente a Fernando Verdasco y ahora a Carlos Berlocq contra Tomas Berdych.

La calamitosa sucesión de situaciones que se han tenido que dar para que Argentina acabe compitiendo las semifinales de la Copa Davis y Berlocq tenga que defenderles dos puntos ha sido notable. Sin embargo, no sólo ha sido una mala elección de Del Potro, también ha sido una mala gestión de Martín Jaite y la estrategia argentina. (Las lesiones de Nalbandian y Del Potro han marcado la eliminatoria, obviamente).

El número 1 argentino llegó con problemas en su muñeca. Sabía que su presencia no iba a poder ser al 100% y no iba a poder defender 2 partidos. Sus declaraciones antes de que se iniciara la serie eran claras: “No puedo pensar en nada más que el partido de mañana”, explicaba el jueves. Bien, pues sí, sí se podía pensar más allá del partido del viernes. El problema de Argentina en esta serie no era ganarle un partido al número 2 checo. Se supone que tanto Mónaco como el propio Berlocq, y sobre todo Juan Martín, podrían derrotar a quien quiera que fuera el rival que presentara la República Checa en el Parque Roca.

El problema de Argentina, que contaba, (entre comillas), con los dos puntos sobre el punto débil de los checos, (el número 2), era ganar uno de los puntos que disputaba Berdych. Obviamente todas las opciones checas pasaban por él. Mónaco lo afrontó como buenamente pudo y lo tuvo realmente cerca. 2-1 y break arriba en el cuarto. No pudo definirlo. Es que Berdych es un verdadero crack. Recordemos que venía de ganar a Roger Federer en el US Open, sin ir más lejos.

Así que, si Del Potro tenía que haber hecho un esfuerzo y un sacrificio por las ganas que tenía de jugar… tenía que haber sido en el partido de Berdych. ¿Habría ganado el número 1 argentino al número 1 checo? Esto es una cosa que nunca sabremos. ¿Habría tenido Argentina más chances de superar la eliminatoria? Sin duda. (Claro que Berlocq también puede ganarle, pero de momento no le ha ganado nunca, mientras que Del Potro lo tumbó en los octavos de final de Roland Garros este año, lleva un balance en los últimos 5 partidos de 4-1, 4-3 en total y 3-1 en tierra batida). Era tan fácil como poner a Mónaco como número 1 y a Del Potro como 2, o sustituirlo en el primer partido con Berlocq.

Jaite no quiso tomar esta decisión. Evidentemente consensuado con Juan Martín. Se quiso conquistar el primer punto y se consiguió. Fácil. Pero no era, para nada, la clave de la eliminatoria. La Davis es una competición que maneja muchas variables y recursos. Argentina tiene muchos de ellos y ha podido, es más, ha debido ganarla alguna vez. Se lo merece. Pero la mala suerte, las lesiones y las malas decisiones, cada vez, se lo han puesto más difícil.

Comentarios recientes