Paire: "He vuelto a encontrar la felicidad en la pista, en un circuito normal"

El francés analizó su victoria ante Isner y reconoció que, ahora sí, es feliz. No solo en la pista... también lo es disfrutando de los pequeños detalles.

Benoit Paire vuelve a celebrar. Fuente: Getty
Benoit Paire vuelve a celebrar. Fuente: Getty

A veces lo más bonito de la vida está en los pequeños detalles, incluso en las cosas que damos por sentado. Sí, sé que es una frase absolutamente cheesy, pero hay muchas situaciones de nuestra existencia que demuestran que esta máxima es totalmente cierta. Después de que la pandemia del coronavirus trastocase el ritmo de vida de todo el mundo, el tenis volvió bajo unas circunstancias completamente nuevas, circunstancias que hacía años que muchos jugadores no experimentaban. Eso provocó que la salud mental de varios jugadores y jugadoras se viese trastocada... y Benoit Paire fue uno de los que más lo notó.

Inmerso en sus propios pensamientos, preso de una espiral negativa de la que parecía imposible salir. Paire se arrastraba por cada torneo, con un nuevo sistema de puntuación en el ranking que aliviaba su caída, pero dejando una imagen en muchos casos patética que le llegó a provocar una expulsión del equipo olímpico francés meses antes de viajar a Tokio. Pero la situación se fue normalizando, los resultados fueron llegando y Benoit empieza a demostrar que tiene tenis para aspirar a resultados mucho mejores. El ATP Cincinnati 2021 está siendo el punto de partida de un nuevo Paire: desde el año 2013 no alcanzaba los cuartos de final de un Masters 1000. Por el camino, victorias ante Shapovalov e Isner. Nadie mejor que él para explicar dónde se encuentra su juego y por qué ha recobrado la felicidad con una raqueta en la mano, algo que hizo en declaraciones a L'Equipe.

Cuatro breaks ante Isner, algo muy complicado de hacer

"John cometió tres dobles faltas al inicio del tercer set; además, se le notó bastante cansado. Pude aprovecharme de ello y, en general, creo que resté muy bien. Es muy complicado leer su saque, pero que yo sea tan alto me permite en ocasiones poder bloquear algunos de sus ángulos. Físicamente se desmoronó un poco en el tercer set: llegó muy lejos la semana pasada, en Toronto, y la temperatura es muy calurosa, así que es bastante complicado poder acumular otro gran resultado. Estoy muy feliz por haber ganado, de verdad. Me siento muy bien".

¿Por qué otro cuarto de final de Masters 1000 ahora, tras un año complicado?

"Este año estoy volviendo a disfrutar muchísimo al poder jugar frente a un público, al poder estar de vuelta a un circuito normal. Puedo volver a salir a la calle, puedo volver a ir a mis restaurantes de comida rápida favoritos, puedo volver a encontrar una vida normal, la que yo amo. Eso se siente en los resultados. Estoy feliz por estar en los cuartos de final, son mis primeros en un torneo así desde 2013: además, es la primera vez que gano a un top-10 (derrotó a Denis Shapovalov en la ronda anterior) en bastantes años. Esto es felicidad: estoy feliz de poder estar aquí, de haber encontrado mi tenis, mi buen humor y mi alegría dentro de una pista".

La nota negativa: 20 dobles faltas en todo el partido

Simplemente me estaba poniendo demasiada presión sobre mí mismo. Contra Isner, eres plenamente consciente de que si pierdes el saque has perdido prácticamente el set. Lo que me pasa con el servicio es que cada vez que cometo una o dos dobles faltas, hago muchísimas. Esto me ocurre cuando siento que estoy algo estresado".

Comentarios recientes