Roland Garros 2017: Análisis final femenina

Jelena Ostapenko y Simona Halep lucharán este sábado por levantar el primer Grand Slam de sus carreras. La rumana, además, se juega el Nº1 del mundo.

Simona o Jelena, solo puede ganar una
Simona o Jelena, solo puede ganar una

La final femenina de Roland Garros 2017 será un bonito choque de contrastes. Por un lado, una de las grandes favoritas del cuadro y una de las mejores jugadoras del mundo consolidada ya hace un par de temporadas. Enfrente, la joya mejor guardada del vestuario femenino, un talento de tan solo 20 años que prometía emociones fuertes desde hace algún tiempo y que ha terminado explotando en París, dejando boquiabierto al espectador a cada ronda que superaba. Gane quien gane resultará el primer Grand Slam para la campeona, aunque más allá del trofeo, la rumana tiene en su tablero una ficha más que la letona: una posibilidad de salir de Francia liderando el circuito.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Pero bueno, empecemos por Simona Halep. Hace ya tres temporadas que la de Constanta abandonara la Philippe Chatrier con la etiqueta de subcampeona, aunque en ella vimos un estilo y un sistema que nos hizo pensar que, seguramente, la vida le diera una segunda oportunidad más pronto que tarde. La primavera sobre arcilla no ha podido ser mejor para la pupila de Darren Cahill: reválida del trono en Madrid, final en Roma y de nuevo final en Roland Garros. Halep representa hoy en día un libro de instrucciones de cómo competir sobre polvo de ladrillo, nadie como ella para demostrar cómo pasar por la transición defensa-ataque sin caer en el intento. Muchos señalaron su nombre antes de que arrancar el torneo como la gran candidata al oro y, quince días después, los pronósticos no se equivocaron.

Lástima que una final siempre sea cosa de dos, una que gana y otra que pierde. Sonará a tópico, lo sé, pero que lástima que no puedan ganar las dos. Sobre todo porque enfrente aparece una joven Jelena Ostapenko, con los 20 años recién cumplidos, que ha terminado por instalar en el circuito las bases del tenis moderno. ¿Cuáles son estas bases? Algo tan básico como pegarle a la pelota. Eso sí, cuando digo ‘pegarle’, me refiero a partirla, a destrozar la pelota, a pulverizar esa bola con la única intención de que ya no regrese. La de Riga cuenta con una potencia que ya la querrían muchos jugadores de la ATP. En serio, la velocidad de su drive supera a la del número 1 del circuito masculino, un dato tan escalofriante como cierto. Además, por si faltaba añadirle algo a su historia, Jelena llega de la mano de una Anabel Medina que, todavía sin haberse retirado oficialmente, ya brilla como entrenadora al más alto nivel. De una forma u otra, tendremos representación española en la final.

Será el primer enfrentamiento entre ambos y qué mejor que una final de Roland Garros para conocerse. Si hablamos de golpes, Ostapenko tiene muy claro que deberá seguir fiel a su estilo agresivo, ese que acaba tumbándote por K.O. Por su parte, Simona sabe que deberá estás más ligera que nunca, intuitiva y sacando su el mayor poder ofensivo de su raqueta y sus piernas. Su oponente dispara misiles independientemente con la derecha o el revés, pero si la movemos por la pista variando alturas y atacamos su segundo servicio (un punto débil de la de Riga) quizá logre girar la iniciativa y hacer que la estrategia juegue su papel. Pese a ello, Jelena contará siempre con esa ventaja de ser una pegadora de fondo y, tal como dice su entrenadora, una chica que no tiene miedo a nada. Alguien que jamás pudo conquistar un título profesional individual y que busca hacerlo en todo un torneo de Grand Slam. Gustavo Kuerten conoce bien esta sensación.

Halep se ha dejado dos sets en su camino hasta la final, pero también ha enviado a casa a dos mujeres que representaban la mayor amenaza posible en segunda semana junto a la todavía vigente campeona, Garbiñe Muguruza. Una pelota de partido tuvo Elina Svitolina, ninguno pudo tener Karolina Pliskova. Ambas ya eliminadas vieron cómo la rumana les superaba en el último set. No más fácil lo tuvo Ostapenko, librándose de un antigua finalista (Stosur), una ex número 1 del mundo (Wozniacki) y una suiza que siempre brilla con luz propia cada vez que pisa París (Bacsinszky). La primera se juega vestirse de reina del vestuario desplazando a Kerber; la segunda, cruzar hasta el top15 y autoproclamarse como la gran referente de la nueva generación. El título, en medio del duelo, dormirá esta noche tranquilo sabiendo que mañana hará a cualquiera de las dos la mujer más feliz del mundo.

¿Y vosotros cómo veis la final? ¿Mandará la explosividad y osadía de Ostapenko? ¿Dominará la experiencia y el agarre de Halep? ¡Opinen!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter