Coloquio sobre los Juegos Olímpicos

Entrenadores, jugadores, periodistas y especialistas del mundo del tenis analizan los Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos, la mayor cita del mundo del deporte que se disputa cada cuatro años, otorga la oportunidad a los tenistas de conseguir un tesoro preciado y eterno: las medallas que abren la puerta de la eternidad y en este debate realizado entre periodistas, jugadores, entrenadores y especialistas del mundo de la raqueta, se analizan todas las claves de la competición que arranca en unos días en la hierba de Wimbledon.

*Nota: el debate se realizó antes de conocer la baja del español Rafael Nadal, por lo que en algunas respuestas se menciona al mallorquín, teniendo en cuenta que era uno de los máximos favoritos a ganar el torneo.

¿Quiénes son los favoritos?

Anabel Medina, tenista número 35 de la WTA y medalla de plata en Pekín 2008

Federer, un poco la línea que ha estado llevando en estas últimas semanas, además que es uno de los últimos objetivos que le quedan por cumplir. En chicas, Serena Williams porque cuando quiere jugar es la mejor de mundo.

Ángel García, especialista en tenis de Cadena Cope y director de Londres 2.12 en cope.es

En categoría masculina, los 3 de siempre, no necesariamente por este orden. Roger Federer, estrenando el número 1 y con el trofeo de Wimbledon aún caliente; Novak Djokovic, con ganas de recuperar su trono y su nivel de 2011; y por supuesto Rafa Nadal, que nunca ha necesitado mucho tiempo para sacarse las pocas espinas que el tenis le ha clavado.

Y en categoría femenina, hubiese apostado por Sharapova antes de Wimbledon, pero viendo el nivel recuperado por Serena Williams es obligado apostar por ella. Sus 29 Grand Slams hablan por sí solos.

Álvaro Rama, especialista en tenis y autor de No Challenges Remaining

En el cuadro masculino cualquiera de los integrantes del actual top 4 (Federer, Djokovic, Nadal, Murray) presentan argumentos de sobra para optar al oro de forma firme. Una segunda línea de élite vendría representada por Berdych, Tsonga y hasta Ferrer: opciones de medalla, pero sobre todo para negar la presea dorada al cuarteto de cabeza. Por último un tercer escalón de contendientes encarnado por violentos sacadores y/o pegadores con capacidad para hacer sudar e inclinar a cualquiera en un momento dado (Raonic, Isner, Karlovic,…)

En el cuadro femenino la principal candidata debiera de ser Serena Williams. Viene de ganar Wimbledon y ha cedido un partido desde marzo. Probablemente sean sus últimos Juegos Olímpicos y es un cetro que no tiene en su colección. Inmediatamente después de la estadounidense colocaría a Petra Kvitova, a pesar de llevar un año irregular, es la jugadora a batir sobre hierba de su generación. De nuevo al frente del circuito femenino, Azarenka ha alcanzado dos semifinales de Wimbledon en las últimas dos temporadas y parece haber recuperado la frescura perdida al término de la gira de tierra tras un inicio de temporada arrollador. Hasta aquí mi trío de principales candidatas. Ausente en 2004 (ranking) y 2008 (lesión), Sharapova debutará en unos Juegos. No ha batido a una top 15 en hierba desde 2006, y es probable que necesite hacerlo para optar a medallas. La final de Radwanska en Londres me genera dudas pero debe llegar lejos. Lisicki me da mucho miedo.

David Menayo, redactor de Marca y presentador de Tie-Break en Radio Marca

Federer y Serena. Son dos jugadores que acaban de ganar Wimbledon, que están en el ocaso de su carrera, que saben lo que es triunfar en unos Juegos Olímpicos en la modalidad de dobles y que tienen en el oro individual un sueño que hacer realidad. Seguramente a principio de año no estaban en ninguna quiniela pero ahora han adelantado a sus homólogos en las quinielas por derecho propio.

Enrique Yunta, especialista en tenis de ABC

A tenor de lo visto en Wimbledon, obviamente me decantaría por Roger Federer y por Serena Williams. Nadie se acopla mejor a la hierba de Londres que Federer, motivado como nunca porque el oro olímpico es una de las pocas fotos que le falta. Además, se convierte en un tenista peligrosísimo jugando a tres sets, arrebatador en las distancias cortas. Y Serena, tres cuartos de lo mismo. Ella decide, por norma, cuándo quiere ganar y está exhibiendo un recital al servicio asombroso.

Fernando Gómez, comentarista de tenis en Eurosport

En categoría masculina incluiría como más claros candidatos a las medallas los cuatro que llegaron a las semifinales de Wimbledon, más Rafa Nadal. Aunque no soy ajeno a que en todos los Juegos Olímpicos desde que el tenis volvió al programa ha habido sorpresa con eliminaciones prematuras. Ahora lo veo menos probable. Pues aunque alguno de los citados pueda perder con un jugador que no se espera, sería doblemente meritorio si este alcanzara una medalla.

En mujeres la lógica dice que Serena Williams (que nunca ha ganado una medalla individual), María Sharapova y Petra Kvitova deben ser las máximas candidatas. Con algunas opciones veo a Venus Williams, que puede inspirarse, pues sus mejores resultados han sido en hierba y en JJOO, Agniezka Radwanska o la número uno Victoria Azarenka.

Fernando Vergara, especialista en tenis del diario Perfil

Roger Federer, Novak Djokovic y Serena Williams. Federer lógicamente llega envalentonado con su séptimo título en Wimbledon, y el nuevo acceso al número uno del mundo. Es lo único que le falta a su brillante carrera, después de haberse consagrado en Beijing con Stanislas Wawrinka en pareja. Irá por el oro sin ninguna duda: desde hace tiempo confesó que Londres 2012 era una de sus grandes metas.

Serena tiene la experiencia del oro en dobles (dos, además) con su hermana Venus, y al finalizar Wimbledon confesó que se encuentra plena, en uno de sus mejores momentos. A nadie debería sorprender si a fin de año la vemos nuevamente en el número uno del WTA. En un tenis femenino tan dispar, a ella le alcanza con su nivel actual para llevarse la medalla dorada de Londres.

Galo Blanco, extenista, entrenador de Milos Raonic y técnico en 4SLAM TENNIS Academy

Roger Federer y Milos Raonic. El primero porque es el actual número uno y vendrá con mucha confianza después de su última victoria en Wimbledon, también es el único título que le queda por conseguir y creo que tendrá un extra de motivación. El segundo porque aunque creo que le llega un poco pronto, si está fino de saque será muy difícil rompérselo y siendo al mejor de tres sets siempre es un peligro. También será interesante ver como se desenvuelve por primera vez en unos Juegos Olímpicos en los que creo que lo puede hacer muy bien.

Jacobo Díaz ,extenista, técnico de la SD Tennis Academy y comentarista de Canal Plus

En el cuadro masculino, Roger Federer. Está claro que está pleno de confianza tras ganar Wimbledon, recuperar el número uno y los Juegos Olímpicos es uno de los objetivos marcados para éste año y además se juega en la hierba de Wimbledon, su segunda casa.

En el cuadro femenino, Serena Williams por su reciente victoria también en Wimbledon y en el torneo de Stanford, incluso más reciente aún. Ha vuelto por sus fueros y el objetivo de ganar unos Juegos Olímpicos compitiendo por su país es una motivación extra.

Javier De Diego, especialista en tenis de Radio Nacional de España

Para el cuadro masculino los de siempre. Los 4 primeros del ranking. Para mí, el más favorito es Federer. Después de ganar en Wimbledon con bastante solvencia y recuperar el número uno, creo que además de confianza el suizo tiene algo muy importante en el tenis: la tranquilidad que da haber vuelto a ganar un grande y estar otra vez en lo más alto después de dos años de incertidumbres y resultados no tan brillantes. Además, le ayuda que el torneo olímpico se juegue a tres sets. Esta circunstancia y que se juegue sobre hierba hace que en este caso más que nunca el torneo olímpico quede abierto a sorpresa. Estamos acostumbrados en Wimbledon a resultados raros y a que los grandes sufran más de la cuenta. Les ha pasado a casi todos. Recuerdo a Federer contra Falla o a Nadal contra Haase. La hierba no permite distracciones y menos en los Juegos donde los partidos serán más cortos. Cualquier sacador puede aspirar al podio si está fino y será interesante, pero veo a Federer en la lucha por el oro.

