Casper Ruud, ¿el próximo gran dominador sobre arcilla?

Os traemos debate: ¿Quién dominará la gira de arcilla cuando no estén Rafael Nadal y Novak Djokovic? Hablamos de un serio aspirante y por qué lo consideramos así.

Casper Ruud, ¿el próximo gran dominador sobre arcilla?
Casper Ruud, ¿el próximo gran dominador sobre arcilla?

¿Puede ser Casper Ruud el próximo gran dominador del circuito sobre tierra batida? Esa es la pregunta que vamos a intentar resolver en este artículo, aportando argumentos y datos al respecto. Lo cierto es que en el circuito masculino siempre suele haber especialistas sobre arcilla, pero el noruego lo está llevando al máximo exponente y ha levantado hasta tres títulos sobre esta superficie durante lo que va de temporada (Ginebra, Bastad y Gstaad).

Estilo ideal para jugar en tierra batida

Las características de juego de Ruud son perfectas para destacar sobre dicha superficie. El noruego es de los jugadores que más y mejor lifta la pelota de todo el circuito, y eso ya sabemos que en arcilla es muy efectivo: pues las revoluciones que le proporciona a la pelota hacen que esta salte mucho y pique alto y hacia adelante cuando toca el suelo.

Ruud no tiene el servicio más potente del circuito, ni mucho menos, pero sí logra una combinación entre potencia, colocación y efecto que hace de su servicio un arma tremenda. Es su jugada preferida: apoyarse en un buen saque e intentar entrar con su poderosa y pesada derecha como primer tiro, para a partir de ese momento dominar por completo el punto y someter a sus rivales.

Otra de las grandes claves es su físico y movilidad. Las condiciones físicas de Ruud son geniales para obtener una buena movilidad y desplazarse a las mil maravillas sobre las pistas de arcilla. Eso es algo que le cuesta muchísimo a algunos jugadores (véase el claro ejemplo de Daniil Medvedev), pero el noruego se adapta perfectamente y se le ve como pez en el agua.

¿Dominic Thiem? ¿Stefanos Tsitsipas?

Puede que el austriaco y el griego sean los dos que tengan más que decir en cuanto al próximo dominador sobre tierra batida (sobre todo cuando Rafael Nadal y Novak Djokovic sean algo más mayores o estén retirados). Thiem demostró que es un gran especialista, pero su última temporada y el bajón en su juego desde que ganó el US Open hacen dudar sobre su futuro rendimiento.

En cuanto a Tsitsipas, esta temporada demostró que su juego sobre tierra batida es excelente. Su gira fue brutal, y aunque es un jugador bastante diferente a Ruud y Thiem, el griego también se postula como un serio aspirante a dominar la arcilla cuando no estén los dos monstruos mencionados en el párrafo anterior. Como opinión personal, creo que no habrá un dominador absoluto, sino que se irán repartiendo los títulos sobre arcilla de manera alternada, pero sin duda los nombres de Ruud, Thiem y Tsitsipas son los más fuertes en ese sentido. ¿Qué opinión tenéis vosotros al respecto? ¡Os leemos en comentarios!

Comentarios recientes