Barty no se cansa de ganar y se corona también en Cincinnati

La australiana sigue a un nivel descomunal y no encontró rival en Teichmann, que fue de más a menos y no mostró un nivel suficiente para batir a la número uno.

Barty no se cansa de ganar y se corona también en Cincinnati
Barty no se cansa de ganar y se corona también en Cincinnati

Ashleigh Barty se encontraba ante otra final. Después de su reciente éxito en Wimbledon 2021, la número uno del mundo tenía otra oportunidad de alzar un título. En esta ocasión, en el WTA 1000 Cincinnati ante la absoluta revelación del torneo: Jil Teichmann. La suiza estaba ante el partido más importante de su carrera. Se trataba de su primera final en un WTA 1000, y nada más y nada menos que ante la número uno del mundo. El nivel mostrado por Teichmann no fue suficiente para una Barty que está intratable, y que acabó venciendo por 6-3 y 6-1.

Inicio igualado

Barty empezó la final igual que venía haciendo durante todo el torneo y, dicha por ella misma, una de las claves: sirviendo a un gran nivel. La primera oportunidad de break sería para la australiana en el primer turno de servicio de Teichmann, aunque la suiza pudo escapar bien de esa situación para solventar su primer juego.

Las dos estaban sacando sus turnos de saque adelante, hasta que llegaron los momentos importantes, y ahí el ranking pesó mucho. Barty aprovechó su segunda opción de break en todo el partido, cuando el marcador era de 4-3 para ella y 15-40 al saque de Teichmann. De esa manera, sacaría para apuntarse el primer set y acercarse más a levantar el trofeo en tierras norteamericanas. Lo hizo sin dudar (6-3).

Bajón moral y físico de Teichmann: abuso de Barty

Perder el primer set no fue nada positivo para Teichmann, que empezó a errar mucho más de lo que venía haciendo. El segundo parcial no podía empezar de peor forma para la suiza, pues tras un largo juego y cuatro opciones de quiebre, Barty conseguía romper para ponerse muy cara la final. Aunque en este segundo set, la australiana vio cómo su primer servicio no entraba tan a menudo, cuando lo conseguía, era muy efectivo, y poco pudo hacer Teichmann para hacer daño al resto.

Siguiente turno de saque para Teichmann: otro break. Otro mazazo más para la suiza, que estaba sufriendo bastante físicamente, hasta el punto de tener que pedir tiempo muerto médico para que la atendieran. El guion del segundo set fue este, y cuando Barty restaba por tercera vez en el set, volvía a conseguir romper, poniendo el 5-0 en el marcador. A continuación, sacaría para ganar el torneo. Pero el tenis es caprichoso, y cuando más cerca parece que lo tienes, empiezan a pasar cosas que no entran en tus planes. Teichmann rompía para poner el 5-1* y darle algo de emoción al segundo set.

Pero ese juego tan solo sería un espejismo. Barty volvía a romper para poner el 6-1 en el segundo y levantar el trofeo en Cincinnati. La número uno está intratable, y llegará al US Open en un estado de forma y confianza bestial. ¿Quién la podrá parar?

Comentarios recientes