En el cuadro femenino bastante más claro si la ‘interesada’ no falla. Serena Williams si está mentalizada es la principal favorita entre las chicas. Luego hay aspirantes que pueden optar si la pequeña de las Williams se despista. Radwanska, Sharapova y Kvitova pueden estar en el podio.

Javier Martínez, especialista en tenis de El Mundo

Roger Federer. Torneo al mejor de tres sets en la superficie que mejor domina, con la posibilidad de seguir haciendo historia.

Favorita femenina. Serena Williams. Sí, apuesta conservadora la mía, pero no veo a ninguna tenista más capacitada a priori en Wimbledon.

Javier Méndez Vega, redactor jefe de TENIS WORLD

Cualquiera de los ‘cuatro fantásticos’ podría colgarse la medalla de oro. Veo muy difícil que otra raqueta que no esté en el top 4 pueda subir al primer cajón del pódium. Nadal defiende el metal, Federer ansía el gran título que le falta, Djokovic aspira a quitarse la espina de Beijing 2008, mientras que Murray quiere sorprender en casa. Más allá de este selecto grupo, Berdych y Tsonga son los ‘outsiders’ a tener en cuenta.

Por su parte en el cuadro femenino, sobre la hierba del All England Club veo como principal favorita a Serena Williams. Puede ganar todo lo que se proponga. Tras la norteamericana, Azarenka, Sharapova, Radwanska o Kvitova también optan a todo. Con especial atención seguiré los pasos de Kerber.

Jesús Mínguez, especialista en tenis de AS

Roger Federer y Serena Williams. Ser campeones en el reciente Wimbledon afianza sus opciones. Además, para los dos pueden ser los últimos Juegos. El suizo es el jugador más en forma del año, quitado el tramo de temporada de tierra donde Nadal es indiscutible. Wimbledon es su territorio y la recuperación del número uno le confirma sus excelentes sensaciones. Además, a principio de año se fijó los Juegos como objetivo y que el torneo sea a tres sets creo que le da aún más argumentos. En un abrir y cerrar de ojos es capaz de cerrar partidos, sin desgaste.

Jorge Viale, creador de FueBuena y columnista de ESPN

Los favoritos en el cuadro masculino siguen siendo los top 4, quizá más los top 3 que Murray (si sale campeón, ¿cuenta como que quebró la racha británica en Wimbledon?), con el agregado de Tsonga que podría arañar un bronce.

Es muy complicado arriesgar por uno de ellos: los pronósticos previos a un gran torneo suelen tomarse a partir de las participaciones de los días anteriores, con no más de una semana de diferencia, y las referencias con las que contamos al momento de responder este coloquio no nos hablan de tenis sino momentos de relax, al rayo del sol, con la raqueta bien lejos, pescando o navegando en playas europeas como Cerdeña. Si me obligan a indicar favorito, me saldría Federer por la última sensación vivida en el mismo lugar de juego.

En cuanto a las mujeres, también iré con la campeona, Serena Williams, en especial porque su servicio marcó demasiadas diferencias en Wimbledon.

Juan López, especialista en tenis de cadenaser.com y presentador de Punto, Ser y Partido

Es difícil hablar de favoritos en un torneo tan peculiar y distinto al resto como va a ser este. Por tipo de pista y sensaciones, Federer parece que tiene algo de ventaja. Además de ser más regular con el saque, que a tres sets va a ser fundamental. Luego ya se abre un abanico grande; Murray, Djokovic, Nadal es un poco más incógnita. Y dejándome llevar, metería a Ferrer, por creer que su historia merece un final feliz. Un tío que ha ganado dos de los últimos tres torneos que ha jugado debe contar.

En chicas es una lotería. Si a Serena le apetece, pues ganará. Si no, Azarenka o Radwanska son las que más finas parecen. No hay que olvidarse de Lisicki y Kerber, que son muy buenas en hierba y además son alemanas (esto lo firmaría Luis Aragónes).

Lara Arruabarrena, tenista número 122 de la WTA y ganadora del torneo de Bogotá

Federer y Sharapova. A los dos les beneficia la superficie y vienen con confianza.

Lisa-Marie Burrows, especialista en tenis, escritora en International Press Asociation y World Tennis Magazine

Siempre es difícil decir quién va a ganar cualquier torneo cuando la competición trata del suizo Roger Federer, del español Rafael Nadal y del serbio Novak Djokovic; ya que han dominado el tenis durante mucho tiempo. Pero en los Juegos Olímpicos, tengo la sensación de que el favorito para ganar el oro es Rafael Nadal. Después de perder en la segunda ronda contra Rosol, Nadal quiere demostrar que todavía puede ganar en las canchas de césped. Ya ganó la medalla de oro olímpica en Pekín y tiene la experiencia adquirida, para volver a hacerlo.

El circuito de la WTA ha sido siempre más abierto y difícil de predecir, pero Serena Williams está haciendo un gran tenis, con el que acaba de ganar en Wimbledon y en California, y si no está cansada, tiene el juego perfecto para ganar el oro olímpico en Wimbledon.

Manuel Poyán, comentarista de tenis en Eurosport

Todos los grandes, ellos y ellas (¿Bartoli?), están. Todos los campeones de Wimbledon recientes pueden. No quiero presionar a Rafa Nadal pero cinco finales allí algo indican. Además ha tenido tiempo de descansar. A él no le van mal los tres sets a priori. Roger Federer es otro gran favorito y no es fácil ganarle en Wimbledon. Encima se ha vuelto a encaramar al número uno. Ya gano el oro en Pekín en dobles con Wawrinka. Encima, juega en su casa. Novak Djokovic tiene opciones, se quedó en las semifinales de Pekin ante Nadal. En aquel 2008 llegó a estar desesperado por no poder vencer a Rafa. Pero el Novak Djokovic del 2012 ya ha ganado grandes cosas.

El tenis tiene sus leyes. Andy Murray también debería ser muy peligroso. Ya ha demostrado que puede llegar a finales de Slams. Su juego de casi 20 minutos con Federer en la final de Wimbledon 2012 fue épico. Roger lleva imbatido en cubierta desde 2010, aunque Nadal le arrebató un set en el 02 Arena, pero no hay forma con Roger bajo techo. En todo caso, la pista central de Wimbledon es tan amplia que hay opciones. No es lo mismo. Pero no me desvío de Murray. Andy se ha quitado un peso de encima. Y no da la impresión de que le disguste asumir responsabiliddes. Murray es escocés y guerrero.

Es imposible no mentar a tenistas como David Ferrer, Jo-Wilfried Tsonga, Andy Roddick o John Isner. Roddick a tres sets puede ser competitivo. Es hierba y el saque importa. Thomas Berdych llegó a la final ante Rafa en Wimbledon 2010 y Le ganó a Federer en Atenas 2004. Luego mencionamos a otros posibles: Almagro y Verdasco entre ellos.

En chicas, el cuarteto de los últimos tiempos con Serena Williams a la cabeza es favorito. También Maria Sharapova. Si sujeta los nervios de jugar por su país viene con ganas tras caer ante Lisicki. Agnieska Radwanska, con su tenis control, se permitió el lujo de oponerse a Serena Williams. Victoria Azarenka ya ha sido campeona en Australia y su tenis se ajusta bien a la superficie.

Por supuesto, hay que tener en cuenta a Petra Kvitova. En este caso mencionemos a Madrid, que sigue buscando ser Olímpica.Las campeonas de Madrid de los últimos años luego han ganado Wimbledon. ¿Será porque la altura favorece a las sacadoras? Es otro debate, pero vamos que la zurda Kvitova gusta de jugar por su país.

