Gabashvili acaba con el sueño de Cervantes

Gabasvhili se metió por primera vez en su carrera en unos cuartos de final de un ATP 500 sobre tierra batida eliminando a Íñigo Cervantes, sensación del Godó.

Teymuraz Gabasvhili, una de las sensaciones del torneo, derrotó a otra de ellas, el vasco Íñigo Cervantes por 6-4, 6-2 y se clasificó por primera vez en su vida a unos cuartos de final de un ATP 500 en tierra batida. El ruso propuso un tenis directo y violento que acabó con las opciones del jugador local. A pesar de la derrota, Íñigo escalará más de 300 posiciones en el ranking de la ATP.

Las condiciones para la práctica del tenis eran las idóneas en la pista 1 del Real Club Tenis de Barcelona. Sol radiante, público entregado y apenas unos lugares vacíos indicaban que el partido prometía. La gente curioseaba por ver la recuperación de Cervantes tras pasar por el calvario de las lesiones.

Gabashvili y Cervantes no habían chocado previamente por lo que era un choque primerizo de estilos y caracteres diferentes. El ruso saldría a comerse al vasco. Es parte de su mentalidad, de su juego y de su estilo. Le gusta entrar agresivo para poder desquiciar a su contrincante.

Sin embargo según dijo en rueda de prensa no planteaba el mismo partido que ante David Ferrer, hoy había más dudas. “La táctica era diferente porque a Ferrer ya lo conocía, ya había jugado con él. En cambio contra Íñigo no había jugado nunca y tenía un poco de miedo por saber cómo jugaba él. No podía plantear nada. Intenté estar bien en los primeros juegos para luego poder coger momentos positivos”.

Pero el miedo se le esfumó rápido. Timur entró como un tornado al partido pero con la mira un poco desequilibrada. Cervantes se limitó a poner la bola en juego para que el ruso regalara los puntos. El vasco inició el partido con break a favor y ventaja de 2-0.

Ahí fue cuando Gabashvili comenzó a ganarle un metro a la pista, a engrasar y afinar la mira para poder conectarse con su tenis. Cervantes, todo lo contrario, empezaba a ceder terreno y se encontraba en las condiciones que menos prefería.

El vasco había caído en la trampa del ruso y tenía el partido donde no quería. Iba a remolque y la potencia del ruso hacía daño.

Recuperó su break consiguió otro y mantuvo esa ventaja hasta el final del set. Una de las claves estuvo en su revés paralelo. Un absoluto escándalo como encontraba hueco y hacía daño con una de sus mejores armas. Cervantes insistía por la zona de revés y Gabashivili repartía a placer.

El segundo set el ruso encontró más facilidades y Cervantes terminó pagando el cansancio físico.

“El partido de ayer me sacó mucha energía. Era muy difícil mostrar el mismo nivel que el que tuve ante Ferrer. A pesar de eso, jugué con bien y pude sacarlo. Parecía que no necesitaba un nivel tan alto como el de ayer pero estoy muy satisfecho con mi victoria” comentó al acabar el encuentro.

Gabashivili es una de las sensaciones del torneo pero tampoco sorprendo a los más entendidos del tenis ya que en Montecarlo demostró un nivel muy alto ante el número uno del mundo. “En Montecarlo jugué muy bien y ahora en la segunda semana de tierra batida estoy manteniendo mi nivel”.

El ruso aspira alto ya que quiere meterse en el selecto grupo de 50 mejores jugadores del mundo al término del año. “Quiero acabar top 50 en el 2014. A partir de mayo defiendo muchísimos puntos pero si mantengo el nivel mostrado estos días puedo conseguirlo”.

Gabshvili enfrentará en los cuartos de final al ganador del partido entre Gulbis y Montañés. “Mañana va a ser un partido muy difícil. Gulbis te puede tirar un partido pero también puede ganar a cualquiera. Montañés también, cuando juega en casa está más animado y va a ser un partido tremendamente difícil. No prefiero a ninguno, son los dos muy complicados”.

A pesar de la derrota de Cervantes, el Conde de Godó le puede servir como tobogán para volver a estar entre los mejores. En el ranking pasará de ser el 824º del mundo a ubicarse entre los 520º. Más de 300 puestos en tan solo una semana.

Comentarios recientes