Matteo Berrettini describe la presión que supone ser top-10

El italiano describe la dificultad de mantenerse en la élite y cómo la perspectiva cambia por completo cuando se entra al top-10, siendo todo más difícil.

Matteo Berrettini, presión de ser top-10. Foto: gettyimages
Matteo Berrettini, presión de ser top-10. Foto: gettyimages

Suele decirse que lo difícil no es llegar sino mantenerse y la experiencia acumulada en el circuito ATP reafirma esa teoría con creces. La igualdad imperante en el tenis hace que haya muchos jugadores capaces de experimentar tramos de notable inspiración y meterse entre los mejores, pero la resaca del éxito suele afectar en mayor o menor medida, lastrando su rendimiento después de haber conseguido algo importante. Solo unos pocos elegidos son capaces de perpetuarse en la cima con pocos altibajos y Matteo Berrettini aspira a conseguirlo después de haber sufrido en sus propias carnes lo que es la presión de ser uno de los mejores del mundo. Así lo expresa en Player´s Voice, una columna para Eurosport Uk.

  • Matteo Berrettini y una curiosa metáfora para explicar lo que sintió tras su eclosión

"Las expectativas puestas en mí han cambiado mucho en los últimos tiempos, lo cual ha sido emocionante, pero también un reto complicado de afrontar", explica Matteo, que dio el salto tras un US Open 2019 y no fue capaz de desplegar un buen rendimiento de juego durante el atípico 2020 vivido. Esta temporada la afrontaba con la necesidad de demostrar que aquello no fue algo esporádico, pero después de empezar con un tenis imponente en la ATP Cup, una lesión le hizo retirarse del Open de Australia 2021 y pone en jaque su temporada a corto plazo. No disputará ningún torneo de la gira europea indoor y está por ver cuándo está en plena forma.

Consciente de que su nivel no ha sido el esperado, explica sus sensaciones con gran claridad. "Llegar a cuarta ronda del US Open 2020 y que eso se considerara como un fracaso por parte de mucha gente no es sencillo. Me ha costado acostumbrarme a esas presiones externas. Llevaba años acostumbrado a ir haciendo mi camino sin suscitar demasiada atención, pero de repente un gran resultado me lleva a otro camino totalmente distinto, en el que no puedes detenerte ni un momento y tienes que ir a pleno rendimiento todo el rato. Si te relajas un poco, estás muerto", comentaba en una curiosa metáfora el italano. "Cuando te acercas a la élite, tienes que lidiar con muchas cuestiones personales que dificultan la tarea", dice Matteo.

  • El italiano incide en la importancia de la fortaleza mental

"Antes solo veía el tenis como salir a pista e intentar ganar. Entrar en el top-10 te hace ver todo de una manera diferente, preocuparte por las relaciones con la gente, no ver con tanta frecuencia a familia y amigos... Es como una nueva realidad a la que te has visto teletransportado, necesitas tiempo para acostumbrarte a todo eso", afirma, incidiendo en la importancia del aspecto mental. "No importa ya tanto el aspecto técnico o el físico, sino la mente, y esa es difícil de entrenar. La clave es encontrar el equilibrio entre lo que eres y lo que quieres conseguir, sin olvidar que estoy ahí porque me encanta jugar a tenis", describe.

Sus objetivos a nivel de resultados son claros. "Sueño con ganar el torneo de Roma y un Grand Slam. Son cosas muy complicadas, pero siento que estoy en el camino correcto y no me veo tan lejos. Me siento un gran privilegiado por jugar a tenis y quiero inspirar y entretener a la gente con mi juego. Ojalá gracias a mí, algunos puedan obtener momentos de optimismo, diversión y felicidad, que les ayuden a abstraerse de los problemas de hoy en día", finaliza contando Matteo Berrettini con gran sinceridad.

Comentarios recientes