Daniela Seguel y las secuelas de la triste partida de su padre

La tenista chilena aún no asimila la muerte de su progenitor Jorge y tiene pensado ir a un médium para tener algún contacto con él

Fue una lamentable situación, en el lugar donde ha vivido muchas alegrías: la cancha de tenis. Daniela Seguel, sufría el sábado 26 de noviembre de 2016, mientras jugaba la final de la Copa Las Condes en Chile, la muerte de su padre Jorge, situación que la dejó marcada para siempre.

“Había tenido una semana muy linda en ese torneo, con muy buenos resultados, saqué adelante partidos muy duros, por lo cual estaba muy contenta. Lamentablemente no se terminó de la mejor manera por el fallecimiento de mi papá que fue una pérdida muy dolorosa”, señaló Daniela, conocida en su país como la “Pantera”, apelativo precisamente acuñado por su progenitor por su figura morena y estilizada.

La tenista chilena agrega que, “todo lo que pasó después fue lo más complicado que me ha tocado vivir. Aún no asimilo la pérdida de mi papá, fue algo muy delicado y complejo de sobrellevar y gracias a Dios con el tenis salgo de esto, me concentro y enfoco en mis objetivos y sueños. A él le gustaba mucho lo que hago y por eso siento que debo seguir adelante en este camino”.

Jorge Seguel fue quién motivo a Daniela a seguir el camino del tenis: cuando tenía 7 años la inscribió en la Escuela de la Federación de Tenis en la comuna de San Miguel como regalo de cumpleaños. “Obviamente ese y todos mis recuerdos están ligados a él. Lo extraño todos los días y se me hace complicado el día a día”.

Hoy, radicada en Barcelona (entrena con Albert Torras) “Dani” siente que tiene temas no resueltos a raíz del trágico fallecimiento de su padre, lo siente cerca y trata de hablar con él, buscando respuestas. Incluso, ha pensado acercarse a un médium para tener algún tipo de contacto. “Lo he pensado y analizado con mi hermano. Es una opción”, reconoce.

De hecho siente que siempre la acompaña. Casualmente su título más importante (ITF 60 mil de Barcelona ante la francesa Amandine Hesse), fue en el día del padre. Respecto a ese hecho, Seguel cree que fue “una cosa del destino. Creo que dentro de todo fue un buen año 2017, con dos títulos, una buena Fed Cup y logrando mi mejor ranking (189° WTA en junio). La verdad, no sabía cómo iba a responder anímicamente”.

Incluso, recibió el apoyo del equipo de fútbol del cual es fanática: “Colo Colo me ha ayudado mucho. Aníbal Mosa (presidente) fue muy comprometido y estoy muy agradecida de él y el club”.

Seguel (208ª WTA) logró meterse a las clasificaciones del Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, y se suma al contingente chileno que verá acción en Melbourne Park. Jugará por primera vez en su carrera la qualy del certamen australiano. “La idea es mejorar mi juego en estas canchas y llegar bien a la qualy de Australia. También me enfocaré mucho en ponerme muy fuerte en la parte física, se viene un año con lindos desafíos donde apuntaré a jugar torneos más grandes y buscaré terminar el año dentro de las 100 mejores del mundo ¡Este 2018 será mucho mejor!”.

Comentarios recientes