Thiem: "Las nuevas pelotas cambiarán los resultados"

Dominic habló con la prensa poco antes de viajar a París y dio su opinión sobre las nuevas pelotas Wilson que pudo probar en Austria.

Dominic Thiem. Fuente: Getty
Dominic Thiem. Fuente: Getty

Dominic Thiem encara Roland Garros con una sensación y estatus especial. Es la primera vez que el austriaco hará su aparición en la Pista Philippe Chatrier con un título de Grand Slam en el bolsillo, lo que podría ayudarle a la hora de encarar algún partido contra los mejores tenistas del circuito a nivel mental. Parece claro que si Dom quiere completar un doblete histórico en apenas un mes, tendrá que hacer frente a alguna de las dos bestias más temibles del circuito. Novak Djokovic y Rafael Nadal afilan los cuchillos, pero Thiem no quiere que nadie le descarte del grupo de favoritos.

La hoja de ruta del tenista austriaco ha sido muy clara. No ha disputado ningún torneo previo a Roland Garros, al igual que el otro finalista en Nueva York, Sascha Zverev. Thiem necesitaba estas dos semanas para recargar las pilas y descansar, y eso ha hecho en su Austria natal. Tras unos días en los que no tocó la raqueta y dedicó a 'desintoxicarse' después de dos semanas infernales, Dominic ha estado entrenando en su base de operaciones en el país centroeuropeo. Y lo ha hecho, claro, tratando de emular al máximo las condiciones que vivirá en Roland Garros.

Estas condiciones incluyen un elemento sobre el que ya se han escrito muchos artículos: las nuevas pelotas, que pasan a ser Wilson tras casi una década de acuerdo de Babolat. Las personas presentes en la previa las han considerado algo más pesadas de lo habitual, remarcando muchos que en ocasiones 'muere' en el aire y no son, ni mucho menos, tan vivas como sus predecesoras. Así pues, Dominic tiene algo que decir al respecto en unas declaraciones recogidas por Sky Sports Austria.

"Las pelotas van a ser, sin dudas, la mayor diferencia. Las Babolat eran mis bolas favoritas, eran cómodas y bastante rápidas, perfectas para mi juego al igual que para el de Nadal. Las nuevas bolas son un poco más lentas. Está claro que eso cambiará los resultados un poco", afirmó sin dudarlo el jugador austriaco. Recordemos que Dominic siempre se ha adecuado muy bien a las condiciones del Grand Slam parisino, llegando a dos semifinales y dos finales en los últimos cuatro años.

Si bien las pelotas pueden perjudicar el tenis de Thiem, el número #3 del mundo confía en que otro elemento juegue a su favor: se ha quitado toda la presión de ganar un Major hace tan solo dos semanas. "Esa libertad puede ser muy buena para mi tenis. Espero que pueda aprovechar que las cosas vayan de cara tras conquistar el título en Nueva York, trasladar esa confianza a París", declaró Thiem. El último elemento del que todos hablan hace referencia a las condiciones climatológicas del torneo. ¿Serán un problema para Dominic? Según él, no: ya existen precedentes.

"Recuerdo con claridad jugar las semifinales de 2016 ante Novak Djokovic. El termómetro marcaba los 11 grados. No creo que vaya a hacer mucho más frío que eso", desveló el austriaco recordando un duelo en el que no pudo salir victorioso. Aquel Roland Garros conquistado por Nole estuvo marcado por el mal tiempo en los compases finales del torneo, unas condiciones que podrían afectar de igual modo a esta edición de 2020. Mientras tanto, Thiem lo tiene preparado y mira a Roland Garros con un único objetivo: la Copa de los Mosqueteros.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes