Nadal arranca en Hurlingham con una demostración de poderío ante Wawrinka

El español consiguió un contundente triunfo en el torneo de exhibición previo a Wimbledon 2022, mostrando un nivel de juego estelar y gran movilidad.

Rafael Nadal gana a Wawrinka en Hurlingham. Foto: gettyimages
Rafael Nadal gana a Wawrinka en Hurlingham. Foto: gettyimages

No tiene por qué ser indicativo de nada, es pronto para sacar conclusiones precipitadas, pero el tenis que ha desplegado Rafael Nadal en su primer partido del torneo de exhibición Hurlingham Tennis Classics 2022 invita al optimismo y a la ilusión, habiendo ganado 6-2 6-3. Los primeros encuentros del balear sobre hierba son siempre complicados para él, costándole bastante hacer la transición de tierra a césped y necesitando de partidos y entrenamientos varios para ir ajustando movimientos y adquiriendo el ritmo necesario para jugar en una superficie compleja e imprevisible. Sin embargo, después de apenas unos días de entrenamiento, ha ofrecido un nivel asombroso ante un Stan Wawrinka que no estaba preparado, ni mental, ni física ni tenísticamente, para verse ante un coloso competitivo de este calibre en un torneo como éste.

Y es que Rafa afrontó el encuentro como si se estuviera disputando ya en Wimbledon 2022. La intensidad de piernas, la motivación en cada punto y la seriedad a la hora de estructurar tácticamente todos los puntos, generó asombro a todos los espectadores, que asistían estupefactos a un carrusel de golpes ganadores de fondo de pista. Nadal se mostró inabordable con su primer servicio durante la primera manga, respondía a los ataques del suizo y ofrecía buenas variaciones con el revés cortado. Se le vio especialmente inspirado con el drive invertido, lo cual pone de manifiesto su gran movilidad y rapidez en la pista. Llegó a situarse 5-1, perdió el saque, pero consiguió hacerse con el parcial desde el resto.

Nadal estuvo muy fino con su drive y ofreció una espectacular intensidad de piernas

La misma tónica se vio en el segundo set, donde no hubo lugar para la relajación. Tanto es así, que tras cometer algunos errores y verse con 0-40 en el primer juego, Rafa consiguió meter una marcha más y remontar el juego inicial, en lo que fue síntesis perfecta de su actitud y predisposición a la mejoría continua. Wawrinka intentó ser más agresivo, pero cometió errores ante la solvencia del español, que apenas se equivocaba en la selección de tiros. Terminó Rafael Nadal el encuentro en apenas una hora y con un marcador contundente, poniendo la primera piedra para conseguir algo importante en Londres. Su próximo rival en el Hurlingham Tennis Classics será el canadiense Félix Auger-Aliassime.

Comentarios recientes