El enfado de Djokovic: "No quiero jugar más. Esto está jodidamente peligroso"

El serbio Novak Djokovic mostró su enfado con el juez de silla durante la final de ayer en Roma. La pista estaba no en las mejores condiciones después de las fuertes lluvias que habían caído y eso provocaba que los jugadores resbalaran continuamente. "¡No quiero jugar más!", exclamaba Djokovic al umpire. "¡Esto está jodidamente peligroso!", le decía. El juez de silla se defendía diciendo que para él, la pista estaba jugable.

Comentarios recientes