Otras tenistas a ser tenidas en cuenta: Kim Clijters, la china Na Li, Maria Kirilenko, Angelique Kerber y por supuesto Ana Ivanovic o Jelena Jankovic. Francesca Schiavone, si recuerda su tenis en Wimbledon, puede ser peligrosa. Por otra parte, Venus Williams ya tiene el oro de Sydney 2000 ante Elena Dementieva, pero ya han pasado 12 años desde aquello.Se dice pronto…

Caroline Wozniacki sería la sorpresa agradable de los juegos si recuperase el tono. Su relación con Roy Macllroy va bien. Y hablando de alegrías: ver a ese cuarteto de lujo, con Silvia Soler Espinosa incluida. Maria Jose Martínez Sánchez se acaba de casar. Que mejor luna de miel que un buen torneo olímpico. En dobles ganó recientemente el título de Eastbourne con Nuria Llagostera. Hay opciones de medalla. También Anabel Medina, que juega en dobles con Arantxa Parra, sabe jugar muy bien en Wimbledon y en juegos de Pekín ya consiguió la plata. En fin, con cuatro tenistas en individual y dos más en dobles, somos de las naciones más representadas. Carla Suarez también está ahí…

Marcos Zugasti, especialista en tenis de la revista GRIP

Tras el empujón anímico de Federer por el logro cumplido, su favoritismo también se extiende a la cita Olímpica. Desde la derrota con Djokovic en el UsOpen 2011 -le sirvió de medida para saber que aun podía con los de arriba- su cabeza se centraliza en el largo plazo con dos eventos mayúsculos dónde sacar a relucir su máximo esplendor. El primer objetivo ya acrecentó su condición de leyenda, y un Oro en Londres, sería su máxima coronación. Por su parte, Serena Williams dejó en claro que su principal obstáculo y rival es su preparación y motivación, y en el pasto inglés vaya si se siente bien. Aun así, la rusa Maria Sharapova -atrás el trajín de Roland Garros- será una rival de temer para todas sus contrincantes.

Marc López, tenista número 16 de la ATP en dobles y participante en los JJOO de Londres 2012

Para mí, en la parte masculina los favoritos son los de siempre Federer, Nadal, Djokovic y Murray. Si me tengo que decidir por uno, este sería Roger Federer porque viene de ganar Wimbledon, ha recuperado el numero uno y encima los Juegos Olímpicos es el único titulo que le falta en su palmarés. Espero equivocarme y que sea Rafa. De chicas no opino porque no estoy al día, pero diría que es Serena Williams.

Miguel Ángel Calleja, comentarista de tenis en Canal Plus y enviado a los torneos de Grand Slam

Federer, porque ha sido el que mejor ha jugado en Wimbledon. Su victoria en Wimbledon le ha vuelto a dar ese aire de superioridad que tenía hace años sobre los demás. No creo que se presione por ser casi lo único que le falta por ganar. En chicas es imposible dar una favorita. El tenis femenino lleva unos años siendo una locura en cuanto a ganadoras de grandes. Por dar un nombre diría Serena Williams.

Nacho Calvo, comentarista de Televisión Española y Teledeporte

En el cuadro masculino, los favoritos son por este orden Rafa Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic. Tanto para Rafa y Federer estos juegos son muy importantes y van a afrontarlos muy motivados. El mallorquín por su naturaleza competitiva y por ser el abanderado español y recuperar las sensaciones en un escenario como Wimbledon muy especial para él. El suizo se va a agarrar a su última oportunidad de ganar el oro olímpico en individuales y cerrar su pase a la historia como el mejor jugador de todos los tiempos. Y Djokovic porque siempre hay que contar con él como favorito a todo a pesar de que no es el mismo del año pasado.

En el cuadro femenino, las favoritas son Serena Williams y Maria Sharapova, porque son superiores en esta superficie

Neus Yerro, especialista en tenis de Sport

En el cuadro masculino, los de siempre: Roger Federer, Novak Djokovic y Rafa Nadal y en cuanto al femenino, destaca Serena Williams aunque no se puede descartar a Maria Sharapova, Victoria Azarenka o Petra Kvitova. El sueño de Federer es el oro olímpico individual y desde que se designó Londres como ciudad olímpica es donde ha fijado sus ojos el suizo, reforzado ahora por su séptimo título en Wimbledon y su vuelta al número uno mundial, que era uno de sus grandes retos. Ha vuelto a demostrar que sólo él dirá cuándo ha llegado el final. Me queda la duda de si podrá aguantar el 'pico' de juego durante un mes y medio pero siempre ha sabido dosificarse muy bien. Djokovic, por su parte, querrá recuperar el terreno perdido mientras que Nadal es el defensor del título y necesita reaccionar tras su inesperada derrota en Wimbledon. Las primeras rondas son las más peligrosas para Rafa. Mi rotundidad con respecto a Serena es que cuando está 'enchufada', y ahora parece estarlo, es prácticamente imparable. Hay que intentar ganarla a base de táctica e inteligencia en pista, al estilo Hingis, y eso es algo que tiene la polaca Agnieszka Radwanska... aunque le falta creérselo un poco más. Maria Sharapova ya sabe lo que es ganar en Wimbledon (2004), al igual que Kvitova (2011) mientras que Vika aspira a añadir algún otro gran título a su Open de Australia de este año.

Óscar Burrieza, extenista, técnico de la FTM trabajando con Javier Martí y Daniel Muñoz

Federer y Serena. Muy simple, han ganado Wimbledon y siendo en la misma superficie son los máximos aspirantes a llevarse el oro. Serena en forma es la mejor jugadora del circuito, siempre ha sido así.

Óscar Fornet, especialista en tenis de elmundo.es

Roger Federer. Su victoria en Wimbledon le permite regresar a Londres sin ninguna presión. El formato del torneo -una semana con encuentros al mejor de tres sets, excepto la final- limita la exigencia física, circunstancia que le favorece. Entre Wimbledon 2012 y Australia 2010, ha ganado 12 torneos de siete días al mejor de tres mangas. El reto de añadir un oro olímpico individual a su inmenso currículo en un momento dulce de juego y sobre una superficie sobre la que se desenvuelve como nadie ha disparado su motivación. Superada la treintena, se encuentra probablemente ante su última oportunidad. El camino al triunfo pasa por recrear una rutina similar a la de Wimbledon, algo que conseguirá ausentándose de nuevo de la Villa Olímpica, este año con la buena excusa de que desde allí hay que atravesar toda la ciudad para llegar al All England Club.

Djokovic, Nadal y Murray se sitúan, a priori, un escalón por debajo del suizo. El primero no encuentra las sensaciones del curso anterior y ha perdido autoridad en los últimos meses. Los partidos a tres mangas le exigirán no caer en lagunas de concentración. En el segundo caso habrá que comprobar la confianza que Nadal tiene en su físico, si es suficiente para poder centrarse únicamente en su trabajo. De ser así, la propia dimensión del evento debería de bastar para encender la chispa de su juego. El formato de tres parciales le vendrá bien para no forzar demasiado la rodilla pero limitará los efectos positivos de su tremenda resistencia. En el tercero, la final alcanzada hace unas semanas en Wimbledon servirá a Murray para desprenderse de parte de esa presión que le atenaza cada vez que se cruza con la estatua de Fred Perry.

De las mujeres no puedo opinar. No sigo el circuito, pero citas olímpicas lo seguro siempre es apostar por las Williams.

Pablo Andújar, tenista número 36 de la ATP, dos veces campeón del torneo de Casablanca

Primero: Roger Federer por haber ganado Wimbledon hace dos semanas y por la confianza ganada tras el torneo y el posterior regreso al número uno del mundo. Segundo: Rafael Nadal, porque a pesar de la derrota en segunda ronda en Wimbledon nunca falla en los grandes torneos. Tercero: Novak Djokovic por ser hasta hace poco número uno del mundo y por su nivel de juego en este último año. Por último, Andy Murray por jugar en casa y el nivel mostrado en Wimbledon.

Roberto Carretero, extenista, comentarista y presentador de Tie-Break en Canal Plus

Sin lugar a la duda, Federer, Lleva mucho tiempo esperando este momento, y encima no puede llegar mejor a esta cita tan esperada para él.

