Marco Cecchinato escribe su propia historia

Marco Cecchinato logró la gran hazaña de poder doblegar a Novak Djokovic entrando por primera vez en semifinales de Grand Slam. 

Marco Cecchinato prosigue a las semifinales en Roland Garros. Foto: Getty
Marco Cecchinato prosigue a las semifinales en Roland Garros. Foto: Getty

El 5 de junio de 2018, quedará marcado en la historia del tenis italiano ya que desde el 1978 ningún jugador de aquella procedencia llegaba a unas semifinales de Grand Slam. Justamente fue en Roland Garros y se trató de Corrado Barazzutti. 40 años después, Marco Cecchinato, escribió su propia historia al poder eliminar a Novak Djokovic por 6-3, 7-6(4), 1-6, 7-6(11) en la pista Suzanne Lenglen en tres horas y 26 minutos de juego.

Fue un día con la meteorología intermitente. Durante la noche pasada había llovido de manera intensa y la superficie se encontraba bastante lenta y con la bola muy pesada. El serbio arrancó bastante pausado de piernas, con poca intensidad y con los golpes quedándose en media pista. El italiano, por su parte, entró muy motivado sin nada que perder ya que todo lo que entraba en sus planes ya lo había superado con nota. Tuvo dos opciones de break que no pudo cosechar aunque cuando tuvo que restar de nuevo, llegó la opción que le valió para abrir diferencias. Siendo intenso desde el fondo y encontrando la valía de las dejadas pudo hacer mucho daño.

Se presenciaba al italiano más dominador en pista mientras que el ex No.1 no veía que sus sensaciones le ayudaran. Apenas acechó el servicio de Marco y el set finalizó con aquella diferencia pese a que el italiano tuviera alguna que otra opción para poder obtener otro quiebre. La reanudación del segundo set tardó más ya que Djokovic tuvo que ser tratado del cuello porque tenía significativas molestias que se veían cuando el masajista le intentaba disminuir el dolor.

Embed from Getty Images

La misma fórmula llegó a tratarse durante el inicio de la manga sucumbiendo su primer turno de servicio con síntomas de bastante dolor. Aun así, continuó luchando y su rendimiento fue mejorando para igualar cosechando un juego en blanco. Su tenis estaba siendo más propio al que suele utilizar avisando de que poco a poco se situaba mejor en pista. Su revés era más profundo y a partir de entonces sus golpes se capacitaron para ofrecer un alto nivel a partir del 4-4 ya que antes tuvo que levantar un 15-40.

El partido comenzó a gozar de una altura que se espera en unos cuartos de final de Grand Slam. Viéndose de tú a tú con Novak durante aquellos instantes, el italiano no decayó y continuó mostrando su calidad. Pasó por momentos de dificultad teniendo que salvar tres opciones de set aunque lo realizó mediante ganadores como si tuviera gran experiencia en partidos de este calibre. Entre aquellos instantes, el juez de silla castigó con 'coaching' a ambos pero no tuvieron demasiada importancia en el rendimiento. Llegaron al Tie-Break combatiendo con uñas y dientes pero nuevamente el italiano volvió a sorprender cosechando puntos de calidad en momentos de importancia. Por lo tanto, con la diferencia recolectada se llevó también el segundo set.

Embed from Getty Images

La tercera manga, no obstante, marchó de manera efímera. Cecchinato bajó bastante su rendimiento dejándose ir después del gran nivel que estaba ofreciendo mientras que Djokovic continuó con la intensidad que había obtenido durante el segundo set. Apenas hubo lucha y nada más finalizar el set, el serbio pidió la presencia del fisio para tratarse de su pierna derecha. El italiano, por su parte, decidió atravesar los vestuarios pero cometiendo una infracción ya que le vieron hablar con su entrenador. Aquello conllevó a que cuando volvió a pista recibió otro 'warning". No pasó su mejor momento ya que muchas alteraciones desestabilizaron su concentración y físicamente no podía estar igual que al inicio. En los puntos largos no se veía combatiente y rápidamente el cabeza de serie No.20 se fue al 1-4.

El sexto juego fue un trance donde le valió para espigar sensaciones. Fue muy competido y volvió a reforzarse al salvar tres opciones de quiebre con Novak mostrando su ansiedad al ver que no conseguía una mayor renta. Aquella circunstancia accedió a la cabeza del serbio cuando llegó la hora de la verdad. Es decir, cuando servía con 5-3 y poder igualar el envite. Allí, los nervios le pasaron una mala pasada e hizo despertar a la bestia de Palermo que regresó por sus propios fueros introduciendo en el electrónico el 5-5. Los golpes del actual No.72 del mundo volvieron a fluir al igual que durante los primeros compases de la cita y Novak erró más de lo debido. Por lo tanto, debió de volver a verse delante de un grave problema. Con 5-5, debió de salvar una bola de break poniéndose el mono de trabajo, afinó sus armas y manteniendo la cabeza fría sacó adelante el juego.

Por otra parte, la Suzzane Lenglen continuó palpitando con el italiano sin acomplejarse ya que no dudó a la hora de servir. Además fue el primero en pisar fuerte durante el Tie-Break marchándose con 0-3. Aun así, Djokovic sin perder impulso realizó cuatro puntos consecutivos. Cecchinato no dejó de luchar y llegaron al momento más caliente con 5-5 y saque de Marco. Tras una disputa de impecable de 23 golpes, el italiano tuvo su primera opción de partido con un ganador. La épica se hurgó mientras que Novak salvó el punto de partido en la red exaltando a los asistentes. Acto seguido, mostrando su impecable calidad, levantó una dejada y después finalizó en la red para disponer el punto de set que se le perdió con un error para que llegara el 7-7 pero con un cambio de velocidad con su revés obtuvo su segundo punto de parcial.

El nivel era bárbaro y Cecchinato llevando la iniciativa finalizó la bola en la red para realizar un vital mini-break. Tuvo la tercera pero está también se esfumó en una clara bola a media pista que se perdió al golpear con la 'caña'. Los corazones marchaban a una extrema velocidad cuando gracias a un contrapié, Cecchinato dispuso su segundo 'match point' que fue salvado por un golpe de derecha por parte de Novak. Sin embargo, un error del serbio dio el tercer punto para poder finalizar a Marco que acto seguido salvó para obtener el 11-11. Mientras el sol yacía de manera tímida cerró a la cuarta opción con un passing shot instalándose en semifinales de Roland Garros donde se enfrentará a Dominic Thiem. La hazaña se llegó a confirmar por parte de un tenista que llegaba sin ninguna victoria en un Grand Slam.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes