Serena: “En algún momento tendré que mejorar”

La estadounidense hizo autocrítica tras escaparse viva del duelo ante Arantxa Rus. “Sinceramente, hicimos un repaso de sus partidos y ella no suele jugar así”.

La furia de Serena Williams. Fuente: Getty
La furia de Serena Williams. Fuente: Getty

Después de 2h48min de partido, a Serena Williams ni siquiera le quedaba fuerza para celebrar el triunfo. Ni siquiera firmar un tiebreak perfecto en el tercer set le devolvió el aire a los pulmones, ya que en su cabeza todavía se sucedían los momentos de tensión a los que le había invitado Arantxa Rus minutos antes. La estadounidense sobrevivió a su debut en el WTA Premier 5 de Cincinnati mostrando un buen nivel en lo físico y un necesita mejorar en lo tenístico. Así lo explicaba la ex número 1 mundial en rueda de prensa.

- Un partido trampa

“En algún momento voy a tener que mejorar. No siento que esté haciendo nada mal, es solo que… estudiamos sus partidos y, honestamente, ella no jugaba así. Es algo interesante, así que espero seguir adelante, no puedo hacer mucho más al respecto. Físicamente siento que estoy en una forma increíble, pero hoy en el segundo set choqué contra una pared, algo que podía ocurrir. Al final en el tenis todo es mental, todo se reduce a la mentalidad”.

- Físicamente no hay debate

“Intento llevarlo todo día a día, ya veremos cómo me siento mañana, aunque yo me veo lista, emocionada por volver. Como he dicho antes, siento que estoy en un gran estado de forma, súper preparada. Siento que estoy lista para cualquier cosa. La razón por la que he buscado estar así de forma es porque ahora vienen seis semanas seguidas donde, prácticamente, jugaremos a tenis todos los días. Era una gran oportunidad para prepararme y estar lista después para la tierra batida”.

- Experiencia sin público

“No lo sé, ha estado bien. Ahora siento que he pasado la prueba de jugar sin público, ya puedo pasarla también en el US Open, jugando en la Arthur Ashe. Ha habido un momento donde estaba agitando el puño y diciendo ‘¡Vamos!’, era como que me imaginaba al público en mi cabeza o algo así. Ha sido una experiencia divertida, al menos para mí, en ese momento fue como si las gradas estuvieran llenas”.

- Jugar de negro con tanto calor

“Mi rival también jugaba vestida de negro y cada vez que la miraba parecía estar perfectamente. Me ha pasado muy pocas veces, la verdad, comentándolo con mi entrenador le señalaba que nunca antes me había pasado. Tampoco soy de las que se toman descansos, nunca, siempre estoy lista, pero esta vez estaba sudando muchísimo, como si mi cuerpo estuviera llorando, sudando a cántaros. Fue como exprimir todos los poros. Por suerte, pude recuperarme y jugar mejor en el tercer set, así que seguiré vistiendo de negro”.

Comentarios recientes