Sebastián Torok, especialista en tenis del diario La Nación y la revista GRIP

En el cuadro masculino, teniendo en cuenta su última actuación en el All England, no tengo dudas de que el gran favorito es Federer. Por varias cuestiones, porque llega envalentonado tras ganar la séptima corona, porque demostró que domina la superficie como casi nadie, porque está lleno de confianza y también porque no tiene presiones. Más allá de que su objetivo es la medalla dorada en individuales, título que no posee, pienso que si hubiera tenido una actuación floja en Wimbledon, Federer hubiera llegado más tensionado a los JJOO. Así, creo que interiormente sabe que puede ganar. Y hay algo fundamental que beneficia a su maltrecha espalda: que los partidos no sean al mejor de 5 sets. ¿Quiénes creo que pueden luchar el podio con el suizo? Creo que Djokovic y Murray, que en la final ha mostrado mayor coraje. Nadal, claro que es una amenaza, pero siempre y cuando esté en buenas condiciones físicas. Como suele ocurrir en los últimos años en las definiciones grandes, no creo que se produzcan sorpresas.

Entre las mujeres, el panorama no es tan claro. Aunque considero que el empuje y el orgullo personal de Serena Williams pesará. Veo a la estadounidense como la candidata. Puede ser Maria Sharapova la mujer que pelee por una medalla también.

Tati Rascón, extenista y comentarista de tenis en Canal Plus

Después de lo visto en Wimbledon, el favorito para mí es Federer por como jugó durante las dos semanas que duró el torneo, por la confianza que le habrá dado ganar un nuevo título de Grand Slam, porque se jugará en la misma instalación que se juega el torneo de Wimbledon y ya hemos visto lo que ha sido capaz hasta el momento de hacer Federer en estas pistas durante su carrera, porque se juega en hierba y de todos los jugadores que hay en el circuito nadie tiene un average tan bueno a su favor en estas pistas y ninguno se adapta como Federer a esta superficie si esta en forma y este año lo está, porque desde hace ya tiempo uno de los principales objetivos que tenia marcado en su calendario el suizo era ganar la medalla de oro en individuales, ya que es la única competición de máxima importancia a nivel individual que le queda por conseguir en su espectacular carrera deportiva, porque por su edad seguramente esté ante su última oportunidad de lograr el oro y eso le hará estar todavía más motivado y concienciado por conseguir su objetivo y porque en definitiva que se juegue el torneo en hierba y en Wimbledon es para Federer como jugar en el patio de su casa.

En chicas, mi favorita es Serena Williams, sacó de forma espectacular durante todo el torneo, si está en forma, como ahora, es dificilísimo seguir su ritmo por la fuerza que tiene en todos sus tiros y por lo cómoda que se encuentra cuando juega en hierba, ha vuelto a demostrar durante estas dos semanas que si está mentalizada y preparada para competir es muy difícil pararla.

Tomás De Cos, especialista en tenis de AS.com y autor de Match ball

En el cuadro masculino el gran favorito es Rafa Nadal, siempre y cuando llegue bien físicamente. Nadie es superior a él en el duelo mental, ni creo que tenga mayor capacidad de concentración y mayor deseo de revalidar su oro olímpico de Pekín. Sabe lo que es ganar en Wimbledon y su accidente frente a Rosol en Wimbledon 2012 habrá incrementado su ansia de victoria. Me parecería muy raro que no subiera al podio.

Por supuesto, Federer, Djokovic y Murray, son los otros grandes favoritos. No descartaría que Berdych, Del Potro o Tsonga se hicieran con alguna de las medallas.

En el cuadro femenino la medalla de oro debería ser para Serena Williams. Más si cabe después de la exhibición realizada en Wimbledon, donde además hizo más aces que ningún otro tenista (incluidos los chicos). También veo favoritas a Azarenka, Radwanska, Kvitova y Sharapova.

Toni Nadal, entrenador de Rafael Nadal

Para mí, los favoritos son los mismos de siempre Federer, Djokovic, Murray y también incluyo a David Ferrer.

En cuanto a mujeres, no sigo lo suficiente el circuito femenino, aunque creo q Serena Williams es la que tiene más opciones.

Virginia Ruano, extenista, medalla de plata en Atenas 2004 y Pekín 2008 y comentarista de Televisión Española y Teledeporte

Siendo en hierba y después de Wimbledon, los favoritos son varios, pero para mí Federer, Djokovic, Ferrer y Murray por ese orden dado el momento de forma en el que llegan a los juegos

En mujeres, Serena sigue demostrando que cuando está en forma es la favorita indiscutible, pero no hay que olvidarse de campeonas de Wimbledon otros años como Sharapova y Kvitova, ni descartar a la número uno Azarenka o a Radwanska que han jugado muy bien en Wimbledon.

Xavi Segura, responsable de MainDraw, encordador de tenistas profesionales y miembro del equipo español de Copa Davis

En la prueba masculina, mi opción es Roger Federer. Juegan en su superficie favorita y es el vigente campeón de Wimbledon. Creo jugar a tres sets puede resultarle beneficioso. Este año en Londres ha demostrado estar en un buen momento de forma y se ve capaz de volver a ganar a los mejores.

En la prueba femenina, mi candidata es Sharapova. A pesar que la vigente campeona es Serena Williams, veo a la rusa más regular que a la norteamericana y un pelín más en forma que Azarenka.

Xus Garrido, redactor jefe y editor de Punto de Break

En el cuadro masculino el favorito principal es Roger Federer que viene de hacer un año, (tomando por año natural desde su vuelta en Basilea la temporada pasada, sencillamente espectacular), y que juega “en su casa”. Su superficie favorita, su club favorito y todos los condicionantes para ganar. Junto a él, sólo puede haber otro favorito que es Djokovic, aunque en vista de la paliza que le dio en las semifinales de Wimbledon, habría que ver si está realmente en condiciones de disputarle un partido al mejor de tres sets a Roger. Lo de Murray me alberga más dudas, aunque, a 3 sets puede tener más opciones que a cinco. La baja de Nadal va a marcar definitivamente el torneo y el calendario. Entre otras cosas porque ahora, Ferrer será el cabeza de serie número 4. Esto le da muchas opciones a Ferru para poder optar a medalla.

Son los favoritos clásicos y cada vez que hablamos de competiciones importantes: Masters 1000 y Grand Slams, son los que siempre están en la pomada. Pero, estos son los “académicos”, por decirlo de alguna forma. Si tengo que hablar de mis favoritos y de las posibles sorpresas apunto 3 nombres:

A) Jo-Wilfried Tsonga. Un especialista consumado en hierba. Representante del tenis francés, (siempre súper competitivo cuando luchan bajo la bandera tricolor). Tsonga no jugó bien contra Murray la semi de Wimbledon, donde fue claramente superado, pero creo que será muy peligroso en Londres.

B) Tomas Berdych. Ya sabe lo que es jugar una final en Wimbledon, sabe lo que es ganar a Federer en hierba y tiene una calidad tremenda. Su eliminación prematura en Wimbledon tiene poco que ver con falta de concentración o, desde luego, de calidad. Se encontró con un Gulbis impresionante que se aprovechó de todas las opciones que tuvo. Pero creo que, además de haber tenido una semana más de descanso y de entrenamiento para prepararse bien, creo que es un tenista súper peligroso en este tipo de partidos a 3 sets.

C) Feliciano López. Sé que suena a Perogrullo, pero realmente pienso en este tipo de “Magia” de los Juegos Olímpicos. Llegar de invitado, con una “wild card” otorgada por Nadal supone mucho para él. Feli es el tenista completamente distinto en cuanto a su preparación y a su forma de afrontar esta competición en cuanto a mentalidad. Mientras la mayoría de jugadores han planificado su calendario los últimos meses para jugar en Londres 2012, Feli ya había dado por perdida la cita. Y le hacía mucha ilusión. Se juega en su mejor superficie y, muy probablemente, él jugará en las pistas más rápidas, (las exteriores), donde se ha podido cuidar más el césped, hay más hierba, son más tupidas y en definitiva más rápidas. Nadie le va a prestar la atención de favorito y, si el saque le funciona, va a estar metido en cualquier partido. Estamos hablando de partidos cortos y rápidos. Puntos rápidos… todo lo que le beneficia. Además, si te pones en la tesitura… hay que imaginárselo en un partido contra un favorito. Cualquiera. A él si lo eliminan… ya ha hecho lo que tiene que hacer y gente como Djokovic o Federer son las aspiraciones más claras de sus respectivos países a conseguir una medalla de oro. La presión que tienen estos, añadida a la suya propia, no tiene nada que ver con la que tiene Feli, que va a poder arriesgar y hacer lo que quiera. Jugar tranquilo y disfrutar del torneo que le viene de regalo. Ojo, porque en un tiebreak hay dos factores que pueden ser decisivos. Un buen saque, y unos nervios bien templados. Veo a Feli con las dos condiciones bastante asimiladas. (Sólo recordar sus aventuras en Mar Del Plata y Austin (2011). Muy peligroso. En serio.

