Los 'Championship Series', antepasados de los 'Masters 1000'

Así eran estos torneos antes de que pasaran a ser denominados tal y como lo conocemos hoy y descubrimos quienes lograron más trofeos.

Cuando Lamar Hunt creó el “Grand Prix”, en 1970, sentando las bases de lo que ha llegado a ser la organización actual del circuito, se establecieron también nueve torneos a los que se les dio una especial importancia, recibiendo el nombre de “Championship Series”. Curiosamente, aunque la mayoría pertenecía a dicho “Grand Prix”, también hubo algunos de la liga rival, la “World Championship Tennis” (WCT).

A lo largo de los años, hubo bastantes cambios en las sedes de estos torneos; algunos bajaron de categoría, subieron otros, desaparecieron, se crearon nuevos... algunos apenas se mantuvieron una o dos temporadas, otros permanecieron los 20 años que tuvo de vigencia la “Championship Series”. Fue constante el número de nueve y, hasta cierto punto, su distribución temporal en el calendario. En 1970, los torneos fueron: Filadelfia, Johanesburgo, Monte Carlo, Boston, Roma, Sidney, Los Ángeles, Estocolmo y Wembley. En 1989, la última temporada, Indian Wells, Miami, Monte Carlo, Hamburgo, Roma, Canadá, Cincinnati, Estocolmo y París. Sí, en efecto, justamente los nueve que, a partir de 1990, año en el que la ATP se hizo con el control casi absoluto del circuito, conformaron la “ATP Championships Single Week”, que posteriormente se denominaría “ATP Mercedes Benz Super 9”, “ATP Tennis Masters Series”, “ATP Masters Series”, y por último (por ahora) “ATP World Tour Masters 1000”.

El paralelismo entre la “Championship Series” y los actuales “Masters 1000” no es exacto; la principal razón está en que los primeros, a diferencia de los segundos, no eran obligatorios. Eran los más importantes y prestigiosos de la temporada, los que ofrecían premios económicos más elevados y los que mejores cuadros tenían... en general. Eso es cierto para muchos, la mayoría: Filadelfia, Boston, Roma... pero no para todos; otros, bien por su situación geográfica, su ubicación en el calendario, u otras razones varias, no alcanzaron tanta importancia. De todos modos siempre había al menos 2 ó 3 top 10 en cada evento de esta categoría, y con mucha frecuencia, 6, 7, 8, incluso más (la media, para todos los torneos y todas las temporadas, ronda los cinco top 10).

Los cuadros variaban entre 32 y 64 jugadores: 32, 48, 56 ó 64. Con algunas excepciones: Roma tuvo en una ocasión un cuadro de 90, Filadelfia dos o tres veces uno de 84, y, desde su incorporación a esta categoría en 1986, Miami (Boca West primero, Key Biscayne después), acogía a 128 tenistas en su cuadro principal. Y los premios económicos eran también (sin tener en cuenta los torneos del “Grand Slam”), en general, los más cuantiosos. No uniformes, hubo variaciones entre unos y otros en el montante ofrecido. Y otros eventos en cada temporada (tres, cuatro, no muchos más) que no pertenecían a esta categoría igualaban o superaban los premios de algunos “Championship Series”. Por ejemplo, las finales WCT en Dallas (torneo equivalente, en esa liga, a las “Barclays ATP World Tour finals” actuales en Londres, aunque, por acuerdo entre el “Grand Prix” y la WCT, muchos años ese evento se disputó en abril, una vez finalizados los torneos de esa gira). Inciso: a partir de 1990, el torneo con mayores premios económicos, a veces con mucha diferencia fue la “Grand Slam Cup”, reservada a los tenistas con mejores resultados en los torneos del “Grand Slam” la temporada anterior.

Igual que ocurre actualmente, las superficies variaban según la época y el país; en la primavera y verano europeo, tierra batida roja. En fechas parecidas, pero en Estados Unidos, arcilla verde norteamericana (“Hard True”), o bien pistas duras sintéticas. También pista dura en otros torneos de primavera u otoño, en América, Europa o Asia. Y con frecuencia moqueta, en los eventos disputados bajo techo. Una sola excepción: Sidney, en 1970, se jugó en hierba.

