Novak Djokovic: “Si hubiera ganado Nishikori, no sería inmerecido”

El serbio comentó la extrema igualdad de su partido ante el japonés y admitió que fue un duelo que terminó decidiéndose un puñado de puntos.

Si por algo se le conoce a Novak Djokovic en sus ruedas de prensa es por su honestidad. Siempre responde sin tapujos, con la verdad por delante y sin rodeos. Cuando juega mal lo dice, cuando juega perfecto y sin fisuras también, y cuando el rival merece la victoria, también aparece el serbio para dar la cara. En su último encuentro en Roma ante Kei Nishikori, el serbio tuvo que sudar más de lo habitual para terminar con el puño en alto, una pelea que dejó en un muy buen lugar al de Shimane aunque al final abandonara el Foro Itálico por la puerta de atrás.

"Él estuvo impecable en el primer set, no pudo hacer demasiado. He jugado aún mejor de lo que lo hice contra Nadal, le doy mucho crédito a Kei por luchar de esta manera y jugar grandes puntos hasta el tercer set. En caso de que él hubiera ganado el partido, para nada hubiese sido inmerecido. Nishikori ha estado tan agresivo como siempre, pero más consistente en sus golpes, le gusta jugar rápido. Un solo punto pudo marcar la diferencia, de verdad”, reveló el de Belgrado en unas declaraciones recogidas por Tennis World Italia.

Sobre sus problemas en el primer juego por dolores en su tobillo, nada grave, aunque sí un contratiempo que le costó, o que no le ayudó, a dar lo mejor de sí en la primera manga. “La situación del primer juego en el que me golpeó a mí mismo el tobillo fue bastante difícil, me estuvo haciendo daño durante mucho tiempo hasta que el dolor por fin se desvaneció", manifestó.

Por su parte, Nishikori volvió a inclinarse ante el número uno del mundo por cuarta vez esta temporada, quedándose en esta ocasión más cerca que nunca del triunfo. “Ahora mismo estoy muy triste, estoy simplemente muy avergonzado por haber perdido esa serie de puntos en el tiebreak, realmente decepcionado ya que venía de jugar muy buen tenis en el primer set”, recordó el nipón.

“Estaba jugando agresivo pero dejé de hacerlo en el segundo set, también es verdad que él ahí empezó a jugar mejor. En el tercer podría haberlo hecho un poco mejor pero él me estaba metiendo mucha presión y yo no era capaz de conectar mi primer servicio de la misma forma que en el resto de partidos. Eso me estaba costando un montón de puntos. En el desempate hice demasiados errores no forzados, como por ejemplo los tres consecutivos que cometo con 3-3. Ese fue el error más grande que he tenido hoy", concluyó así el actual número seis del mundo.

Comentarios recientes