Carlos Alcaraz, el nacimiento de una estrella

El español ha despejado cualquier duda sobre su potencial en un año 2021 para enmarcar. Hoy repasamos cómo escaló 114 puestos en once meses.

Carlos Alcaraz. Fuente: Getty
Carlos Alcaraz. Fuente: Getty

Ayer la ATP nos comunicaba qué jugadores están nominados en los ATP Awards de 2021 y, como no podía ser de otra manera, Carlos Alcaraz optará a conquistar el galardón de ‘Most Improved Player Of The Year’. Solo doce meses después de conquistar el de ‘Newcomer Of The Year 2020’, el murciano de 18 años se ha convertido en una de las grandes sensaciones del circuito masculino, escalando este curso del puesto 146º al puesto 32º. Un subidón que queríamos repasar en nuestro canal de Youtube para recordar cada momento que nos hizo vibrar desde casa.

Si hacemos contexto de cómo empezó el año y cómo terminó para Alcaraz, rápidamente veremos que nada tiene que ver una cosa con la otra. De estar fuera del top100, a luchar por meterse en el top30. De pelear en el circuito Challenger y algunas previas de torneos oficiales, a ser cabeza de serie en sus últimos eventos. De ser un jugador de futuro a ser una realidad de presente. Vamos, que le he cambiado la vida de arriba a abajo, un vuelco a sus planes que solo puede darse a través del esfuerzo, la fe y un talento como hacía muchos años que no veíamos.

Así fue como fue construyendo su propio camino, superando la Qualy del Open de Australia y ganando partido, venciendo a David Goffin en Melbourne 1, pisando sus primeras semifinales en el ATP 250 de Marbella y ganando en Oeiras el Challenger que le daría por primera vez la entrada al top100. A partir de ahí, la gran explosión.

Llegaría luego la tercera ronda de Roland Garros tras volver a superar la fase previa, su primer triunfo sobre la hierba de Wimbledon, su primer título profesional en el ATP 250 de Umag, unas nuevas semifinales en el torneo de Winston-Salem y, en la cima de logros, los cuartos de final del US Open tras sumar triunfos sobre Cameron Norrie o Stefanos Tsitsipas. En ese preciso momento fue cuando todo el mundo se dio cuenta de quién era Carlos Alcaraz. Un chico diferente al resto.

Crecimiento y aprendizaje continuo

Pero no crean que la ambición del murciano terminó tras convertirse en el jugador más joven de la historia en meterse entre los 8 mejores del Grand Slam norteamericano, ni mucho menos. Todavía quedaba energía para vencer a Murray y Berrettini en Vienna, donde hizo semifinales. O para ganar a Sinner en París-Bercy, donde hizo octavos de final. O por supuesto, para dejarse un solo set en cinco partidos de las Next Gen ATP Finals, donde salió por la puerta grande confirmando que no hay otro jugador con más proyección que la suya. Una lástima que el COVID no le dejara poner la guinda debutando en Copa Davis.

Así ha sido el camino de Carlos Alcaraz en 2021, una temporada difícil de olvidar en este momentos, aunque no tenemos ninguna duda de la grandeza que traerán las siguientes. Si no pasa nada extraño, estamos solamente ante el principio de una historia memorable.

Comentarios recientes