Azarenka, en semis de Australia 10 años después

Inmaculado despliegue de la bielorrusa que superó con mucha claridad a Pegula y retorna a las semis en Melbourne 10 años después. Siempre que llegó ahí, ganó el título.

Firme la bielorrusa para volver a las semis de Australia. Foto: Getty
Firme la bielorrusa para volver a las semis de Australia. Foto: Getty

A cada ronda que pasa, se le pone más cara de campeona a la veterana bielorrusa Victoria Azarenka. A sus 33 años, la de Minsk ha hecho lo que muchos ya no creían que pudiera suceder, volver a unas semis no ya de Grand Slam, si no en Australia, donde llevaba 10 años sin conseguirlo. La doble campeona del torneo oceánico superó con una victoria incontestable a la mejor clasificada en el ranking que quedaba en pie, la americana Jessica Pegula, tercer cabeza de serie. Triunfo por 6-4 y 6-1 para opositar con más seriedad aún a grandes cosas en Melbourne. Actuación sólida, muy seria, recordando a la mejor versión de Vika de hace ya mucho tiempo.

Estábamos ante el quinto duelo entre Jessica y Victoria. Todo igualado con un 2-2 en ese 'head-to-head'. Azarenka sería un torbellino en el inicio del encuentro, con un gran ritmo de bola, muy enchufada, obligando a muchos desplazamientos a la norteamericana. Tal es así, que la bielorrusa se dispararía en el marcador con un 'break' tempranero. La cosa podría haber sido incluso más seria para Pegula si Azarenka convierte una de sus opciones de quebrar de nuevo y ponerse con dos 'breaks' arriba. Jessica resistió elevando su nivel, algo aletargado en el arranque.

No le quedaba otra a la tenista de Buffalo que despertar y mostrar el nivel que la había llevado con bastante holgura hasta los cuartos de final. El choque se ponía muy interesante, con largos intercambios y juegos, muy peleado. Lo que se intuía un paseo de Azarenka no lo iba a ser tanto. A duras penas, la de Minsk aguantaría el quiebre materializado al comienzo del partido para irse al 5-2. Sin embargo, Pegula se las arreglaría para apretarle las tuercas a la doble campeona de Australia. Pegando duro, sin fallar como al principio, dominando más ella y no dejando ser zarandeada por el ritmo intenso de Vika. Recuperaba la desventaja para ponerse 4-5 con una hora ya de juego en la noche de una Rod Laver con el techo cubierto por la lluvia. Azarenka tenía otros planes, los de no alargar más el set y cortar la progresión de la americana de raíz. Un buen juego al resto y la bielorrusa cerraba una larguísima primera manga por 6-4.

Azarenka desbocada, Pegula sin argumentos

¿Habría reacción de Jessica Pegula en el segundo set? Desde luego y a tenor de lo visto en el arranque de ese segundo parcial, no parecía precisamente. Un comienzo casi calcado al del primer set. Azarenka mucho más intensa y enchufada, rompiendo de nuevo el saque de la americana. Podía ser un golpe muy contundente ya para la maltrecha moral de Jessica, que no encontraba la manera de desestabilizar el rocoso tenis y sin fisuras de la veterana tenista de 33 años. Pegula era capaz de recuperar el saque perdido pero al siguiente la bielorrusa se le volvía a escapar. No era la noche de Pegula sin lugar a dudas. Azarenka no soltaría ya esa ventaja y se dispararía, esta vez sí, no como en el primer set. Set de una sola dirección, con una Pegula con poca capacidad de convincción en sus opciones de remontada, frustrada ante la solidez de su rival y su poco acierto en sus golpes, sin un plan B con el que sorprender y cambiar la dinámica del choque. Tal que así, el triunfo de Azarenka era cuestión de minutos. Finalmente por 6-1 Vika clausuraba la contienda, pasando 10 años después a semis del Open de Australia donde se las verá con la kazaja Elena Rybakina por un puesto en la gran final del sábado.

Comentarios recientes