En féminas sólo hay una favorita. Serena. Está como una leona. Desmanteló los argumentos de todas sus rivales y se tuvo que medir a las mejores. Fue muy superior a Vika, a la que molió a palos. A potencia no le va a ganar en hierba la bielorrusa. Pudo fácil con Radwanska, que no corre lo suficiente para defender los martillazos de Serena. Y estuvo, en general, todo el torneo impecable. Ese saque, en hierba y en el circuito femenino no tiene réplica.

Me hubiera gustado verla contra Sharapova, pero Maria llegaba muy justa. Yo apostaría, también, por una medalla alemana. Kerber me está fascinando este año y creo que, con un cuadro aseado podría estar en la batalla. Pero, todo lo que no fuera el oro para Serena en hierba me parecería muy raro. El punto débil de la estadounidense, la defensa y los desplazamientos, queda muy amortiguado en hierba porque es ella quien pega. Ganar o perder depende más de su acierto que de cualquier virtud de sus enemigas.

En dobles, por cierto, creo que España es una de las grandes favoritas en chicas. Me parece que Nuria Llagostera y María José “pueden tocar chapa”, fácil y ojo con el Medina/Parra. Me parece que vamos a tener muchas alegrías por allí, (Dobles femeninos). Sin duda, las italianas (Errani/Vinci y las hermanas Williams serán las rivales a batir, también las chinas, pero… )

Y en el doble masculino está claro que los favoritos son los indios, los polacos y los hermanos Bryan por Estados Unidos, pero veo con muchas opciones a esa pareja Granollers-Marc López. (A lo mejor es fanatismo porque, en hierba no son tan buenos como en tierra, pero hay factores que les hacen muy fuertes, como la compenetración, el buen rollo y que nunca se recriminan un punto. Dos tíos muy optimistas. Como yo).

¿A quién beneficia la superficie?

Anabel Medina: Obviamente, a los grandes sacadores y jugadores de pista rápida. En este caso, a Federer y Djokovic.

Ángel García: Sin duda, a Roger Federer. Decir otra cosa, con sus siete títulos en Wimbledon, sería ridículo. Sacadores como Tsonga o Del Potro aumentan sus opciones.

En categoría femenina, más de lo mismo. Bombarderas como Serena o Kvitova mandan.

Álvaro Rama: Jugadores de perfil ofensivo (fundamentalmente si su arsenal incluye un poderoso servicio). Un Tomas Berdych o una Sabine Lisicki pueden hacer trizas a cualquiera en los Juegos. Recordemos que venimos de un Wimbledon especialmente húmedo, con presencia de lluvias prácticamente diaria e incidencia importante del tenis indoor en pista central –incluyendo el tramo que descose el partido por el título en el cuadro masculino-. Se antoja utópico pensar en unos Juegos sin precipitaciones en Londres. Si lloviese, no sería extraño ver a un jugador top enfrentado a un gran servidor bajo bóveda. Además, cuanto más rápida es una superficie menos capacidad de control tiene uno sobre lo que sucede dentro de sus márgenes. Sobre verde, la precisión y los reflejos adquieren un protagonismo reservado a la maduración del punto y paciencia inherente a superficies más ralentizadas. Puntos fundamentalmente fugaces. En suelos más lentos una decisión incorrecta (posición, elección de tiro) puede subsanarse debido al tempo extra que proporciona el firme. En hierba, por contra, un paso en falso supone pisar una línea roja. La destrucción se impone a la construcción. En esa ‘anarquía táctica’ sobre una superficie que ennoblece golpeos plebeyos, el abanico de aspirantes se abre. Puede ser un polvorín.

David Menayo: La teoría dice que a los grandes sacadores como Karlovic, Isner, Roddick,... si bien el tenis es cada vez tan competitivo que un mal día te puede pasar factura ante cualquier jugador. Obviamente hay perfiles tipo Federer o Kvitova cuyo esquema de juego se adapta a la perfección al verde, pero otros perfiles tan dispares como Djokovic, Nadal o Serena han conseguido explotar sus virtudes en este terreno. A mi entender no será una barrera destacable.

Enrique Yunta: La respuesta va en la misma línea que la anterior. Federer siempre tendrá algo diferente en hierba, pero como él hay otros nombres a tener muy en cuenta. No podemos olvidarnos de Djokovic, pese a que su año no sea tan arrollador como el de 2011, y tampoco de Andy Murray, por fin liberado al llegar a la final en la última edición de Wimbledon pese a quedarse en el casi. Además, hay que seguir a Tsonga y a Berdych pese a su patinazo de hace unas semanas. En el cuadro femenino, la hierba de Londres siempre beneficia a las Williams, aunque ahora es Serena la que está de moda. Sharapova también se adapta y Lisicki es muy peligrosa en el verde británico.

Fernando Gómez: En las mujeres creo que no marca tanta diferencia, aunque las hermanas Williams y Kvitova, sobre todo, elegirían la hierba para todos los JJOO si pudieran. En hombres el gran beneficiado, y más teniendo en cuenta que el techo se puede cerrar si llueve y que hasta la final los partidos son al mejor de tres sets, es Federer, que ve factible su sueño de completar el mejor palmarés individual de la historia si le añade un oro olímpico. Podría beneficiar a jugadores de gran servicio como Isner o incluso Tsonga, que se ha adaptado muy bien a la hierba.

Fernando Vergara: A los de siempre y que mejor se desenvuelven en césped. Federer, Nadal, Djokovic y Murray. Sharapova sabe lo que es coronarse en hierba, y podría estar en el lote de las medallas. Además, al margen de que Wimbledon terminó recientemente, muchos jugadores se fueron a la gira de arcilla, y ellos mismos explican que el cambio de superficie en estos casos suele ser brusco. Marin Cilic, Juan Mónaco, Janko Tipsarevic o Gilles Simon optaron por regresar a la tierra, y volverán a Londres con poco margen. Diferente puede ser el caso de Kei Nishikori o de John Isner, que se fueron a Newport y continúan la gira en la misma superficie en que se jugarán los Juegos.

Galo Blanco: Evidentemente a sacadores como Isner o Raonic y a los ‘cuatro fantásticos’ (Federer, Djokovic, Nadal y Murray).

Jacobo Díaz: Beneficia sobre todo a Roger Federer, porque su juego se adapta perfecto a la hierba y porque es el jugador con más títulos sobre esas pistas en activo.También a los grandes sacadores, tipo Isner o Karlovic.

En mujeres a jugadoras como Kvitova o Serena Williams que son grandes sacadoras y juegan muy agresivo, que se adapta perfectamente al juego sobre hierba.

Javier De Diego: Entre los chicos sin duda a los sacadores. De los cuatro grandes, Federer,Djokovic,Murray y Nadal por ese orden de prioridad, aunque tampoco descartaría en absoluto al francés Tsonga como un jugador que puede meterse en la lucha por las medallas.

En el cuadro femenino los mismos nombres que he dado antes. Desde luego Serena Williams por su juego, potencia y mentalidad es la que mejor se adapta a la superficie.

Javier Martínez: Respondida en cierto modo con la apuesta precedente. Más beneficiados, gente como Murray, Berdych y Tsonga. En cierto modo, es un Wimbledon en miniatura, no lo olvidemos.

Javier Méndez: Roger Federer. La hierba de Wimbledon es su jardín privado. Allí ha colocado gran parte de los ladrillos que han cimentado su leyenda con siete coronas. A pesar de que el suizo se siente como en casa en Londres, también es cierto que Nadal o Djokovic ya saben lo que es ganar allí. Otros como Tsonga, Berdych, Isner o Raonic se sienten especialmente cómodos sobre el ‘verde’. Entre las mujeres, pienso que la igualdad es máxima y que la superficie no será determinante, ya que todas las jugadoras que dominan la WTA y que parten como favoritas son especialistas en pistas rápidas. Tanto es así que, a priori, la única top 10 desfavorecida será la ‘terrícola’ Errani.

Jesús Mínguez: La tentación de utilizar Wimbledon como instalación para el tenis olímpico era inevitable. Pero no me parece bien que se disputen los Juegos en una superficie en la que hay tan pocos torneos al año. Eso primero. A partir de ahí, la hierba siempre da pie a más sorpresas que cualquier otra superficie y suele descartar a jugadores de juego más terrícola (quitados Nadal y Ferrer, claro). Puede facilitar que algún sacador tipo Isner, aunque su año sea malo, avance más. En cualquier caso, Federer, Djokovic, Nadal y Murray están en un escalón superior y deberían jugarse entre ellos las medallas.

Jorge Viale: Hace muchos años que se nos complica determinar especialistas: ¿Ferrer no es especialista en césped, con título en Hertogenbosch y cuartos de Wimbledon? Podría pensarse que Federer tiene algo de ventaja por su juego de ataque, pero en cemento a tres sets también a podido vencer a Nadal en Indian Wells. En conclusión: la superficie ayuda a Roger pero no es determinantemente negativa para los que le siguen en el ranking.

Juan López: Es el nuevo dilema de la hierba. ¿Es más lenta ahora? Siempre favorece a los sacadores un poco más, pero a mi juicio en este torneo son más importantes las sensaciones y estado anímico. Por tipo de juego Federer, Djokovic, Murray o Tsonga lo tienen algo mejor, pero la apariencia reciente es que en hierba todo se iguala mucho.

Lara Arruabarrena: A los que tienen un buen servicio y golpes muy potentes. Federer, Djokovic, Tsonga, Sharapova, Serena, Azarenka...

Lisa-Marie Burrows: Por un lado, Roger Federer se beneficiará enormemente de jugar sobre la hierba. Acaba de ganar Wimbledon por séptima vez y es su mejor superficie para jugar y donde más cómodo se siente. Por otro lado, al británico Andy Murray le gusta jugar en hierba y siempre ha jugado bien en SW19. Fue finalista en Wimbledon este año y tiene la experiencia de ganar en la hierba.

Manuel Poyán: La pista es hierba. Más lenta que hace años tal vez pero a priori favorecedora del saque. Eso sí, en los torneos que llevamos dando años en Eurosport en hierba se ve que incluso te atacan el servicio. El resto siempre ha sido clave en hierba, pero antes era para defenderse de alguien que subía a la red y ahora resulta que puede permitir pasar a dominar al jugador. Se ven intercambios más largos en hierba, incluso con un Roddick en la cancha. Si le subes muy alegre a David Ferrer en hierba te pasa.

Sin embargo, hay que reconocer que John Isner, Tsonga, Milos Raonic o Karlovic pueden tener una cierta ventaja con sus saques. Aquí intervienen los tres sets. Un solo break puede marcar diferencias, al igual que una volea o una doble falta.No te queda mucho tiempo para rectificar ante los grandes ‘cañoneros’. Me viene también a la mente el talento de Marin Cilic, Dimitrov o Fernando Verdasco. Phillip Kohlscreiber es de fondo de pista pero demostró que su victoria sobre Nadal en Halle no fue casual. Vaya Wimbledon que hizo…

En mujeres, igual algunas grandes sacadoras pueden imponer su ley. Pero el último torneo de Wimbledon nos mostró también intercambios de fondo, las dejadas que puso de moda Agnieska Radwanska. Una delicada dejada en hierba sigue siendo oro. He vuelto a repasar la lista y hay que mencionar a las eslovacas Cibulkova y Hantuchova o la rusa Nadia Petrova, que trabaja ahora con Ricardo Sánchez.

Marcos Zugasti: Beneficia, como siempre lo ha hecho la hierba, a los pegadores punzantes y que no son dubitativos, en lo mental. No obstante, la lentitud de la superficie en relación a tiempo atrás, ha enaltecido a la buena movilidad cómo una virtud por destacar. En hombres, Tsonga, Murray con todas sus variantes, o hasta el mismo Ferrer, jugando arriba de la línea y en ofensiva, son un ejemplo.

Marc López: Beneficia a todos la superficie porque los de arriba juegan muy bien en hierba. Al que más le beneficia, está claro, es a Federer, por el currículo que tiene en Wimbledon.

Miguel Ángel Calleja: A Federer le gusta más jugar en hierba que a Ferrer, por ejemplo, pero los y las grandes de verdad juegan bien en cualquier sitio. Quién se crea que puede ganar y no vaya sólo a disfrutar del ambiente olímpico tendrá un plus sobre el resto.

Nacho Calvo: La superficie favorece a los jugadores de saque y volea y agresivos; por lo tanto, Federer parte con cierta ventaja, pero en Wimbledon han ganado tanto Rafa como Nole. La hierba ya no es tan rápida y se juega mucho de fondo. A la menor de las Williamns, la hierba también le va muy bien por su gran saque y potencia.

Neus Yerro: Habrá que ver cómo están las pistas porque han sido apenas dos semanas de preparación. Lo que parece claro, ya que así lo ha admitido el responsable de su cuidado en el All England Club, es que rápidamente van a estar tan desgastadas como a la conclusión de Wimbledon y eso puede abrir las posibilidades a los 'no especialistas' si es que a día de hoy hay especialistas. A priori, la hierba favorece a los jugadores con un buen saque y juego plano y agresivo pero después el abanico se abre.

Óscar Burrieza: A los jugadores que suelen hacerlo bien en hierba aunque desde hace años escasean los especialistas y siempre ganan los mismos jueguen donde jueguen. Federer, Murray, Novak.... y además de ellos los grandes sacadores como Feliciano, Isner, Raonic, Berdych a pesar de su tempranera derrota en Wimbledon o incluso Roddick si llega en forma. También hay que tener en cuenta a jugadores que suelen crecerse en Copa Davis como por ejemplo Stepanek o Nalbandian, alguien que para mí teniendo en cuenta que se juega a 3 sets pasa a formar parte de los favoritos. Creo que España lleva un gran equipo y cualquiera de los nuestros puede llevarse medalla.

Óscar Fornet: Hoy la mayoría posee un juego que se adapta mejor a las superficies duras, entre las que se puede incluir la tierra batida. El bote bajo de la pelota en la hierba supone un condicionante para todos menos para Federer, cuyo golpeo a la altura de la cintura no encuentra comparación en el circuito.

Pablo Andújar: Creo que la hierba puede hacer que haya más sorpresas y, por tanto, derrotas de los jugadores mejor clasificados en el ranking. Jugadores con un buen servicio y con un juego más directo como Isner,Stepanek e incluso Tommy Haas, pueden tener su oportunidad.

Roberto Carretero: Supongo que la superficie llegará en un estado parecido al que normalmente juegan allí. De ser así, o no, siempre favorece a Federer. No estoy descubriendo nada está más que claro, y si llueve y se juega cerrado más todavía.

Sebastián Torok: Será muy interesante ver cómo responde la superficie a tan poco tiempo de Wimbledon y, por ende, tan poco tiempo para la recuperación. Si el césped es más rápido de lo habitual, beneficiará a los llamados ‘especialistas’. Federer, como principal artista sobre césped.

Tati Rascón: Claramente, a Federer y a Serena por todo lo que he explicado anteriormente.

