Carreño muere en la orilla y España cae eliminada de la Copa Davis

Partido de más de tres horas el que han disputado Carreño y Cilic, que clasifica a los croatas y deja tocado a un equipo español que mereció más.

Pablo Carreño cae ante Cilic y España queda eliminada. Foto: Getty
Pablo Carreño cae ante Cilic y España queda eliminada. Foto: Getty

Pablo Carreño afrontaba el segundo partido de la eliminatoria de cuartos de final de Copa Davis entre España y Croacia con la necesidad de ganar para que el combinado español siguiese con vida en esta edición de la Copa Davis. Su rival, Marin Cilic, tenía la oportunidad de cerrar la serie, por lo que había mucho en juego sobre la pista del Martín Carpena.

Nada tardó en evidenciarse lo que se estaban jugando Carreño y Cilic, pues los nervios del croata le hicieron cometer hasta tres dobles faltas en el primer juego del partido, aunque afortunadamente para él, se las apaño para aguantar su saque. Con mucho sufrimiento, sobre todo para Cilic, los saques se iban sucediendo hasta que llegó el quinto juego, allí, el español encontró el break que buscaba, pero el número uno de Croacia no tardó nada en devolvérselo.

Tras estas roturas, Cilic seguía sufriendo y en el undécimo juego volvió a ceder su saque con dos dobles faltas seguidas. Con esta rotura, Carreño se dispuso a cerrar el set en un juego en el que tuvo que levantar una pelota de break pero lo hizo sin problemas y acercaba a España su primer punto. El gijonés supo aprovechar todos los errores no forzados de Marin (22 durante el set) y afrontaba el segundo set con total confianza.

CILIC NO SE DIO POR VENCIDO

Se las prometían felices en el equipo capitaneado por Sergi Brugera, sin embargo, Cilic, capaz de lo mejor y de lo peor, no había dicho su última palabra y comenzó a mostrar una versión mucho mejor de la que se había visto hasta ahora. El croata dejó de cometer tantos errores, sobre todo dejando de hacer dobles faltas y presionaba los saques de Carreño, que acusaba el poco ritmo que le daba Cilic y veía como lo que antes eran errores en estos momentos eran ganadores. En una manga mucho más rápida que la primera, el croata se la anotaba por 6-3 y forzaba así un tercer set donde los españoles no podían fallar.

Ahora la situación era bien distinta, Cilic estaba brillando y había conseguido enmudecer al pabellón de Málaga, que veía a los croatas muy cerca de eliminar a España. Esa sensación continuó en el principio del tercer set, pues Marin no bajó el nivel y consiguió un break en el tercer juego que parecía definitivo.

No se rindió Carreño, consciente de que Cilic estaba alternando juegos brillantes con otros llenos de errores, y consiguió devolverle el quiebre de inmediato con un espectacular passing a la línea, que daba de nuevo esperanzas a los de Bruguera. El partido estaba en un puño y cualquiera de los dos podía salir vencedor, por lo que no tardó Cilic en volver al ataque para conseguir de nuevo un break.

A pesar de este nuevo quiebre el partido seguía sin estar decidido, las dobles faltas del campeón del US Open en 2014 podían volverle a abrir la puerta a Carreño en cualquier momento, que aprovechó las dudas del croata para devolver la igualdad en el marcador. 4-4 y todo por decidir.

Los nervios, como al inicio del partido, volvían a ser los mayores protagonistas en un momento en el que el fallo no estaba permitido. Carreño hizo los deberes y se aseguró el tiebreak y Cilic aunque con mucho sufrimiento también. El partido había tenido de todo y seguramente este desempate era lo más justo posible. Aquí, ambos iban a tener sus oportunidades, primero Pablo, que dispuso de un 4-1 a su favor y después Marin, que se rehizo y se terminó llevando el tiebreak por 7-5, para remontar el partido (5-7, 6-3 y 7-6). Duro castigo para Carreño, que mereció quitarse esa espinita que tiene con la Copa Davis.

Comentarios recientes