Zverev enseña el camino a un Shapovalov falto de consistencia

El alemán se impuso en dos mangas a un Shapovalov que se fue mentalmente tras flaquear en el tramo final de la primera manga.

La experiencia es un grado y Alexander Zverev asumió el papel de veterano con tan solo 21 años. Había mucha expectación por ver el duelo de NextGens entre el teutón y Denis Shapovalov pero la igualdad se mantuvo durante diez juegos. Fue lo que necesitó el teutón para sujetar al caballo desbocado y rebosante de talento que es el canadiense, y hundirse moralmente con su eficacia. Con sus 21 años, el alemán actúa ya como una estrella y no solo por su juego, sino por la capacidad de gestionar las emociones.

Fue una ilusionante puesta en escena la que protagonizaron ambos contendientes, con un Shapovalov atacando con soltura y martilleando el revés de su rival con drives rebosante de peso y agresividad. Sin embargo, era incapaz de generar problemas al resto a un Zverev tremendamente inspirado y sólido. Sin artificios y jugando con gran inteligencia, Alexander perseveró y logró el break en el noveno juego del primer set, a pesar de adelantarse Shapovalov con un prometedor 30-0.

[getty:957460340]

Supuso ésto un golpe moral muy notable para un joven que se veía impotente al resto y que perdió la iniciativa en el servicio por pequeños detalles. Se fue totalmente del partido en el segundo parcial el joven canadiense, cometiendo excesivos errores y perdiendo totalmente el esquema de tenis que podría llevarle al éxito. No regaló absolutamente nada Zverev, consciente de la necesidad que tenía de gestionar la ventaja y erigirse en un muro de regularidad hacia un rival presa del miedo escénico.

El partido se fue por el sumidero en un final indigno al excelso torneo realizado por un Denis Shapovalov que ha de extraer muchas enseñanzas de este encuentro. Por su parte, Alexander Zverev se convierte en un muy meritorio finalista del Mutua Madrid Open 2018 y promete emociones fuertes en su duelo por el título con Dominic Thiem. Dos jóvenes con un mismo destino; un título que les relance en su intento por hacer valer su potencial y prometer el relevo generacional.

Comentarios recientes