Thiem domina a Tsitsipas

El austriaco remonta al griego en la final de Beijing y suma su cuarto título de la temporada. La mejor manera de celebrar su clasificación a las ATP Finals.

La celebración del campeón, Dominic Thiem. Fuente: Getty
La celebración del campeón, Dominic Thiem. Fuente: Getty

Grandes escenarios, grandes finales y sin rastro del Big4. Muchos se llevaron las manos a la cabeza al ver cómo un torneo de la categoría del ATP 500 de Beijing no contaba con la presencia de alguna de las leyendas del actual circuito ATP. Claro, que sin haber disputado el torneo resultaba imposible. Esos lugares fueron ocupados rápidamente por dos de las raquetas con más hambre del vestuario, dos que ya conviven desde hace tiempo entre los mejores. Dominic Thiem y Stefanos Tsitsipas, un duelo romántico entre reveses a una mano que se terminó llevando el austriaco gracias a una mejor gestión de las emociones a partir del segundo set (3-6, 6-4, 6-1). Una remontada que le da su cuarta corona del curso y le sitúa a pocos puntos de recuperar su plaza entre los cuatro mejores de la clasificación.

Un juego, un break. Dos juegos, dos breaks. Nadie podía negar que en la pista principal del ATP 500 de Beijing había más nervios que otra cosa. Tsitsipas y Thiem, dos de los jugadores que venían de hacer piña hace unas semanas en la Laver Cup defendiendo los colores del Team Europe, ahora saltaban a la cancha en barcos diferentes, dispuestos a bombardear a su adversario. El tenis individual, sin nadie más al lado, volvía a imperar, sin amistades que valgan. Además, en una parada clave en este fin de temporada donde todo el mundo se concentra en amarrar los últimos grandes eventos. Luego el partido iría tomando temperatura, pero ese inicio ya nos dejó claro lo mucho que había en juego.

En principio, teniendo en cuenta la superficie, el jugador heleno partía con cierto favoritismo, aunque esto de poco sirve teniendo en cuenta que estamos ante dos top10 con muchísimo talento y proyección, todoterrenos. Stefanos estaba muy acertado con el saque pero muy errático en la red, así que lentamente fue encontrando el equilibrio para tomar un break en la primera manga y empezar a remar hasta la meta. A punto estuvo de naufragar cuando sacaba con 5-3 y Dominic se topó con una bola de break muy trabajada desde el fondo. Rápidamente la neutralizó el griego, sentenciando por 6-3 un parcial en el que apenas había ganado tres puntos más que su rival. Pocos, pero suficientes para disparar primero.

Solo era un set, pero por sensaciones parecía todo inclinado del lado del vigente campeón de las Next Gen Finals de Milan. Tsitsipas mandaba en Beijing, pero le faltaba lo más complicado: abrochar el partido. El segundo set, sin embargo, no fue tan brillante para él. Bajó muchos sus prestaciones, otorgando a Dominic numerosas bolas de break que no supo aprovechar. Con el segundo saque, eso sí, era un suplicio, ganando apenas el 38% de los puntos. Todo esto tenía un riesgo, que era llegar sin la confianza necesarias a los juegos calientes. El marcador, que no espera a nadie, se plantó con 5-4 para el austriaco, quien restaría para llevarse el gato al agua. Era el momento de dar la nota, pero el griego regaló un 0-40. Salvó la primera, salvó la segunda, pero la tercera, que venía envenenada, se le marchó. Un revés de Thiem en forma de passing tocaba la red y se marchaba por encima de Stefanos, cayendo dentro de la pista y confirmando el tercer asalto. Todas las ventajas obtenidas habían desaparecido.

Aquello le hizo mucho daño a Tsitsipas, tanto que no encontró la manera de recuperar el foco en la tercera manga. El tenis no había desaparecido, pero la cabeza le estaba generando una ansiedad y unas prisas que lo único que provocaron fue ponérselo en bandeja a su rival. Se hundió el heleno, chocándose una y otra vez contra la pared. Se hizo grande Dominic, demostrando que también sabe ganar en condiciones rápidas, lejos de la tierra batida. Su cuarto título de la temporada (hasta ahora la más exitosa de su carrera) le coloca cerquita del top4 del ranking y le permite celebrar de la mejora manera su clasificación a las ATP FInals. Nicolás Massú puede ir pidiendo un aumento por el trabajo que está llevando a cabo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes