Medvedev suma y sigue

El ruso Daniil Medvedev consiguió el pase a la gran final del Masters 1000 de Shanghái, al derrotar a Stefanos Tsitsipas en dos sets.

Daniil Medvedev. Foto: Getty Images
Daniil Medvedev. Foto: Getty Images

Está pletórico. Capaz de reinar en todo tipo de territorios y en toda circunstancia. El contexto no incomoda al ruso, cuyo tenis fluye claro y limpio cual manantial de agua. Ni los continuos peloteos y alguna que otra inspiración de Stefanos Tsitsipas, restaron magia al tenis del moscovista, que a sus 23 años parece estar en el mejor momento de su carrera y candidato prácticamente a todo lo que se proponga.

No tuvo reparos en ponerse el mono de trabajo Daniil Medvedev, y plantear un encuentro en el que no sería él quien llevara la iniciativa continuamente. Pero no cometió el error de jugar pasivo, sino que con su servicio se mostró igual de agresivo que habitualmente, imposibilitando cualquier opción de rebelión por parte de Tsitsipas que siempre estuvo metido en el partido y en alguna que otra ocasión tuvo opciones de poder desnivelar el partido para su lado (7-6 y 7-5).

La igualdad es lo único que puede esperarse de un partido contra el joven jugador griego que parece volver a tener ese nivel de tenis que vislumbró a todos a comienzos de temporada. Es preciso ostentar una enorme capacidad de concentración para imponerse al bueno de Stefanos, que somete a sus rivales a un duro castigo con su saque, y se muestra como un jugador peligroso al resto.

Sin embargo, Medvedev hizo que el griego fuera un placebo cuando no sacaba. Su agresividad al servicio condenó a un Tsitsipas que bastante tuvo con mantener su servicio y llevar el primer set al tie-break. En el desempate, Daniil estuvo mucho más sólido que su rival y pudo adjudicarse la primera manga por un parcial de 7-5.

Medvedev sacó la varita mágica e iluminó a toda la pista central de excelencia en el primer parcial. Mientras que en la segunda manga tuvo que sufrir un poco más para llevarse el set y por tanto el partido. Cuando sacaba para llevarse el partido en el décimo juego, vio como Tsitsipas le rompía el saque por primera vez en el partido y empataba la contienda nuevamente. Medvedev no quería que todo se complicara y de que manera, y nuevamente sacó su mejor arsenal tenístico para romper nuevamente a Stefanos y esta vez sí llevarse la segunda manga por 7-5 y por tanto sellar el pase a la gran final del Masters 1000 de Shanghái.

Mañana domingo, el jugador ruso se citará con el ganador del duelo que enfrentará al alemán Alexander Zverev y al italiano Matteo Berrettini, en un partido donde pase lo que pase, Medvedev es el claro favorito para la gran final y más si vemos al nivel en el que se encuentra en estos momentos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes