Serena Williams no quiere sorpresas

Serena Williams, vigente campeona olímpica y máxima candidata al título, sufrió pero se llevó el partido de octavos de final ante Alize Cornet. La norteamericana venció a la francesa por un resultado de 7-6(5), 6-2 en un partido cerrado, sobre todo en el primer set, cuando Cornet puso en reales aprietos a la número uno del mundo. Serena no se dejó sorprender por una jugadora que sabe a la perfección lo que es tumbarla. Aguantó el chaparrón de la europea, superó el viento que había en Río de Janeiro y se plantó en cuartos de final. Williams espera en la siguiente instancia a la ucraniana Elina Svitolina, quien venció a la británica Heather Watson por 6-3, 1-6 y 6-3.

Comentarios recientes