Sería excesivamente prolijo detallar qué torneos se disputaron cada temporada (y, en caso necesario, es una información fácil de obtener).Ya he dicho que algunos fueron muy efímeros (Sidney, Johanesburgo...), otros, como Filadelfia o Estocolmo se encuentran la mayoría de los años (el de la capital sueca, todos menos 1981, 82 y 83). Tokio estuvo presente desde 1978 a 1988 inclusive. Hamburgo y Canadá, desde 1978 hasta 1989, la última temporada de los “Championship Series; Cincinnati parecido, aunque sólo tuvo esta categoría desde 1981. Entre los otros precursores de los “Masters 1000”, Miami (con sus denominaciones anteriores) se incorporó en 1986; Indian Wells en 1987 y París tan sólo la última temporada, 1989, ya en su ubicación temporal actual, a final de año. En medio, otras localizaciones notables, norteamericanas sobre todo: Las Vegas, Indianápolis, Boston, Los Ángeles, Washington, Forest Hills; y, en Europa, aparte de las ya citadas, Wembley. Y Monte Carlo y Roma, los dos únicos torneos que mantuvieron todos los años (aún lo hacen hoy, como “Masters 1000”) esta categoría. En su localización temporal durante el año, se puede hacer el siguiente esquema:

  1. Filadelfia, o Indian Wells.
  2. Las Vegas, o Forest Hills, o Miami.
  3. Monte Carlo
  4. Boston o Hamburgo
  5. Roma
  6. Sidney o Washington o Canadá
  7. Los Ángeles o Indianápolis o Tokio o Cincinnati
  8. Estocolmo o Tokio
  9. Wembley o Johanesburgo (aunque dos o tres años se jugó en el otoño austral) o París.

Podemos terminar contando algo de los vencedores de estos torneos. Como era de esperar, los mejores. Solamente en cinco ocasiones (de las 180 que se disputaron) ganó un tenista que no fue nunca top 10; y en 118 de ellas (casi las dos terceras partes), quien levantó el trofeo era, había sido o sería un número uno. Quienes más títulos tienen en sus vitrinas: Ivan Lendl (22), John McEnroe (19), Jimmy Connors (17), Björn Borg (15), Rod Laver (9), Matts Wilander y Boris Becker (8 cada uno), Nastase y Vilas (7)... y no puedo dejar de mencionar a Pancho Gonzales, que ganó en Los Ángeles en 1971 con la friolera de 43 añitos en sus espaldas. Por superficies: en tierra, Lendl y Borg, 8 cada uno. Dura sintética, Lendl de nuevo (10 torneos), e “indoor” (la mayoría en moqueta), McEnroe, con 14 títulos. Españoles: poquitos. Manuel Orantes sobre todo, con seis torneos. José Higueras dos y Joan Aguilera uno. Iberoamericanos: Vilas (7), Andrés Gómez, Raúl Ramírez y Alberto Mancini (2), y José Luis Clerc (1).

Otros datos de ganadores: el único que logró los nueve (son veinte en total, pero considero las diferentes sustituciones de uno por otro) fue Lendl; Borg se quedó cerca, con ocho diferentes (le faltó Filadelfia). En dos ocasiones, Laver en 1970 y Connors en 1976, un sólo tenista conquistó cinco torneos diferentes de esta categoría. Y Lendl (seis veces Canadá) el que más repitió victoria en un mismo evento. Seis ganadores de torneos del “Grand Slam” (Gimeno, Edmondson, Teacher, Cash, Kriek y Kodes) no vencieron sin embargo en ninguno de la “Championship Series”. Y tres jugadores , Joan Aguilera, que venció en Hamburgo en 1984 y 1990, Becker y Edberg levantaron trofeos tanto en la “Championship Series” como en los que les sucedieron, los “Masters Series” en sus diversas denominaciones. Sumando unos y otros, tanto Boris (con 13) como Stefan (8) coleccionan una buena cantidad de victorias de prestigio (aparte de sus trofeos en torneos del Grand Slam y Copa Masters).

Comentarios recientes