Épico triunfo de un Nadal que tiene siete vidas

El español remontó a Medvedev un marcador de 5-1 en contra en el tercer set y se mantiene en la batalla por clasificarse a semifinales.

Rafael Nadal gana a Daniil Medvedev en Nitto ATP Finals 2019. Foto. gettyimages
Rafael Nadal gana a Daniil Medvedev en Nitto ATP Finals 2019. Foto. gettyimages

Las expectativas eran máximas y el partido respondió a las mismas. Quizá ninguno de los dos llegaba en su mejor momento físico ni tenístico, pero han sido dos de los grandes protagonistas de la temporada y no estaban dispuestos a despedirse de la misma sin pelear hasta el final por su supervivencia en estas Nitto ATP Finals 2019. El hecho de empezar con sendas derrotas no hizo más que incentivar el juego de estos dos titanes hechos de la pasta especial que atesoran los campeones; la del español totalmente sólida y a prueba de bombas, la del ruso todavía en construcción. En un partido repleto de maticesa, variantes tácticas y momentos determinantes Rafael Nadal terminó por decantar la balanza de su lado por un marcador de 6-7 (3) 6-3 7-6 (4), dejando a Daniil Medvedev en una situación crítica en cuanto a sus opciones de clasificación.

El ruso dio la sensación de comenzar el partido algo parado de piernas y dubitativo en su estrategia. En los momentos iniciales del primer set Nadal transmitía sensación de dominio, pero no pudo plasmarla en el marcador durante los primeros juegos, tras los cuales el ruso despertó. Empezó a moverse mejor, a ser ese muro impenetrable de fondo de pista que ataca con eficacia en cada mínima oportunidad. Se hizo con tres juegos en blanco de manera consecutiva que relanzaron su confianza, mientras el balear iba encontrando poco a poco su ritmo de fondo de pista, pasando la mano en sus golpes con una fluidez mucho mayor que en el primer encuentro del torneo. Se llegó al tiebreak sin haber pasado por grandes sobresaltos y ahí fue mucho mejor Medvedev, eficaz al servicio y en esos puntos que definen duelos como este.

Todo cambió en el segundo parcial merced a un break muy importante en el primer juego. Verse por encima en el marcador fue el mejor antídoto que podía recibir el español para sacar su mejor versión, alternando con maestría los reveses cortados que frenaban el ritmo sideral de su contrincante. Un ligero despiste de Daniil acabó siendo letal gracias al buen hacer de Rafa con el servicio. Se desconectó Medvedev en el tramo final y cedió el saque por segunda vez, en lo que fue un arma de doble filo de cara al inicio del set definitivo. Y es que era evidente que el primer juego de la tercera manga sería determinante, y ambos jugadores se encontraban cómodos al resto cuando la adrenalina bajaba. Se cumplieron los peores presagios para el balear, que no solo cedió en su primer turno, sino que desaprovechó una oportunidad para recuperar en el segundo juego.

Volvió a incurrir en errores fuera de lugar en su segundo turno de saque, viendo cómo se le escapaba entre los dedos otro juego que parecía ser un ultimátum para sus opciones de éxito. Lo que parecía que sería un lastre demasiado pesado ante un jugador que recuperaba la máxima concentración, no fue tal. Medvedev llegó a dominar por 5-1 y tenía totalmente controlado el partido, pero la tenacidad del balear, esos intangibles que criban a los mejores de las leyendas, le permitió mantenerse en el partido y aprovechar un carrusel de errores del ruso cuando menos probable parecía. Rafael Nadal sigue vivo tras una remontada de las que hacen historia y luchará por acceder a semifinales de las Nitto ATP Finals 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes