El cambio de 'chip' de Cori Gauff

La estadounidense recuerda la lección que aprendió con 15 años, época donde se puso demasiada presión. “Ahora solo me centro en disfrutar del momento”.

Cori Gauff durante la gira de hierba. Fuente: Getty
Cori Gauff durante la gira de hierba. Fuente: Getty

Parece que en el circuito femenino solo hay una manera de saltar al estrellato: ganar un Grand Slam. Y hay veces que ni con esas. Sin embargo, jugadoras como Cori Gauff son el ejemplo perfecto de cómo ir evolucionando con el paso del tiempo, siendo cada vez más completas, más maduras y mejores tenistas. Con solo 18 años, la estadounidense pisó hace unas semanas su primera final de Grand Slam en Roland Garros, un paso más para confirmar su progresión, la cual la sitúa a un suspiro del top10. En una entrevista con The Telegraph, aprovechando la transición a la gira de hierba, Coco saca a relucir algunos fantasmas del pasado que le han llevado a convertirse en la persona que es hoy.

Aprendizaje tras perder con Osaka en el US Open 2019

“No es que creyera que podía ganar el torneo, de hecho, es lo que esperaba que pasara en aquel partido. En ese duelo con Naomi, lo lógico era pensar que no había ninguna posibilidad de que yo pudiera ganar, pero en mi cabeza sentía que, en aquel momento, tenía que ganar. Tenía 15 años y me había puesto mucha presión encima”.

Un consejo a la Gauff de 15 años

“Si pudiera volver atrás y hablar con mi yo de 15 años, le diría que está loca, que no se ponga tanta presión. Creo que en estos tres últimos años he aprendido mucho, ganar a Venus Williams en aquel momento me hizo creer que mis sueños estaban más cerca de lo que en realidad estaban. Definitivamente, fue algo con lo que lidiar. Lo más importante que he aprendido en este tiempo es que no tienes que preocuparte por lo que los demás esperan de ti, solo tienes que disfrutar del momento. En aquellos años, no disfrutaba del momento”.

Cambio de mentalidad antes de Roland Garros

“Es algo que sucede de repente, sin pensarlo. Salí a caminar por la mañana, me puse a observar a la gente, entonces das un paso atrás en tu vida observas por encima de tu propia cabeza. Ves los patos en un lago, entiendes ese pequeño momento… la verdad es que no sé cómo explicarlo en palabras sin que parezca que estoy loca, pero es lo que me hizo sentir que hay vida más allá del tenis, fue lo que me quitó un gran peso de encima. Después de esa experiencia, fui a jugar a París”.

El cariño de la gente

“Muchas personas se acercan y me dicen que me apoya sin importar si gano o pierdo, eso casi me hace llorar. Cuando era más joven, incuso cuando tenía 15-16 años, pensaba que a la gente solo le agradaría si ganaba”.

Corey, padre y entrenador

“Hemos escuchado algunas historias de terror dentro del tenis respecto al papel de los padres en el tenis. Yo estoy muy agradecida a mi padre, tanto a él como a mi madre, son los primeros que me sacan del tenis cuando lo necesito para que pueda ir a hacer otras cosas, para que no esté tres días seguidos únicamente haciendo tenis. Antes, durante los torneos, acababa en la pista y me iba directamente al hotel, nada más. Creo que me enganché demasiado con el tenis, solo pesaba en tenis, tenis y tenis. Tuve el síndrome del personaje principal”.

Activismo fuera de la pista

“Tanto el racismo como la violencia armada son problemas que, independientemente de la política en la que creas, definitivamente se tienen que resolver. Para mí es muy importante hablar sobre estos temas; si no lo hago, le estoy haciendo un flaco favor a mi familia, porque toda mi familia, empezando y especialmente mi abuela, han sido todos activistas, así que no me sentiría bien si no continúo con esa cadena que empezaron otros mucho antes que yo, mis ancestros”.

Evolución del circuito WTA

“El circuito está en mitad de una especie de transición. Es genial ver a chicas como Emma (Raducanu) o Iga (Swiatek), jugadoras a las que no conocía tanto de la etapa junior, pese a que jugamos los mismos torneos ITF en el mismo espacio de tiempo. Ver que a que muchas de las que conoces hace tiempo les va bien es algo genial, siempre intento apoyar tanto a Emma, como Iga, como a Leylah, siempre y cuando no me toque a mí jugar contra ellas”.

Comentarios recientes