Análisis del cuadro individual del Masters 1000 de Cincinnati

Analizamos al detalle, sector por sector, los emparejamientos del último gran coloso en cemento previo al US Open

Celebrado en Ohio el sorteo del cuadro individual del Masters 1000 de Cincinnati, ya se conocen los emparejamientos de los 56 competidores que se lanzaran a la conquista del último gran coloso sobre cemento antes de abordar el US Open. Ya se conoce, en consecuencia, la potencial hoja de ruta a encarar por los principales cabezas de serie (Novak Djokovic, Andy Murray, David Ferrer y Rafael Nadal) en un evento cuya fase final arranque este lunes.

La cita inmediatamente anterior al último Grand Slam de la temporada ofrece un auténtico campo de pruebas de la mano de un cartel excepcional. Con las veinte primeras raquetas del mundo constreñidas en un cuadro de 56 plazas, la intensidad puede dispararse desde el primer impacto. Vuelve el suizo Federer, pentacampeón, a su reducto más fructífero en tiempos recientes. Una pista de gran ritmo a la espera de ser domada. Cuestionado el suizo meses atrás sobre si restaba alguna pista realmente rápida en un circuito decelerado, no dudó en la respuesta: "Montreal en sesión diurna y Cincinnati durante jornadas calurosas". Una especie de oasis intermiente bajo una dinámica de pisos lentos. A contemplar con detalle. En Punto de Break analizamos los posibles cuadernos de navegación de los principales favoritos al tiempo que se desatan los primeros pulsos al sol sobre el cemento norteamericano.

Primer cuadrante: Novak Djokovic

Es una contrarreloj entre el interior y el propio tiempo. Novak, que volvió a caer sobre cemento a manos de Nadal tres años después, camina con la espalda marcada en su terreno predilecto. El zarpazo recibido en París, objetivo cumbre del año, ha salpicado el hábitat natural de un balcánico que acumula dos brechas recientes ante su más poderoso adversario. ¿Cómo gestionar esto? ¿Tendrá consecuencias fuera del enfrentamiento directo? No ha terminado el serbio de remendarse los harapos cuando la competición ya le vuelve a pedir respuestas. Es la exigencia inherente a ser número 1. Hacer de la neutralización de sensaciones sello. Ahogar euforias hasta normalizar el triunfo. Tornar grietas en cicatrices a velocidad de vértigo. El insaciable serbio que ha hecho del cemento su particular escudo de armas, no obstante, afronta el torneo con una medalla en el horizonte. Haciendo buena la máxima que habla de tener objetivos como combustible, el torneo evento ofrece un estímulo mayúsculo. Cincinnati es el último reducto de la máxima categoría ATP que no descansa en las entrañas de su vitrina. Ohio, el último enclave previo al desembarco en Nueva York, le ofrece una ventana a los libros de historia. Pisoteará Novak el asfalto sabiendo que abordar el último partido, algo inédito con cuatro finales entregadas, convertiría su nombre en algo eterno. Es una hazaña paradigmática de regularidad, de rendimiento top durante todo el año, que nadie jamás ha logrado: ganar nueve Masters diferentes. Para arrancarse las espinas, una cita con el cielo.

Djokovic comenzará su candidatura al tercer título sobre cemento de la temporada ante el ganador del duelo que enfrenta a Juan Mónaco y Jurgen Melzer, dos propuestas con un pasado más certero que su presente. En el horizonte de tercera ronda emergería el francés Simon, ante quien cuenta por victorias sus últimos seis duelos, datando el último precedente de 2010. En la barrera de cuartos de final la línea gala daría el testigo a un Richard Gasquet, fulminado por el serbio la pasada semana en Montreal. David Ferrer, sometido sin error en cada precedente competido en cemento al aire libre, sería el último escollo antes de la final. Buscando completar una inédita colección de Masters, si se impone la lógica del ranking, podría enfrentar al escocés Murray, con quien discutió las últimas tres finales de Slam fuera de la arcilla.

