Zverev logra un imposible remontando a Djokovic un partido inolvidable

El alemán consiguió eludir una desventaja de 1-6 2-3 con break abajo en el segundo, remontando con contundencia a un Djokovic que terminó apático y sin argumentos.

 

Novak Djokovic pierde con Alexander Zverev. Foto: gettyimages
Novak Djokovic pierde con Alexander Zverev. Foto: gettyimages

En el mundo del deporte es un enorme riesgo dar cosas por sentado y desde hace días se percibía el camino de Novak Djokovic como una ruta inexorable al oro olímpico. El concepto de Golden Slam se ha repetido hasta la extenuación y las sensaciones de poderío que ha transmitido el serbio hacían inviable pensar un batacazo, pero cuando se compite contra un jugador del nivel de Alexander Zverev todo puede pasar, y más en un torneo disputado al mejor de tres sets como son los Juegos Olímpcos Tokio 2021. El balcánico dominó el encuentro con enorme consistencia durante una hora, pero se vino abajo de manera catatónica cuando iba break arriba. Lo que parecía imposible ha ocurrido. El alemán se asegura la medalla y evitar el Golden Slam, al vencer por 1-6 6-3 6-1.

Todo parecía seguir el guión habitual en esta temporada de dominio aplastante por parte de Novak. Jugaba muy cómodo, dictando el ritmo de juego y sin necesidad de asumir excesivos riesgos para desbordar a su rival. Zverev parecía sufrir una especie de miedo escénico por enfrentarse a un rival inexpugnable y caminaba por la pista carente de argumentos y actitud para encontrarlos. El primer set fue una demostración de poderío auténtica de Djokovic y parecía erigirse en un aviso más a todos de su determinación por dar un paso más hacia el oro olímpico. Nada hacía presagiar lo ocurrido después, ni siquiera en los compases iniciales del siguiente parcial.

Y es que en la primera mitad de la segunda manga, Sascha empezó a soltar el brazo, pero se antojaba imposible deducir que eso iba a ser el inicio de una remontada. Djokovic continuaba siendo el amo y señor del encuentro, y lo reafirmó con un break en el cuarto juego que le dejaba a tres turnos de saque de ganar el partido. Pero algo cambió. Novak se relajó, Sascha se soltó al verlo todo perdido y encontró una rotura de saque que generó una enorme desconfianza en el número 1 del mundo. No había pasado por ninguna dificultad el serbio en todo el partido, como demuestra el hecho de que ni siquiera hubiera perdido su servicio hasta ese momento, y el hecho de verse en ese escenario nuevo pareció atenazarlo.

Zverev ganó 10 de los últimos 11 juegos disputados en el partido

Encadenó el teutón la friolera de 8 juegos consecutivos. Sí, 8. Los que le valieron para equilibrar el partido y situarse con una ventaja mareante de 4-0 en el tercer parcial. Destapó el tarro de las esencias el bueno de Zverev, con ese nivel de tenis del que hace gala en algunas ocasiones y que le convierte en un jugador muy difícil de batir. Funcionó incluso su drive, el golpe con el que suele tener menos dudas, y al servicio se mostró increíblemente eficaz. Djokovic lucía falto de energía, sin respuestas e incluso apático. Tuvo dos bolas de break al inicio del set para equilibrar el marcador, pero escogió muy mal y se precipitó subiendo a la red, lo cual fue la puntilla definitiva.

La magia del deporte radica, en gran parte, en lo imprevisible que es y esto se ha demostrado en un partido que puede cambiar la historia de este deporte. Alexander Zverev ha conseguido una auténtica hazaña y buscará el oro olímpico, pero independientemente de eso, resulta muy chocante no solo la derrota de Novak Djokovic, sino la manera en que se ha producido. El serbio se despide de un sueño que difícilmente podrá alcanzar ya en su carrera profesional. Los Juegos Olímpicos Tokio 2021 pueden haber sido un momento determinante en el devenir de este deporte.

Comentarios recientes