Nadal se venga de Tsitsipas y rompe la barrera de semifinales

El español supera al griego una semana después de perder con él y avanza a su primera final del año sobre tierra batida. Buscará su noveno trofeo en Roma.

La rabia de Nadal celebrando el triunfo. Fuente: Getty
La rabia de Nadal celebrando el triunfo. Fuente: Getty

No pudo en Montecarlo, no pudo en Barcelona y tampoco pudo en Madrid. Pero en Roma sí. En Roma llegó la victoria más deseada por Rafael Nadal, una que le hacía quitarse la espinita de hace una semana ante Stefanos Tsitsipas (6-3, 6-4) y que le dará la oportunidad de pelear mañana por un nuevo título, el que sería el primero de la temporada. El número 2 del mundial mostró una mejoría notable respecto a su último torneo, avanzando a la que será su undécima final en el Foro Itálico, la número 50 en torneos de Masters 1000. En ella, Novak Djokovic o Diego Schwartzman.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Siempre se dijo que el tenis, pese a ser un deporte muy exigente que no te da tiempo a disfrutar de los éxitos, tiene una cosa buena en su ritmo frenético. Cada semana, es una nueva oportunidad. Eso llevaba pensando Nadal desde el inicio de la gira de tierra batida europea, donde no pudo abrochar el título en ninguno de sus tres intentos. En el último, en Madrid, fue apartado a las puertas de la final por Tsitsipas, el mismo hombre que se encontraría este sábado al otro lado de la red. Una nueva oportunidad, ¿lo recuerdan? Si además es frente al último hombre que te derrotó, el camino sienta todavía mejor. Pero por muchas ganas que tuviera el balear de tomarse la venganza sobre la pista, aquello no haría el reto más sencillo. Pero si el lugar.

En todo el primer set vimos cómo la pelota del griego no corría de igual manera en que lo hacía la semana pasada en Madrid. Otras condiciones, otra altura, otra semana de desgaste en las piernas y otra vez Rafa enfrente. Todo sumaba para restarle crédito al de Atenas. En Nadal, sin embargo, todo lo contrario. Con la derecha volvía a hacer daño y la intensidad de piernas volvía a ser indiscutible. Si el heleno empezaba dominando los puntos, la respuesta del manacorense era inmediata y con más fiereza, como si no hubiera doce años de diferencia entre los dos. Con un gran porcentaje de primeros y una estadística abrumadora desde el resto (todo lo que le llegaba lo ponía en juego), Rafa arrancó el duelo con 3-0 arriba en el marcador. De momento, era un aviso importante de que este partido no sería igual que el último.

Intentó Stefanos levantarse, incluso gozó de alguna oportunidad de break, pero no era su set. Cuando restaba para recuperar la desventaja, un 0-30 sobrevoló sobre el Foro Itálico, pero lo hizo a tanta altura que el griego no llegó a atraparlo. Ese minúsculo tren sería lo más cerca que estuvo Tsitsipas de seguir peleando por el parcial. Tocaba irse al banco, reflexionar e intentar recordar qué tan bien hizo las cosas en Madrid para volver a ponerlas a prueba este sábado en Roma.

Pero el inicio de la segunda manga tampoco le trajo buenas noticias. En el tercer juego, uno que parecía tener atado sin problemas, terminó girándose después de una pequeña disputa con el juez de silla por una bola que le cantó fuera y un passing posterior de Rafa que acabó por enfriar cualquier debate. En un abrir y cerrar de ojos, el balear ya dominaba por 6-3 y 3-1, tan cerca del objetivo que ninguno pensó en que la película pudiera guardar un final inesperado en su última secuencia. El cielo se cubrió de nubes, la lluvia amenazaba y ambos tenistas se miraron. El que iba ganando no quería perder más tiempo allí; al que iba perdiendo, se le hizo un nudo en la garganta al pensar en la montaña que le quedaba por escalar. Se dio la lógica y el de Manacor sacó su billete a la final de Roma, la undécima de su carrera, donde buscará coronarse por novena vez. Djokovic o Schwartzman, último escollo para que estrene sus vitrinas en 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter