Forget: "Existe más riesgo yendo a un supermercado que en Roland Garros"

El director del torneo se mostró preocupado por las nuevas restricciones en Francia: peleará hasta el final por mantener los 5,000 espectadores.

Bernard Giudicelli, presidente de la FFT, y Guy Forget, director de Roland Garros. Fuente: Getty
Bernard Giudicelli, presidente de la FFT, y Guy Forget, director de Roland Garros. Fuente: Getty

Francia está atravesando uno de los momentos más duros en la crisis del coronavirus tan solo días antes de que el cuadro final de Roland Garros empiece a andar. El Gobierno francés anunció nuevas restricciones en diferentes municipios, entre los que se encuentra la zona metropolitana de París y los suburbios; esto incluye, por tanto, al último Grand Slam de la temporada. Entre las nuevas medidas, la más importante podría impactar de forma bastante grave al torneo: una reducción en el número de personas que pueden reunirse en grandes acontecimientos, pasando de los 5,000 permitidos... a tan solo 1,000.

Muchos medios se han adelantado a lanzar esta noticia, anunciando a bombo y platillo esta reducción en el torneo parisino, pero su director no quiere lanzar la toalla todavía. Guy Forget sabe el impacto económico que este corte drástico podría tener, y ya se ha puesto manos a la obra para asegurar junto al Gobierno francés una exención para el torneo. Preguntado en la cadena gala BFMTV sobre el anuncio hecho por el Ministro de Salud Olivier Veran, Forget no pudo esconder su preocupación con una situación que pilla al torneo justo antes de su inicio.

"El torneo ya ha comenzado, todos los grandes nombres ya están aquí y la fase previa comenzó el lunes. Se van a jugar 750 partidos y estamos esperando la respuesta de las autoridades para conocer qué medidas tendremos que adaptar. En cuanto a las medidas sanitarias cumplimos todos los criterios, y ya lo hablamos con las autoridades. Estamos un poco preocupados", afirmó el extenista francés en unas declaraciones recogidas por Le Progres. El principal objetivo ahora es única y exclusivamente esa exención.

"Estamos esperando esa exención, es lo que queremos. Es más arriesgado ir a un supermercado, ir a un teatro o coger el metro que venir con una mascarilla a Roland Garros. Acomodar a 5,000 personas en un espacio abierto tan amplio es totalmente seguro", afirmó sin dudarlo Guy, que parece tener muy claro que la única opción que baraja la organización del torneo es la de los 5,000 espectadores. Recordemos que ya antes tuvieron que ceder: los planes iniciales contaban con 20,000 espectadores, luego se dividió el torneo en tres zonas con público y 10,000 personas en la Chatrier, pero finalmente solo la Pista Central podría albergar espectadores.

Y es que la opción de jugar a puerta cerrada parece que no se contempla. Eso significaría un descalabro importante para la FFT, que ha gastado buena parte de sus recursos en construir la cubierta retráctil que, parece, se pondrá en liza en bastantes ocasiones durante esta edición. "Jugar a puerta cerrada no es lo que queremos. Con 5,000 personas ya estamos bastante cerca de unas condiciones de puerta cerrada. Hay un esquema importante en juego: Roland Garros es el pulmón de la FFT, que mantiene a cientos de personas. Estamos esperando una respuesta que todavía no tenemos".

Momentos de tensión y un pulso entre las medidas del Gobierno y lo que desea el Grand Slam parisino. A menos de una semana de que la Pista Philippe Chatrier vea acción sobre su arcilla, muchas cosas de este Roland Garros 2020 aún siguen en el aire.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes