Las claves del por qué Schwartzman ha sido superior a Nadal

Analizar lo ocurrido esta noche en el Hotel será clave de cara a la reanudación mañana. Esto fue lo que creemos que Rafa no hizo bien para llegar a esta situación.

Desconozco si Rafael Nadal tiene de verdad algo serio en las muñecas o ha sido por prevención. Tampoco sé si eso le ha condicionado de alguna forma en su partido ante Schwartzman y haya hecho que el argentino haya impuesto su tenis por encima del de Rafa pero ha llamado la atención ver a un Nadal tan desdibujado hoy y quisiera dar mis claves sobre por qué el español, hasta antes del primer parón por lluvia, estaba siendo superado por Diego.

El argentino salió con una táctica en la cabeza y la puso en juego a la perfección. Su idea era no darle ritmo a Nadal. No dejar, sobre todo, que se pusiera de derecha y controlara los puntos. Para ello, a la primera que tenía, pegaba una bola durísima a uno de los lados (sobre todo por el revés) para quitarle iniciativa y que el punto se decidiera, para bien o para mal, en su raqueta. Y esto lo ha podido hacer mejor al resto en ese baile de breaks que se han pegado los dos desde el inicio del partido.

El Peque le pegaba ya de primeras una bola profunda y pesada, difícil de devolver. Nadal se sentía con el agua al cuello y no sabía de dónde agarrar aire. Cuando Schwartzman sacaba, Rafa seguía usando su táctica de restar 4 metros atrás pero hoy, el argentino estaba realizando una pequeña variación. Su segundo servicio iba más lento de lo normal y no le daba tiempo a que llegara en condiciones para que Rafa metiera una bola profunda. Muchos de sus restos quedaban en el cuadro de saque y ahí, Diego la reventaba sin pensarlo.

Nadal puede que necesite hacer como tras el parón por lluvia. Pegarle duro, profundo, y no dejar que el Peque se la juegue dentro del campo sino desde fuera, donde resulta muy difícil que logre winners. Empujarle hacia atrás y quitarle el mando del partido. También, dar un par de pasos hacia adelante al recibir el segundo servicio, que le podría hacer tener más control del juego. Es probable que Schwartzman y su equipo hayan visto lo que pasó tras el primer parón y tengan algo más guardado pero el partido pasa por las manos de Rafa y que sea él quien controle la mayoría de puntos. Si deja que el argentino siga pegándole tan duro desde dentro de la pista, habrá muchas probabilidades de que no le gane.

[getty:968480738]

También influyó las condiciones del día. Estando nublado y con esas gotas de lluvia que empezaron a caer a mediados del encuentro, la pelota botaba mucho menos e iba mucho más lenta. Eso afectaba al spin del manacorí, cuya pelota no picaba tan alto y no ponía en problemas a un Schwartzman que se sentía comodísimo pegándole tanto de derecha como de revés.

Repito, no sé si el tema de las muñecas puede estar afectándole, pero sí que hemos visto a un Nadal sintiendo mal la pelota y poniendo en juego bolas muy cortas. Debe cambiar esto, principalmente, para poder darle la vuelta al partido. Si el Peque quiere jugársela, que lo haga desde fuera de la cancha y no sobre la línea o dentro, le hará tener más oportunidades de no recibir un winner. El argentino ya ha demostrado que no se arruga ante nada ni nadie y cortar esa racha de 37 sets debe ser el aviso que Rafa y su equipo deben analizar esta noche en el Hotel. Aquél que sepa descubrir mejor en qué ha estado fallando o qué puede hacer para solucionarla, tendrá medio partido ganado.

Por cierto, viendo cómo fue el partido y lo que ocurrió tras el parón, me acordé de una anécdota que Toni Nadal contaba en muchas de sus ponencias, en las que decía que cuando Rafa era chico, él le hacía creer que era mago y le comentó un día que si veía que estaba jugando mal y perdiendo, haría que lloviera para que parara y pudiera analizar lo ocurrido y volver para ganar. En aquél parón por lluvia en Wimbledon 2008 ante Federer, Rafa recordó aquello y le dijo a su tío: "Ahora no es momento de hacer llover". Lo que sí parece claro es que la lluvia ha vuelto para salvar a un Rafa que estaba siendo muy superado por el argentino.

Comentarios recientes