Probable ruta de Novak Djokovic: R1 – bye / R2 – Juan Mónaco / R3 – Gilles Simon / QF – Richard Gasquet / SF – David Ferrer / F – Andy Murray

Partidos interesantes en este sector: Gilles Simon v Vasek Pospisil, Milos Raonic v Jack Sock, John Isner v Florian Mayer

Segundo cuadrante: David Ferrer

Es el maratoniano anudándose las zapatillas. Ferrer, que se infiltra un tobillo para poder competir libre de dolores en Wimbledon, toma cuatro semanas de descanso. Un movimiento poco habitual en el proceder del levantino. En su retorno a competición, suma seis juegos ante el 83 del mundo, la peor derrota del año. Nuevamente en un cambio de superficie, tesitura presente en sus últimos catorce tropiezos en la ronda inaugural de un torneo. David, cuyo tropiezo unido al vuelo de Nadal en Montreal le ha mandado al cuarto puesto, entrena en Cincinnati un objetivo evidente: recoger ritmo de competición suficiente antes de abordar Nueva York. Ferrer, que en 2013 ha pasado por cada Slam firmando el mejor resultado de su vida, protege semifinales en la Gran Manzana. Permanecer como uno de los últimos cuatro supervivientes que mantienen la respiración pasa por acoplarse al cemento. En 2012, no obstante, logró el resultado con apenas un partido previo en la superficie. Llegaba, ganando Bastad y la experiencia en los Juegos Olímpicos, con el rodaje competitivo del que ahora carece. Un partido en 40 días contemplan a un hombre habituado a quemar las piernas. Cuestión de conjugar la frescura física con la recuperación del automatismo. Eso busca David en Ohio: el equilibrio entre sus extremos.

El levantino abrirá su camino en el Masters de Cincinnati ante el local Harrison, cuyo único precedente contempla una pelea a tumbar abierta en Wimbledon decidida a su favor en cinco mangas. El polaco Janowicz, ante quien selló en Bercy la conquista más grande de su carrera, sería una reminiscencia a encarar en tercera ronda. El camino se endurece en el horizonte con el argentino Del Potro, reciente campeón en Washington y verdugo de David en Wimbledon, decidido a repetir las gestas de 2009. Sin lugar al oxígeno el alicantino debería someter por primera vez a Djokovic en pista dura outdoor antes de pensar en volver a una final de Masters 1000. En ella, podría reeditar el pulso de Miami ante Murray, donde quedó a un punto de coronar Crandon Park.

Probable ruta de David Ferrer: R1 – bye / R2 – Ryan Harrison / R3 – Jerzy Janowicz / QF – Juan Martín del Potro / SF – Novak Djokovic / F – Rafael Nadal

Partidos interesantes en este sector: James Blake v Jerzy Janowicz, Kei Nishikori v Feliciano López, Benoît Pare v Nikolay Davydenko.

Tercer cuadrante: Rafael Nadal

Es un paso más sobre la cuerda del convencimiento. El balear, capaz de apartar la sombra de Djokovic tras tres años de sometimiento en cemento, acude a Cincinnati para probar una sensación hundida en el tiempo. Competir en semanas consecutivas sobre pista rápida es una empresa no abordada en los últimos 15 meses. Someter al castigado tren inferior a una continuada exigencia sobre el duro cemento. Es lo que evitó esta primavera, renunciando a Miami tras coronar Indian Wells. Es lo que no pudo hacer en la segunda mitad de 2012, lastrado por una hoffitis y una lesión parcial de tendón rotuliano en su rodilla izquierda. Y es lo que no logró en la primera mitad de ese año, teniendo que renunciar en Florida tras trotar en California. Para verle completar dos torneos seguidos en cemento hay que remontarse a la gira asiática de 2011. Rafael, que a menudo recuerda llevar unos dos años sin poder competir a gusto en la superficie, tiene en Ohio un test para pasar el Rubicón. Pese a todo, acude a Cincinnati con la consciencia de saberse invicto en la superficie en 2013, habiendo sentado en ella a cinco de los nueve hombres que esta semana le acompañan en las diez primeras posiciones del escalafón. Sin triunfos más allá de los cuartos de final en ocho ediciones disputadas, nunca mostró el mallorquín su mejor versión en Cincinnati. Nunca, hasta este año, había sellado el balear dos Masters de cemento outdoor bajo los límites de un mismo curso. En Montreal mostró retazos de nivel alarmante. Firme al servicio, completamente asertivo al engranar precisión en un tenis de 3-4 golpes, siendo fiel a esa necesidad de acortar los puntos para alargar su oxígeno. Nadal llegó al cemento. Momento de demostrar que puede mantenerse en él.

