Zverev: "Esperé a jugar el partido porque creo que era lo correcto"

El germano habló en rueda de prensa de su situación antes del partido, de a qué se debió el retraso y por qué atajó sin problemas la decisión de posponerlo.

Alexander Zverev celebra su triunfo ante Mannarino. Fuente: Getty
Alexander Zverev celebra su triunfo ante Mannarino. Fuente: Getty

Alexander Zverev fue, sin quererlo, uno de los protagonistas de la jornada del viernes en Flushing Meadows. Víctima colateral de las repercusiones del 'caso Paire', el germano tuvo que esperar casi tres horas a iniciar su partido ante Adrian Mannarino, quien explicó que el Estado de Nueva York trató de mantenerlo aislado en su habitación. El francés luchó por simplemente jugar un partido que acabó perdiendo, en lo que fue el billete para Sascha hacia la cuarta ronda en Flushing Meadows. Esto significa igualar su mejor actuación histórica en Nueva York (2019), el mínimo exigible para una raqueta de su calibre.

Sin embargo, hubo muy poco tenis y mucha política en la rueda de prensa postpartido. El alemán se sentó a hablar sin tapujos sobre lo ocurrido antes del duelo, y eso incluye unas imágenes que captaron las cámaras de la Arthur Ashe. Sascha se mostraba tumbado en su suite, sin camiseta, esperando cómodamente y sin ninguna tensión competitiva a lo que ocurriese entre bastidores. ¿Es la preparación idónea para un duelo de un Grand Slam?

"Claro que estaba relajado. Lo que yo haga en la pista no depende en demasía de lo que yo haga antes del partido. Estaba relajado viendo el otro partido. ¿Qué otra cosa se supone que debo hacer? Estaba en mi suite y no me di cuenta de que la cámara me estaba enfocando tanto, solo me di cuenta después de que aparecí sin camiseta en la televisión". El alemán alude a razones completamente comprensibles: la disputa del encuentro ante Mannarino no estuvo en ningún momento en su mano, lo que le quitó cierta presión de encima.

"Quiero decir, que se jugase o no no estaba en nuestras manos. No era una decisión ni del torneo ni de los jugadores. Esto se iba a decidir por la política, por cosas más grandes que nosotros. Simplemente estábamos esperando y nos dijeron que las 5PM sería el plazo máximo para salir a la pista en caso de que jugásemos. Las posibilidades de jugar fueron bastante pequeñas, por un momento llegué a pensar que no jugaríamos".

Además, Zverev se refirió al papel que él mismo jugó en todo este proceso, ofreciéndose a cooperar con Mannarino y dándole la oportunidad de esperar hasta el final en lugar de jugar a la hora estipulada. "Al fin y al cabo, encaré la situación pensando en qué pasaría si yo estuviese en su lugar. Yo hubiese querido que mi oponente o que mis compañeros hubiesen tenido cierta empatía. No fue su culpa, ni tampoco fue culpa del Us Open. Había política de por medio, esa era la situación.

Al final, yo podía haber dicho que quería jugar a la hora estipulada y si mi rival no se presenta en la pista, mala suerte. Pero bajo mi punto de vista, esperar era la decisión correcta. Por eso yo también esperé. Tenía que darle la oportunidad de jugar. Esta fue la situación en la que nos encontramos, y por suerte pudimos jugar. Creo que fue lo mejor, tanto para él como para mí".

Comentarios recientes