Tomás De Cos: Los cuatro integrantes del G-4 han demostrado ya una gran adaptación a la hierba. Tres de ellos han ganado en Wimbledon y el otro ha disputado una soberbia final este año. Además, salvo sorpresa, la hierba de Wimbledon es ahora notablemente más lenta que hace una década. Permite el juego de fondo y ha igualado mucho las opciones de los tenistas no especialistas en esa superficie. Pero evidentemente, si a alguien le va un poco mejor que al resto, ese es Roger Federer. Pero dependerá mucho de la regeneración de la hierba de las pistas, de si se cambia por completo...

Toni Nadal: La superficie favorece a los jugadores de pista rápida y a los sacadores. Pero la verdad es que suelen ser los mismos los que llegan a las rondas finales, sea cual sea la superficie en la que se juegue.

Virginia Ruano: La hierba siempre ha sido especial para todos los jugadores. Beneficia a los tenistas que le han perdido el respeto, porque tanto los grandes sacadores como los jugadores de fondo han hecho historia en hierba.

Xavi Segura: El primer beneficiado es Federer. Sus títulos le avalan. La superficie ayuda a grandes sacadores y jugadores de red (cada vez menos). Aunque tenemos el ejemplo de nuestro Ferru, haciendo una excelente campaña de hierba en este 2012, sin tener un gran servicio (aunque creo que ha sido uno de los golpes que más ha mejorado David este año) y una gran volea.

Xus Garrido: La hierba, en general, es sinónimo de Roger Federer. Los otros grandes especialistas de la superficie lo son menos. A mí me parece razonablemente peligroso Raonic. Va a ganar muchísimos puntos sólo desde el saque, pero hay que entender bien que el estado de las pistas va a ser muy distinto de las laterales a las centrales. Donde se han jugado más partidos y donde van a jugar los favoritos, me temo que van a estar muy irregulares. Esto no beneficia para nada a Roger. Creo que habrá muchas sorpresas.

De los clásicos: Tsonga. Me quedo con el francés por su estilo agresivo. Y de los que menos hemos hablado, y apuntad alto este nombre Nalbandian: Puntos a favor: Gran habilidad en las pistas de hierba. Especialmente motivado en los torneos en los que participa bajo bandera albiceleste. Enorme calidad y, le conviene muchísimo, torneos cortos y puntos rápidos. David puede ser el gran beneficiado por las características del torneo y un rival durísimo. (Más que Del Potro).

En las chicas, siempre y cuando no hablemos de Serena, la otra gran favorita es Azarenka bajo mi punto de vista. Habrá que ver cómo llega Sharapova, pero después de una temporada de tierra impresionante, no sé cómo llegará la rusa. Hay que recordar que es la abanderada de su país y también irá muy motivada. (Aunque ella se siente más norteamericana, me temo).

¿Son las tres mangas una puerta abierta para los tapados?

Anabel Medina: Puede haber más sorpresas porque los buenos jugadores no tienen tanto margen de reacción y eso hace que pueda haber resultados sorprendentes.

Ángel García: Evidentemente hay más opciones de sorpresa a 3 que a 5, pero hace tiempo que dejé de creer en los tapados en el tenis actual. A los hechos me remito: 29 de los últimos 30 Grandes en manos de Nadal, Djokovic y Federer. Y encima los 3 han dicho que el oro olímpico es uno de sus grandes objetivos, así que no me imagino a los 3 fallando.

Álvaro Rama: Menos mangas es sinónimo de menos margen de error. En esta circunstancia, el teórico favorito encuentra un entorno más estrecho, con menos margen de maniobra para revertir desviaciones y evitar sorpresas. En una disciplina cada vez más exigente en el plano físico, la capacidad para gestionar el sufrimiento durante un período prolongado marca diferencias entre grandes jugadores y campeones. El mantenimiento del pulso mental y corporal constituye una de las piezas claves del momento actual de la disciplina. Así, el horizonte de tres mangas permite no ir más allá del medio fondo, anticipando batallas dentro de los márgenes de frescura. Y eso, sin duda alguna, es una puerta abierta a nombres de segunda línea.

David Menayo: En féminas, evidentemente, no cambia nada. En hombres sí será un hándicap a tener en cuenta. Los despistes se pagarán más caros y los partidos, a pesar de ser más cortos, serán más exigentes y requerirán de mayor concentración. En el pasado Wimbledon, Federer, a la postre campeón, se hubiera despedido prematuramente ante Benneteau. Si ya de por sí los Juegos añaden una presión extra a los jugadores por diversos factores, esta característica propiciará que haya más sorpresas.

Enrique Yunta: Obviamente, el factor sorpresa es mayor, desde luego. Se reduce el margen de error para los peces gordos y tendrán que estar muy atentos desde el primer día. Es dificilísimo, por ejemplo, ganar en las primeras rondas a un Rafa Nadal o a un Novak Djokovic en partidos a cinco sets, pero a tres se puede dar la circunstancia. Por poco que se te complique un set, peligro. Los sacadores o los especialistas en hierba, que cada vez hay menos, deben aprovechar las circunstancias.

Fernando Gómez: Como ya se ha indicado, creo que puede ser una oportunidad sobre todo para las sorpresas (cuidado de nuevo para Nadal e incluso Djokovic), no tanto para conseguir una medalla, pues para ello hay que demostrar algo más, es casi como llegar a la final, porque solo puedes perder en semifinales y luego necesitas ganar un partido más a un jugador presumiblemente de los mejores.

Fernando Vergara: No creo que pueda marcar una diferencia sustancial. Porque los propios protagonistas saben además que el margen de error es menor. Federer no podrá tener un comienzo como el que tuvo con el francés Julien Benneteau en Wimbledon, por ejemplo. Pero los Juegos Olímpicos se caracterizan por tener jugadores tapados. Nadie esperaba en Barcelona 1992 que el suizo Marc Rosset se llevara la medalla de oro, ni tampoco que el local Jordi Arrese se hiciera con la de plata. Algo más acá en el tiempo, tampoco imaginábamos al francés Arnaud Di Pasquale con el bronce en Sydney 2000,o al chileno Nicolás Massu con el oro en Atenas. Su rival en esa final fue el estadounidense Mardy Fish. De todas maneras, ahora el cuadro tiene a los grandes protagonistas del circuito, y las posibilidades de sorprender (y más en hierba) serán menores.

Galo Blanco: Siempre es más fácil que haya sorpresas al mejor de tres que no al mejor de 5 sets, y más en hierba.

Jacobo Díaz: Cambia mucho jugar a tres mangas en vez de a cinco. Los grandes jugadores como Nadal, Federer, Djokovic o Serena están muy acostumbrados a rendir en grandes torneos al mejor de cinco sets y está claro que jugar al mejor de tres sets es una puerta abierta para los tapados y las sorpresas.

Javier De Diego: Está claro que la hierba siempre propicia sorpresas y favorece mucho a los sacadores aunque esta hierba no es tan rápida como hace algunos años. En todo caso, ninguno de los grandes bombarderos del circuito están en su mejor momento. A Del Potro no lo veo suficientemente rápido, a Raonic le falta un hervor y a Karlovic consistencia de juego, por citar algunos ejemplos. A partir de ahí, los partidos cortos multiplican las sorpresas. Si en Wimbledon jugando a cinco sets siempre hay resultados raros, es más que posible que en Los Juegos haya más. Será muy interesante comprobarlo. Si hablamos de tapados, yo tengo uno que siempre está ahí y lo digo con el corazón sobre todo pero también me baso en su temporada: David Ferrer.

Javier Martínez: Sí, abre la puerta a victorias imprevistos, pero creo que no tanto como para alcanzar el podio. Sí, a la hora de dar algún susto en las primeras rondas...

Javier Méndez: Por supuesto. Si hay alguna puerta hacia la sorpresa es por esta vía. En un partido más corto, la capacidad de reacción ante los despistes es menor. Aquel que quiera estar en la lucha por las medallas no podrá concederse ni un minuto de relajación. Ceder un set en esta competición puede costar ir a casa antes de tiempo. Y si no que se lo pregunten a Federer (tres ediciones sin medalla).

Jesús Mínguez: Sí. En hierba todo se puede desarrollar mucho más rápido y, de no entrar enseguida en el partido, antes de darse cuenta un favorito puede estar fuera.