El mallorquín buscará dar continuidad a su corona de Montreal ante el ganador del pulso inaugural que enfrenta a Pablo Andújar y Benjamin Becker, dos perfiles en teoría manejables. El murciano Nicolás Almagro, un hombre ante el que el manacorense no conoce el error tras ocho enfrentamientos o el búlgaro Dimitrov, correoso en cada predecente, podría ser el segundo escollo a escalar. El suizo Federer, ausente en Montreal tras una gira de tierra que castigó su espalda – motivo que emborronó su último choque directo en Indian Wells, podría cruzar con el balear en cuartos de final. El reencuentro con el escocés Murray, a quien no se enfrenta desde 2011, podría ser la narrativa en semifinales antes de revivir un pulso en pista dura con el serbio Djokovic. Es decir, Rafa podría necesitar batir a los tres miembros del big4 para alzar el trofeo. Unido a la resistencia en semanas consecutivas sobre la superficie, un reto mayúsculo.

Probable ruta de Rafael Nadal: R1 – bye / R2 – Pablo Andújar / R3 – Nicolás Almagro / QF – Roger Federer / SF – Andy Murray / F – Novak Djokovic

Partidos interesantes en este sector: Mardy Fish v Philipp Kohlschreiber, Nicolás Almagro v Grigor Dimitrov, Tommy Haas v Kevin Anderson

Cuarto cuadrante: Andy Murray

Es la descompresión del coronado. Cuando Andy se entrega en la segunda ronda de Montreal a manos del llamativo Gulbis, lo hace estrenando galones de campeón de Wimbledon. Cuando Murray trote sobre el cemento de Cincinnati, será consciente de tener entre las manos la última prueba antes de abordar su primera defensa de Grand Slam. Es un hombre ubicado entre dos paredes. Lo que antes eran muros de tristeza, no obstante, han tornado en tabiques de grandeza. Respira el escocés, signo de su crecimiento, en un ambiente plagado de nuevos escenarios. Es el precio a pagar por ir escalando peldaños. Manejar el sentimiento desconocido. Sobre el cemento de Ohio, una certeza. Junto al pentacampeón Federer, Murray es el único tenista en activo capaz de gobernar el torneo. Con dos coronas haciendo sombra en su vitrina, el de Dunblane pisará un terreno conocido mientras trata de ordenar su esquema. Con tal realidad recorriendo su interior, el británico busca una plataforma de lanzamiento antes de encarar uno de los mayores retos de su carrera deportiva en Nueva York. Antes de hacerlo suyo en 2012, las dos mejores actuaciones de su carrera en la Gran Manzana (final 2008, semifinal 2011) vinieron precedidas de cetros en Cincinnati. Un potente resultado podría traer reminiscencias para suavizar su inmersión en la gigantesca protección de corona a encarar.

El de Dunblane estrenará su candidatura sobre el cemento de Ohio ante el ganador del pulso que enfrenta a Mikhail Youzhny y Ernests Gulbis. Es decir, en caso de victoria de este último, podría asumir el reto encarar a las primeras de cambio a su más reciente verdugo. En tercera ronda surgiría la figura del italiano Fognini, hombre de moda durante la gira de tierra y dueño del único precedente en pista dura ante el británico en 2007. El checo Berdych, al que derrotó en las semifinales del US Open 2012, saluda como posible oposición en la barrera de cuartos de final, antes de entrar en la temperatura real del evento. En semifinales podría esperar Nadal, auténtico tormento –ver tres semifinales de Slam cedidas en 2011- en cuya ausencia el escocés ha levantado las páginas más brillantes de su carrera. Superar tal escollo podría reeditar el pulso clásico de cemento con Djokovic, ante quién selló los dos títulos de Cincinnati que descansan en su palmarés. Sería, también, una reminiscencia neoyorquina antes de lanzarse al US Open.

Probable ruta de Andy Murray: R1 – bye / R2 - Ernests Gulbis / R3 – Fabio Fognini / QF – Tomas Berdych / SF – Rafael Nadal / F – Novak Djokovic

Partidos interesantes en este sector: Ernests Gulbis v Mikhail Youzhny, Andreas Seppi v Stanislas Wawrinka, Fabio Fognini v Radek Stepanek

Puedes consultar el cuadro individual del Masters 1000 de Cincinnati aquí.

También te puede interesar:

Ánalisis del cuadro individual del Premier 5 de Cincinnati

Comentarios recientes