Andreozzi y una subida en el ranking de más de 500 puestos

El argentino, ya retirado del individuales, ha ganado el Challenger de Temuco convirtiéndose en el jugador de menor ranking en lograr un título de esta categoría.

Guido Andreozzi campeón del Challenger de Temuco. Foto: Instagram Guido Andreozzi
Guido Andreozzi campeón del Challenger de Temuco. Foto: Instagram Guido Andreozzi

El tenis es un deporte único por historias como la de Guido Andreozzi. El argentino, que llegó a ser 70 del mundo en el 2019, fue durante varios años un jugador de los que habitualmente rondaba el top 100, experto en tierra batida y con grandes resultados en el circuito Challenger.

En cambio, tras terminar 2019 no jugó ni un solo partido de tenis en el 2020 y pasó 14 meses sin jugar un solo encuentro, ya que las lesiones le habían lastrado y le tocaba comenzar de nuevo en 2021, un curso en el que tampoco le fue como estaba acostumbrado. Pasar tanto tiempo fuera del circuito luego genera que sea muy difícil volver y aunque los resultados de Andreozzi no estaban siendo del todo malos el nacido en Buenos Aires prefirió dar un cambio en su carrera y especializarse en la modalidad de dobles junto a Guillermo Durán, algo que han hecho durante todo el año y además con nota, ya que han conseguido hacerse con siete títulos Challenger, el último también en Temuco, donde Andreozzi ha hecho doblete.

ESTABA RETIRADO DEL SINGLES

En una entrevista hace unas semanas, Andreozzi llegó a decir: "Ya decidí enfocarme en el dobles. Obviamente si puedo jugar una qualy la juego. Pero el objetivo es el dobles", dejando claro que su prioridad era la modalidad por parejas y que el singles era ya una etapa terminada. Eso sí, hizo bien no descartando la posibilidad de jugar alguna qualy, pues como él mismo dijo: "me sigue divirtiendo el individuales" y vaya si lo ha hecho esta semana en Tempuco, donde partiendo desde la fase previa ha conseguido hacerse con el título, siendo además el jugador de menor ranking en conseguir levantar un Challenger.

Este torneo supone además una escalada enorme del argentino en el ranking ATP, ya que ha conseguido subir más de 500 posiciones ubicándose en el puesto 391, lo que le abre una nueva oportunidad a jugar de nuevo en el circuito de individuales, ya que con ese ranking podría entrar a la mayoría de fases previas de los torneos Challenger e incluso acceder de manera directa a algunos de ellos. No obstante, no parece que el título vaya a cambiar la hoja de ruta de Andreozzi, que con todos estos títulos conseguidos en el circuito de dobles tiene muy cerca poder acceder directamente al Open de Australia.

El objetivo tanto de Guido como de Durán es formar una dupla argentina que sea capaz de instalarse en el circuito ATP y hacer la gira al completo en el circuito de dobles. Es por ello que aunque haya conseguido este título en singles, si sigue con su plan no podrá seguir con su carrera de individuales, pues no tiene ranking para jugar los eventos ATP. Lo que sí que será este torneo, es el mayor regalo posible para Andreozzi, pues le demuestra que puede todavía competir en singles después de haber pasado un año 2020 tan complicado.

EL TENIS ARGENTINO DE DULCE

En el circuito Challenger el tenis argentino ha batido un nuevo récord consiguiendo un total de 23 títulos en la categoría Challenger, lo que es el máximo número que se ha conseguido nunca. Además, Andreozzi se convierte en el primer campeón nacido en Argentina que gana un Challenger en pista dura desde el 2019.

Comentarios recientes