Jorge Viale: Es una puerta abierta a los tapados porque se juegue a tres sets y también porque sea en césped, donde una buena devolución puede determinar la suerte de un tie-break. Tengo una sensación ambigua: por un lado los top 4 con Tsonga deberían monopolizar las medallas, pero al mismo tiempo no sería extraño que un buen tiro en un tie-break y dos puntos jugados en forma brillante después de un 40-40 determinen alguna que otra sorpresa grande.

Juan López: Opino que sí. Lo suyo es que veamos muchos desempates y esto da lugar a sorpresas. La competición olímpica de tenis siempre se ha prestado a ello y ahora en hierba sospecho que más. Por la superficie y la duración del partido, hay jugadores, en principio de segunda línea, como Berdych, Isner, Fish o Cilic, por ejemplo, que pueden tener alguna opción de dar un susto.

Lara Arruabarrena: Sí, yo creo que los tapados tienen más posibilidades a tres mangas que a cinco.

Lisa-Marie Burrows: Cualquier jugador de tenis sabe que competir contra jugadores fuertes físicamente, como son Nadal, Djokovic, Federer y Murray; va a ser difícil. Pero tratar de superarlos en cinco sets lo es aún más, ya que tienen una alta resistencia y son físicamente fuertes. Esto les pondrá las cosas más fáciles a los rivales de los tres primeros; ganar en tres sets en lugar de ganar en cinco será más sencillo y, seguramente, tendrán más posibilidades de derrotarlos si vencen en el primer set.

Manuel Poyán: Sí, puede dar lugar a mayores sorpresas jugar solo a tres sets. El no tan favorito puede aplicar una táctica de pegar todo, romper la bola, arriesgar. Ya de por sí, la hierba es una superficie que aunque se ha ralentizado bastante durante años, ahora permite el intercambio de fondo, te fuerza a arriesgar y a tomar la iniciativa.

Para contrarrestar estos argumentos de peso, al llegar las grandes citas los poderosos mentalmente apuran mucho. El deseo de la victoria pesa. Nunca olvidare la entrevista de Rafa Nadal en Pekín con Rosana Romero de TVE. ¡Qué explosión de emociones! Los Juegos Olímpiocos son solo cada cuatro años y hay que morder.

Marcos Zugasti: Tal vez lo sea para algunos batacazos en las rondas iniciales, pero no vislumbro alguna sorpresa como Rosol sacando a Nadal tempranamente. Sí, el desgaste físico sostenido por un extenso período de tiempo no será ultra necesaria como en otras epopeyas características en Wimbledon.

Marc López: Evidentemente, al ser a tres mangas la posibilidad de que haya sorpresas es mayor, pero sigo pensando que no habrá muchas sorpresas.

Miguel Ángel Calleja: Siempre es más fácil sorprender a los favoritos a tres que a cinco sets, pero no creo que eso vaya a ser una puerta muy grande para los tapados. ¿Cuántos tapados ganan Masters 1000?

Nacho Calvo: Sí. Normalmente a cinco sets se impone el bueno y favorito. Es decir, a tres sets puede haber alguna sorpresa.

Neus Yerro: Sin lugar a dudas, sí. Las tres mangas ofrecen menor margen al error, un despiste y la desventaja ya es una losa. Creo que en la competición femenina, aunque no sé si llamarlas 'tapadas', podemos esperar algo importante por parte de las tenistas alemanas (Sabine Lisicki, Angelique Kerber). Y en la competición masculina quién sabe si no será el momento de Andy Murray, Juan Martín Del Potro, Jo-Wilfried Tsonga.

Óscar Burrieza: Desde luego que ayudará mucho a que haya sorpresas. Los sacadores podrán ganar partidos jugando bien dos sets y el aspecto físico no será tan decisivo al jugarse en hierba. Habrá que tener en cuenta a jugadores que con un perfil agresivo como el de Rosol contra Nadal, ya que pueden dar alguna sorpresa porque la motivación para ellos será máxima defendiendo a su país.

Óscar Fornet: Independientemente de la superficie, los JJOO son una competición muy especial donde se alteran las rutinas del circuito. Por eso, siempre puede deparar sorpresas. Es cierto que ahora el torneo reparte puntos ATP y eso favorece el compromiso de los jugadores, pero en la final de 2008 se metió Fernando González, en 2004 ganó Massú, en 2000 Kafelnikov derrotó a Haas, en 1996 Bruguera se llevó la plata al derrotar a Fernando Meligeni, en 1992, sobre tierra, Rosset destruyó a Courier y ganó el oro después de una semifinal contra Goran y una final contra Arrese... Hoy existe un compromiso mayor entre los primeros del ranking, pero sigue siendo el torneo más imprevisible.

Pablo Andújar: Las tres mangas, junto a la superficie, ayudan a que existan más sorpresas, ya que el hecho de que todo vaya más rápido beneficia al jugador de menor nivel.

Roberto Carretero: Las tres mangas creo que hacen más favorito a Federer, aunque las sorpresas están más a la mano de cualquiera, ya que en un día malo de los mejores tienen menos recuperación que al mejor de cinco sets.

Sebastián Torok: No lo creo. Es verdad que los partidos ‘largos’ siempre le otorgan una vida más a aquellos jugadores superiores y favoritos que pueden tener un mal arranque. Pero que los JJOO sean una competencia “distinta” para los tenistas, creo que provocará que los candidatos estén muy concentrados y sin ánimo de regalarles nada a los de menor categoría, es decir a los que pueden ser tapados.

Tati Rascón: Obviamente, es más fácil poder ganar a Federer, Nadal o Djokovic al mejor de tres sets que hacerlo al mejor de cinco, ya que a tres sets al ser más corto el partido da siempre más lugar a la sorpresa, además en una pista de hierba los partidos se igualan más que en una pista de tierra por poder mantener con mayor facilidad el servicio. Si a esto le añadimos que una pista de hierba no te permite cometer errores como te permite otro tipo de pista porque los errores aquí los pagas mucho más caros y son más difícil de recuperar, sin duda esto puede permitir a algún tapado poder sorprender más fácilmente a los favoritos.

Tomás De Cos: Sin duda. Y para los grandes sacadores también. Además el cuadro es la mitad respecto al de un Grand Slam, con 64 jugadores. La exigencia física es inferior a la de un Wimbledon convencional. Así que el que se despiste 20 minutos, lo pagará caro. Porque todo el mundo llegará a tope por la ilusión que generan unos Juegos Olímpicos. Quizás por eso vea a Nadal más favorito que a cualquier otro. Rafa no se da tregua y juega todos los puntos con la misma intensidad.

Toni Nadal: Jugar a tres sets en hierba complicará el juego. Un pequeño despiste te puede llevar a la derrota. Creo que jugar a tres mangas facilitará el juego agresivo y las sorpresas, aunque al final sigo apostando por los mismos.

Virginia Ruano: Sí, es como jugar un Masters 1000 donde estarán los mejores y al jugar a tres sets no te da para despistarte en ningún momento, por eso los jugadores con menor ranking tienen más posibilidades de dar sorpresas.

Xavi Segura: ¡Creo que sí! Al jugarse a tres mangas hay más opciones de sorpresa. Si tomamos como ejemplo el último Wimbledon, nos damos cuenta que en rondas iniciales ha podido haber más de una sorpresa…

Xus Garrido: Yo sigo apuntando a dos tapados a los que les benefician las dos características principales y diferenciales: Hierba y partidos al mejor de 3 sets. Nalbandian y Feliciano López. Por curioso que parezca, a Isner o Raonic, que, por su condición de sacadores cederán pocos servicios y jugarán muchos tiebreaks, si no es que ganan el set directamente, creo que les favorece jugar partidos más largos, (a pesar de su tamaño). En cualquier caso, este tipo de cañonero, en Londres va a ser un peligro latente. Y por lo que se está viendo en Estados Unidos, me parece que Andy Roddick va a llegar en su mejor momento del año. (Y ya sabéis lo que pasó en Miami). No está para jugar dos semanas al máximo nivel y muchos partidos muy buenos y seguidos, pero podría ser muy peligroso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

COLOQUIO SOBRE EL TENIS EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS LONDRES 2012 (II)

Comentarios recientes