Fognini culmina la gesta y sale de Montecarlo como campeón

El tenista italiano Fabio Fognini se proclamó campeón del Masters 1000 de Montecarlo 2019, al derrotar al serbio Dusan Lajovic en dos sets.

Fabio Fognini en Montecarlo. Foto: Getty Images
Fabio Fognini en Montecarlo. Foto: Getty Images

Capaz de lo mejor y de lo peor sobre una cancha de tenis. Así es este jugador tan necesario en el circuito, que despierta odios y pasiones a partes iguales, pero sobre el que nadie puede negar que tiene un talento inconmensurable y cuando éste fluye, es preciso rendirle pleitesía y alabarle como el que más. Fabio Fognini ya ha sido el azote de Rafael Nadal en más de una ocasión, y parece haberle cogido el gusto tras lo acontecido en el día de ayer sobre la Court Rainier III. Ya olvidándonos del partido de ayer de semifinales y con la mirada puesta en lo que podría ser su título más prestigioso como profesional, el italiano brilló con luz propia, sometiendo a un Dusan Lajovic lejos de su hábitat y no acostumbrado a jugar partidos de este calibre. Fognini lo aprovechó y consiguió vencer por un contundente 6-3 y 6-4 en una hora y 38 minutos de juego, sumando de esta manera su noveno título como tenista profesional.

A sus 31 años, el de San Remo es 18 del mundo pero es uno de los jugadores a los que aparentemente más sin cuidado le trae la clasificación. Él sabe que todo depende de su actitud; cuando está concentrado puede dar un disgusto a cualquiera, pero si se dispersa resulta un caramelito en dulce, así mismo lo expresó ayer en rueda de prensa.

Partía como favorito para la final de hoy, pero lo fue aún más debido a la falta de ritmo del serbio que a su solidez. Sin embargo, Fabio cuajó un partido realmente bueno, concentrado desde los compases iniciales y sometiendo a Lajovic a un castigo constante con sus golpes angulados desde fondo de pista le provocó un auténtico dolor de cabeza.

[getty:1144150820]

El serbio quizás un poco cansado del esfuerzo realizado a lo largo de toda la semana no tuvo la fortaleza de piernas y mental necesarias para jugar a ese ritmo en una final de estas características, y eso lo acusó en una primera manga en la que careció por completo de opciones. Fognini dominaba también en la segunda manga, pero hubo una reacción inesperada de Lajovic que no quería marcharse de la final con las manos vacías e igualó un poco más el partido, pero Fognini sabía que no podía permitir que su rival se reenganchara al partido y en los momentos cumbre volvió a sacar a relucir su mejor tenis para romper el servicio y llevarse la segunda manga y por tanto el partido.

Victoria de mucho mérito y realmente importante para Fognini, al que este título podría devolverle la motivación necesaria para cerrar el año siendo un quebradero de cabeza para cualquiera. El italiano es un jugador especial y actúa como tal. Habrá que tenerle en cuenta en los próximos torneos y mucho más en Roma, donde con el apoyo del público podría convertirse en uno de los grandes favoritos junto a los Nadal, Djokovic, Thiem y compañía. Italia vuelve a estar feliz al ver como un tenista de su país vuelve a reinar en un torneo de estas características.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter